fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Muévete

Muévete

“Pero hoy día llegó la necesidad, de seguir un rumbo diferente. En darnos la mano para cambiar la realidad. Depende el futuro de la gente. Allá y aquí, aquí y allá”, tomado del tema Muévete…

Recuerdo hace muchos años cuando Rubén Blades grabó esta versión del tema de Juan Formell y los Van Van en su disco “Escenas”. Era una denuncia en contra del racismo, la injusticia y la impunidad.

Creo que es el momento de revisitar el tema, pero desde una perspectiva un tanto personal, y no sólo global o social. Estamos viviendo tiempos donde cómo decía Aristóteles: “todo lo que no se mueve, se muere”.

Me refiero a movimiento, no mera actividad. Mucha gente cree que “hacer cosas = a moverse. No lo es. Actividad puede ser el resumen de hacer cosas en automático, sin pensar, sin estar conectado, lo que es predecible o no requiere mucho riesgo.

Llamémoslo el “mantenimiento o la mera preservación” de un estado. Hacer el acto mínimo o indispensable para que las cosas se mantengan en un estado. Mejor dicho, que te produzca o te genere, pero no demande o exija mucho de tu parte.

En estos días trabajaba con un par de personas que dirigen grandes equipos. Una de las personas es parte del mundo de las redes de mercadeo, mientras otra es del mundo corporativo. Su gran dilema es cómo hacer consciente de que “hacen mucho, pero en muchas ocasiones el movimiento es poco”.

Esto es algo en lo que he tenido que trabajar mucho. La diferencia entre productivo y eficiente. Escribí sobre esto en este blog hace unas semanas.

El punto es que mucha gente confunde “sentirse bien o reconocerse” con “generar movimiento o crear resultados diferentes o extraordinarios”.

Aquí un ejemplo simple y sencillo. Ir al gym todos los días produce beneficios. Tener el cuerpo que tu deseas no lo vas a lograr con ir al gym. Va a requerir un tipo de acción definida, enfocada y disciplinada.

Lo mismo pasa es casi todos los ámbitos de la vida. Tu puedes decir “que estás haciendo cosas todos los días”, pero ¿cuántas realmente te mueve de lugar o te acercan a los resultados que quieres? Pocas. Mejor dicho, acciones que generan movimiento.

Volvamos a las dos personas que lideran equipos. El dilema no es no “moverlos de lugar”, sino realmente conectarlos con lo que quieren y darle valor a las acciones diarias que en realidad los acerque a ello.

Lo cierto es que no nos gusta exponernos. Tampoco sentirnos rechazados. La incomodidad es algo que tendemos más a quejarnos de lo que “no tenemos y la manera en que no afecta”.

Porque hemos perdido de vista lo que queremos y la persona que podemos ser. El regalo del proceso de crecimiento y donde vive la verdadera transformación.

¿Porqué la gente deja de crear movimiento y se enfoca en la actividad?

Prefiere sobrevivir.

Poco esfuerzo.

No pensar.

Su creatividad es reactiva y desesperada.

Deja de soñar.

Se apaga y pierde su pasión.

¿Qué conlleva para realmente vivir en un espacio de movimiento?

Definir tu visión de vida.

Declarar lo que quieres.

Ser quién realmente quieres ser.

Reta tu comodidad todos los días.

Haz que lo incomodidad se vuelva tu nueva comodidad.

Define una acción diaria que va a acercarte a lo que quieres lograr para vivir y no sobrevivir.

Crea hábitos que definan tu mente y reten tu estado anímico, no al revés.

Tú no eres la misma persona cuando operas desde tu visión. Si, muchos te van a tildar de loco, diferente o hasta raro. Sin lugar a dudas, tal vez te toque hacer las cosas o caminar solo durante algún tiempo.

No esperes que tu familia, pareja o hasta alguno de tus amigos te respalde o este de acuerdo contigo. Tal vez sea algo que te corresponda hacerlo solo y sea tu misión hacerlo así.

Moverte cuesta. Pero es mejor moverte hacia tu destino y la muerte, que caminar muerto en vida. Si, y cómo dice la canción, “hoy llegó el día de seguir un rumbo diferente”. ¿Qué vas a hacer al respecto?

Moverte y estar en actividad no es lo mismo.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: