fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Baile De Las Mariposas

El baile de las mariposas

Me siento como cuando vas a invitar a una chica a bailar que te gusta por primera vez. Entre el miedo a ser rechazado, de no tener la coordinación necesaria, el no saber seguir el ritmo o simplemente hacer el ridículo, el baile de las mariposas que tienes en el estómago casi levanta tus pies del suelo. Tu mente dice que quieres bailar con la chica, pero tu cara parece decir: «si me dices que no me muero, pero si me dices que si me infarto». Pues así.

Hoy, que comparto mi nuevo portal, me siento como cuando escribí mi primera entrada de blog hace poco más de dos años: con miedo, pero esta vez con un grado de anticipación y de alegría. El que diga que no siente miedo cuando da otro paso en su carrera es un mentiroso sicópata enajenado de la realidad. Hay un miedo ante lo incierto, pero un grado de alegría ya que es un paso en la dirección que quieres moverte.

Yo siempre me había considerado precoz en muchas cosas, menos en esta. Hice muchas cosas antes de tiempo en mi vida, pero esta, la de definir y saber qué quiero escribir el resto de mi vida llegó tarde. Y bien tarde si me dejo llevar por mi edad: 56 años, y vine a reconocerlo a los 52.

¡Que bueno que nadie lleva registros en este campo de la creatividad (o el emprendimiento), fechas de caducidad, ni edad de entrada o salida! Se puede empezar en cualquier momento y se puede extender hasta el día que te mueras. Nadie te contrata y nadie te despide. A menos que nunca levantes tu mano, alces la voz o grites a los cuatro vientos, ¡yo me elijo! Yo elegí de manera consciente dedicarme a hacerme de esto: escribir.

Si lees bien no dije «vivir» de esto. Dije «hacerme» de esto. El otro día me preguntaron que ha sido algo que agradezco de estos tiempos y mi respuesta fue: que estoy aprendiendo a pensar. No miento, aprender a pensar es un ejercicio que requiere una gran cantidad de práctica, disciplina y consciencia. La lectura, la escritura, el tener guías cercanas que me dicen lo que no me gusta escuchar y tomar riesgos han sido claves para hoy volver a sentir el baile de las mariposas. Cuando el baile de las mariposas está presente, quiere decir que la vida anda cerca.

Estoy claro que es un proceso y que me caeré mucho más de lo que voy a elevarme. Es mucho más lo que voy a temer que lo que voy a dominar. No tengo problema con las caídas, ni con el miedo. Por ellos estoy aquí. No espero ni busco el final feliz, sino el camino a descubrir. Escribo porque dentro de mi vive algo que necesita expresarse por este medio que me hace sentir vivo, expectante, no saber qué, experimentar cosas indescriptibles, pero no querer desistir ni un momento.

Ser un escritor es como cuando quise ser un entrenador de talleres hace casi veintiséis años, o como cuando quise escribir por primer vez en un diario sin tener ni puta idea de qué hacer o cómo hacerlo, pero hacerlo. Como entrenador un día te paras frente a un salón de gente dispuesto a hacer lo que sea por demostrar que puedes. La primera vez que escribí fue como hacer algo con tantas ganas y no saber cómo disfrutarme el proceso. Entre la adrenalina, el miedo y la excitación, lo terminas y lo ves publicado, pero como te enseñan en ese mundo: «eres tan bueno como tu último artículo». Próximo.

Lo haces, lo haces, lo haces y lo haces muchas veces, pero en realidad los primeros diez años son una inversión para ver si realmente lo quieres o si lo deseas. En esos primeros diez años comienzas a descubrir que más allá de un estilo, sale de ti algo que comienza a dirigirte, a definirte, a distinguirte y a diferenciarte. Nace tu voz, lo que marca tu camino y tu estilo de hacer las cosas. Como leí el otro día: tu no posees nada de lo que haces, el Universo te lo presta porque entiende que puede ser tu manera de servir al mundo y expresar una parte extraordinaria de ti. Tu requerimiento es poner de tu parte al dedicarte devocionadamente a lo que amas. Sin garantías. Por amor al arte.

Comprendes que lo que haces lo haces por algo que es más grande que tú, que por lo que puedas recibir por lo que haces. Ahí comprendes que querer algo es estar dispuesto a dar algo de ti que no conocías, que no puedes describir, pero algo que trasciende resultados, opiniones, quejas, triunfos o fracasos. Ahí sale el tatuaje del alma que dice que es parte de tu viaje, de tu estadía en este lugar llamado tierra y es una estación en el camino hacia donde va tu tren.

Yo le dediqué más de veinte años a dos cosas que amo: ser periodista y ser entrenador. Pero esas dos me eligieron a mi más que yo elegirlas a ellas. Hoy yo elijo ser un escritor más de lo que la escritura tal vez me elige a mi para manifestarse. No me mal interpreten. Amé cada paso y cada momento del camino dentro del periodismo y del coaching (lo que sigo practicando y creciendo). Hoy entiendo que fueron como las primeras dos paradas del viaje que me llevaron hasta el portón de entrada a Jurassic Park.

Es un lugar donde estoy claro y consciente que deseo entrar. Sé que voy a encontrarme con cosas que me van a asustar, que voy a conocer una historia que tal vez no deseo recordar, que me voy a perder en el camino, que me van a rebasar situaciones en muchos momentos, que voy a querer desistir en seguir caminando, que voy a preguntarme ¿porqué lo hiciste?, pero es el paso a dar si realmente quiero conocer ese lado que desconozco que puede revelarme más de mi de lo que me imagino.

Ya estuve dispuesto en mis primeras dos paradas a enfrentarme a lo que fuera. A pagar los precios. A sacrificar cosas que marcaron mi vida y definieron el camino. No hay vuelta a atrás. Esta vez no vengo a demostrarle nada a nadie, sino a hacerme a mi mismo. El otro día, en una de esas reflexiones silenciosas matutinas, cuando de la nada sale una de esas verdades ocultas que no conocías, me suspiró al oído: «no se esperaba mucho de ti como quiera». Eso es parte de lo que me espera en este campo. La que estoy dispuesto a enfrentar para revelar lo que vengo a descubrir.

No tuve tiempo de protegerme de la flecha. Llegó de manera inesperada, pero certera. Atinó en el corazón. El dolor fue tan viejo como tan vigente. La sentí como me atravesó la mente y se expandió en todo mi ser. Pude verme en un momento de mi temprana adultez, cuando me daba por vencido de mi sueño de ser médico y en ese momento de colgar los guantes, esa misma voz me suspiró esa misma frase.

Hoy tengo claro que nadie espera nada de mi, sino lo que yo espero de mi mismo. Tal vez nunca esperaron nada de mi. Tal vez fue algo que me inventé para huir de mi mismo para validar mi fallido intento de ser médico. Hoy mi camino no lo camino por lo que espero, sino por lo que voy a recobrar, a integrar, a descubrir, a sanar, a hacerme. De la misma forma en que elijo hacerme escritor, no pienso despedirme de este oficio hasta que me despida de este plano. Es un pacto.

Hacerme. Completarme. Hacerme porque nunca aprendí como hacerlo. Hacerme porque nunca supe que había que hacerse. Hacerme porque nunca supe que el camino de conocerse no era haciendo, sino hacerse. Hacerse con todo y el miedo. Hacerse con todo y lo que puede estar entre la realidad y hacerlo. Hacerlo con todo y el baile de las mariposas que siento en este momento. Pero hacerlo. La vida anda cerca.

Gracias por leer este blog y acompañarme en esta nueva etapa de mi vida y de mi vocación por hacerme en la escritura. Si entiendes que alguien puede obtener valor leyendo este blog, te invito a que lo compartas. Hoy también estreno nuevo portal, te invito a que lo recorras, que conozcas algunas de las cosas que en mi viaje por la vida hoy pongo a la consideración del público.

woman biting pencil while sitting on chair in front of computer during daytime
El baile de las mariposas dice que la vida anda cerca.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 10 comentarios
  1. Wow ya tiene nombre oficial «ANQUIRO», ¡¡¡Muchas felicidades, porque todos los días me enseñas: que sí puedo lograr lo que yo quiera, que me voy a tropezar, que me tengo que esforzar, que lo tengo que hacer muchas veces hasta que suceda, gracias por iniciar mis mañanas con reflexiones verdaderas, por sembrar una gran semilla de que es lo que quiero y puedo hacer con mi vida, por los rocazos que muchas veces me descalabran, pero que me ayudan a tomar fuerzas y salir del fondo de mis miedos, indecisiones, de mis errores, gracias por ser tan auténtico en tu sinceridad y transparencia al escribir, gracias por compartirnos a tus autores de los libros que te han ayudado a crecer y de cada de una de las vivencias de tú vida, que a veces son similares a lo que estamos pasando, gracias por tú pasión de escribir y porque no has cesado a pesar de esta pandemia, gracias porque hoy es más fácil, para mi expresarme y quitarme esos obstáculos llamados miedos!!! Mi agradecimiento infinito, si mi papá viviera, sería otro fan tuyo, gracias por ayudarnos a caminar siempre hacia adelante y despertarnos de nuestros letargos, para lograr nuestros objetivos, con toda mi admiración y mi cariño, por que se que vendrán muchos éxitos más!!! FELICIDADES GEORGE

  2. Excelente Jorge! Te felicito por este gran paso que das con este blog, me identifique contigo en muchos puntos de esta entrada, tu me enseñaste a dar el paso a pesar del miedo y hoy estoy enteramente agradecida porque sigo aprendiendo gracias a esa gran leccion que me diste.

    Felicidades!

  3. Excelente, todas las cosas que nos hacen sentir emociones agradables y de crecimiento nos alimentan el alma y las alegrías, que son tan necesarias para sentirnos Vivos y También Bendecidos por Dios.

    Adelante, esta espectacular y yo como lector me siento Bendecido de que puedas compartir conmigo tanta sabiduría ……

    Saludos Waltter D.

  4. Teacher:
    Gracias por la oportunidad de aprendizaje y elección en este mundo del coaching. Gracias por mostrarme a generar «mariposa en el estomago «. Te sigo en tu página y tus vídeos «Anquiro». Felicidades!!!

  5. Mi estimado Jorge, todo el éxito para Anquiro y reiterarte mi agradecimiento porque gracias a tí en esos talleres que mencionas fue donde hice ese click que requería en mi vida , nada es fácil y así nos tendrían que educar , que si quieres ser alguien vallas por tus sueños sin distraerte en el camino y si lo haces retomalooooo y vive tu vida, te reconozco como un ser grande y se que si te lo propones lo logras, fuerte abrazo …!!!!
    Con amor siempre.
    Margarita Onofre

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.