fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
No Hables Chino, Habla Español

No hables chino, habla español

¿Hablas en dialecto o estás sosteniendo un diálogo? Parece una pregunta tonta, pero si observas, especialmente si escuchas atentamente, te darás cuenta de la tendencia que tenemos los seres humanos de caer más en la primera que en la segunda. Muchos van a defender que hablan inglés, español, francés, portugués o cualquiera de los idiomas más conocidos a nivel mundial. Una cosa es lo que hablas y otra cosa es cómo conectas.

Si sacas un momento, observas, escuchas o lo que lees en los medios de comunicación, las redes sociales y hasta de gente cerca de ti, ¿cuántas cosas son expresadas en tu idioma (inglés, español o el que sea), pero parece como si estuviesen hablando en un dialecto, ya que no conecta contigo o parece estar hablando de otra realidad? Es como si pudieras oírlos, pero no escucharlos; sabes lo que dicen, pero no te hablan a ti, sino algo que no conecta contigo.

Es como cuando tu pareja te dice: «no me escuchas o no conectas conmigo». Puede ocurrir en el trabajo cuando te enfocas en ver las cosas de una manera, mientras el mundo entero esta en otra sintonía y tus compañeros te dicen de la manera más sutil posible «es que aveces eres difícil o quieres ver las cosas a tu manera». Cuando tus padres o familia no quieren hablar de un tema ya que toca cosas que no entienden o no quieren entender. Son ejemplos de estar en tu dialecto (un lenguaje que hablan pocos y pocos entienden) y no dialogando.

Ayer hablaba con un gran amigo sobre la manera en que eso hoy día permea en muchos aspectos. Por un lado estábamos elogiando la manera en que mucha gente se ha lanzado a usar la tecnología para lanzar sus marcas o su presencia. Por el otro, miramos la forma en que muchos mensajes caen en la categoría de «no diferenciarse». ¿Cuántas veces has hablado con una persona que sólo escucha, entiende o comprende personas que hablan de Dios o de una religión de la misma manera? Si te sales de algún tipo de margen, se acaba el diálogo y comienza el conflicto.

¿Cuántas veces has hablado con alguien sobre política o cualquier tema que puede ser subjetivo y es como si lo que el mundo piensa no importa, sino sólo lo que ellos piensan? ¿Cuántas veces has hablado con un facilitador de talleres de transformación y parece que hablan a otra audiencia? ¿Personas de redes de mercadeo, personas de cierto tipo de preparación o de cierto estrato? En inglés le dicen «tone deaf» («tono sordo» es la traducción literal en español), pero en realidad significa, «desconexión del que habla con la realidad o del que lo escucha».

Hace poco más de veinte años, tuve la oportunidad de viajar a Hong Kong y Taiwan para facilitar dos talleres para jóvenes. El placer de viajar a estos dos lugares, decir que pisé en algún momento parte de la China y poder servir a jóvenes (gracias a contar con un intérprete mandarín y otro cantonés) era una oportunidad que no podía dejar pasar.

Una de las cosas que más me fascinó de estar en Taiwan, fue descubrir que en la China existen más de 250 dialectos que se hablan en ciertas regiones del país y que nadie conoce, sólo los que lo hablan. Yo tenía esta ingenua impresión de que todo el mundo en China, hablaba chino (entiéndase un idioma común). Gran parte de la población habla uno de dos idiomas (cantonés o mandarín), pero existe mucha gente que no habla ninguno de los dos, sino alguno de los muchos dialectos que existen en el país.

No vengo a hablar de la China, sino mostrar un ejemplo del problema de la comunicación. Una de las cosas que he tenido que trabajar consciente y consistentemente, es aprender a conectar con la gente y no hablar en lenguas o dialectos que sólo entienden las personas que son parte de dicho grupo o nicho. En mis tiempos de crítico de música, o como facilitador de talleres de transformación, una de mis luchas era poder conectar con la gente que no fuera parte de esos grupos cuando comunicaba. En muchas ocasiones no lo logré por estar enfrascado en mis formas de hacerlo. Estoy mejorando, aunque tengo camino por recorrer.

Vivimos tiempos donde mucha gente esta tomando la determinación de emprender, de vender o de prestar servicios a la gente de manera virtual o por e-commerce. Todo está perfecto, más poder para el que desea buscar la manera de crear ingresos para si mismo y no depender de un tercero. El problema es que muchos pueden caer en hablar en dialecto y no conectar con un diálogo que realmente lo escuche la mayoría, aunque no elija comprarlo.

No todo el mundo va a querer lo que ofreces, pero el que todo el mundo conecte con lo que ofreces por lo menos te brinda una oportunidad genuina de ser evaluado y no descartado por ser clasificado como mensaje que parece dialecto. ¿Cómo vas a comenzar a dialogar y conectar más y hablar menos en dialecto?

Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! Si entiendes que alguien puede sacar valor de lo que acabas de leer, compártelo. Es una manera de practicar la Ley de la Circulación de la Prosperidad.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.