fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Momento De Mostrar Tus Cartas

Momento de mostrar tus cartas

Todo el mundo está esperando por ti. Es tu turno. Como diría Seth Godin: siempre es tu turno. En la vida. Tienes las cartas en la mano. Es el momento que sabes que siempre has esperado, anhelado, soñado y, en ocasiones, temido.

¿Qué vas a apostar? Momento de empujar hacia el centro de la mesa las fichas con las que vas a dar el todo por el todo. Apostar por tu talento, por tus habilidades, por tu visión, por lo que sabes que puede hacer la diferencia. Hacer lo que realmente te hace sentirte pleno, completo y lo que en el fondo realmente viniste a hacer a este mundo.

Jamás olvido cuando me bajaba de un avión un jueves. En un país desconocido, del que había escuchado tantas cosas en las noticias, que me había inventado un cuento en mi cabeza en el que pensaba que podría pasarme lo peor. Iba hacer algo que había declarado tres años antes que deseaba hacer. Ahora llegaba el momento DE HACERLO por primera vez. Me cagaba del miedo.

¿Cuánto tiempo llevas en la mesa? Viendo cómo otros juegan, apuestan, se arriesgan, ganan o pierden. Por algo es tu turno. Ahora, ¿vas a hacer lo mismo de siempre o algo diferente?

Estaba por hacer algo totalmente diferente a lo que por más de quince años venía haciendo. Estaba totalmente fuera de mi estanque, de lo conocido. Era algo totalmente nuevo, que retaba todo lo que yo pensaba que era. De cierta forma era volver a sentir el miedo que sentí doce años antes cuando iba camino a Nueva York a cubrir un concierto de Michael Jackson a los ocho meses de haber iniciado una carrera en el periodismo sin haber cursado estudios formales.

¿Porqué no muestras tus cartas? ¿Miedo a perder lo que tienes? Tal vez por que crees que no son lo suficientemente buenas, valiosas, capaces o poderosas para ganar con ellas. Mucha gente vive toda la vida pensando «todavía no estoy preparado o lo suficientemente preparado» para asumir el reto. ¿Cómo vas a saberlo? Nunca lo sabrás hasta que no das el primer paso.

Llevaba tres años preparándome para este momento. Había sacrificado mucho, tanto en tiempo, energía, emocionalmente, dinero y las numerables veces que tuve que atravesar mis miedos. Si no era ahora, ¿cuándo? Dicen que el momento llega por una razón. Y algo puedes aprender si lo aprovechas. Lo preparado que estabas o lo que requieres aprender, por haber vivido el momento, que seguir imaginando en tu mente «que no lo estabas».

No es lo mismo el concepto o la escena imaginaria que te inventas en la cabeza, que vivir en carne propia el exponerte, hacerlo y estar dispuesto a recibir lo que venga por el acto de haberte atrevido. Se llama tomar responsabilidad. Sea bueno o malo. Les guste o no les guste. Al final del día, la oportunidad es para ti, no de ellos. La gente siempre se beneficia el crecimiento del otro. No al revés.

Mucha gente espera crecer lo suficiente, para luego dar el paso. Tal vez la idea debe ser desarrollar las habilidades lo suficiente como para poder dar ese «primer paso» y luego seguir aprendiendo y creciendo en el camino. Eso fue lo que pasó hace 26 años para mí en Bogotá, Colombia, cuando me paré antes un grupo de 60 personas a facilitar un entrenamiento por primera vez.

Era el momento de jugar mis cartas. Gane o pierda. No sabía lo que iba a pasar. Lo desconocido, lo incierto era un mar tan profundo que me intimidaba hasta mirarlo. Pero el que no arriesga no gana. Por lo menos supe lo que fue el que me arropara una ola, me diera varias vueltas y me soltara en la orilla. No morí.

Pude levantarme y seguir aprendiendo. Y sigo caminando. Con miedo. Mañana lo volveré a hacer al estar frente a un grupo de personas. Sin saber a dónde me llevará, pero claro de una cosa: si no juego mis cartas, seguiré siendo la carta con la que otros juegan. Prefiero morir jugando mis cartas, que seguir sentado en la mesa y ver cómo otros juegan las suyas. Al final del día, viniste a jugarlas y no preservarlas. Hora de tirar al medio las tuyas.

¿Qué vas a hacer al respecto?

Es tu turno, siempre lo es. Momento de mostrar tus cartas y tomar el riesgo de vivir tu propósito.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba