fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Lo Que Quieres Y Cómo Te Comportas

Lo que quieres y cómo te comportas

¿Los helechos crecen en el desierto? Bajo circunstancias normales, no. De no ser por un invernadero o un ambiente creado por el hombre, las condiciones normales que se presenta un desierto no permite que un helecho crezca y se reproduzca.

Los helechos requieren agua, sombra, cuidado, tierra fértil, abono y condiciones templadas para que puedan crecer, florecer y reproducirse. Son plantas que requieren un entorno con condiciones climáticas estables y con un nivel de precipitación o de agua para sobrevivir.

El desierto es el polo opuesto o extremo. Sol despiadado, fuerte y de altas temperaturas. Muy seco. Poca precipitación. No hay tierra fértil, sino en las profundidades de la arena. Árido y condiciones donde lo poco que vive le ha tomado siglos acostumbrarse para hacerlo.

Los helechos no crecen en el desierto.

Imagínate por un momento que esta metáfora es una analogía para la vida. Especialmente, para los aspectos de tu vida donde tus expectativas no van a la par con las creencias que viven en tu mente consciente y subconsciente.

¿Cuántas veces has querido cierto tipo de pareja en tu vida pero en tu mente sigues guardando resentimiento, desconfianza, miedo, apatía o hasta Resistencia hacia el sexo opuesto?

¿Qué relación tienes hoy con el dinero, sin embargo dices que quieres abundancia y prosperidad, pero sigues operando desde la carencia o la escasez?

¿Cuáles son los sueños que dices que quieres manifestar pero no crees en ti o te cuesta tomar riesgos por temor a fracasar, o mejor dicho, a triunfar?

¿En qué aspectos de tu vida sabes lo que quieres, pero sigues operando bajo la premisa de que “no lo mereces”, “no te la crees”, “no eres capaz” o “no eres suficiente”?

Es cierto, los helechos no crecen en el desierto.

Tampoco van a florecer en una mente que sigue en sequía. Un espacio donde las creencias limitantes secan el agua, neutralizan el abono, aniquilan el amor o el cuidado y, peor aún, matan tus sueños.

Hasta que no decidas alterar la condición de tu mente, vas a seguir pensando que jamás va a florecer lo que quieres. Es obvio que no. Todo espera por ti.

Cuando tú decidas alterar el hábitat que vive en tu mente, todo comenzará a cambiar. Solo faltas tú, como dice la canción. Y la decisión de empezar. ¿Qué vas a hacer al respecto? No sigas esperando que los helechos crezcan en tus desiertos, cuando sabes que no ocurrirá.

¿De qué manera tus expectativas no son congruentes con tus actos?

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: