En cada uno de nosotros vive un surfista y un golfista. La vida es una serie de retos y oportunidades. Como usas tu tabla y tus palos define tus resultados.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Surf, El Golf Y La Vida

El surf, el golf y la vida

Hay un deporte, y/o habilidad, que admiro mucho. El de subirse a una tabla de surf y ver a alguien dominar las gigantescas olas del mar. No sé cuántas veces he visto los videos en YouTube de los atrevidos que se lanzan a enfrentar las olas de un lugar llamado Nazare, en Portugal, donde sobrepasan los 25 metros (82 pies). El hecho nada más de entrar al mar en esas condiciones es un acto de valentía. El querer subirse a una tabla y domar la ola rebasa mi mente racional y mi capacidad de creerlo. Pero lo hacen.

Es un deporte, ya que lo practican muchas personas en diferentes partes del mundo, aunque en realidad no todo el mundo elige practicarlo. Para empezar, requiere dominar una serie de habilidades. La primera y más arriesgada: soltar el control. Podría compararse con el golf en cierto sentido. Hay un lugar donde practicar este deporte: en el mar para los surfistas y el campo de golf. Hay maneras y niveles de hacerlo. Y se han definido maneras de evaluarlo y alcanzar un grado de pericia o maestría en ello. En cada uno de nosotros vive en un poco de ambos.

La verdadera competencia

Ahora, los dos son deportes donde en realidad compites contra ti mismo. Pueden haber muchas personas en el agua o en el campo a la vez, pero solo uno sube a la ola o da un golpe en el campo y muestra sus habilidades en ese momento. Es más un proceso de desarrollo y evaluación de destrezas y habilidades, más una que competencia. En el golf todo el mundo enfrenta la misma distancia, las mismas condiciones y los mismos elementos, pero la manera en que lo hace cada uno es lo que eventualmente define a un ganador. Lo mismo en el mar para los surfistas.

De cierta manera, la vida es como el mar y el campo de golf. Todo el tiempo estamos jugando golf y siendo surfistas. Estamos viendo las olas que vienen, cómo vamos a enfrentarlas y hacer una de dos cosas: subirnos a ellas o dejar que nos arrastren en el mar y no tener ninguna inherencia sobre lo que pasa. Estar a la deriva de las olas.

También somos golfistas. Tenemos un palo de golf en las manos y podemos definir cómo queremos dar un golpe para acercarnos al hoyo de lo que queremos. Todos los días tenemos la oportunidad de desarrollar nuestras habilidades y aprender a usar los palos de golf (las oportunidades) de manera diferente. Si lo hacemos podemos acercarnos al hoyo (la meta) en menos tiempos y con menos golpes. Ser eficientes.

Dos obstáculos

Hay dos obstáculos. Primero, temerle a los desconocido (soltar el control). Por ese temor, muchas veces nos dejamos arrastrar por el mar (la vida) y queremos seguir dando el mismo golpe (los hábitos). En vez de aprender a usar los palos (desarrollo de habilidades) de manera diferente y/o creativa. Tal vez por eso mucha gente prefiere no practicar el surf, ya que es arriesgado, no tienes el control de nada y sólo puedes llegar hasta donde estés dispuesto a enfrentar tus miedos. Y mucha gente no se hace consciente de los hábitos diarios que practica y por eso desperdicia tanto tiempo, energía, dinero y esfuerzo.

Tuve un fracaso muy reciente. Hace algún tiempo que vengo diciendo que no quiero hacer cierto tipo de actividades dentro de mi profesión de facilitador de talleres, ya que quiero moverme en otra dirección. Lo declaré tanto privada como públicamente. Lo que sucede es que la vida me presentó una serie de olas fuertes a nivel profesional, falta de oportunidades que se reflejó en mis ingresos, y no fui fiel a mi declaración. En ese momento, como acto de desesperación, opté por querer volver a meterme en una serie de actividades como facilitador que había dicho que ya deseaba moverme en otra dirección.

Cuando no eres fiel a ti mismo

Me dejé llevar por la ola (la falta de aparentes oportunidades) y quise insistir en dar el mismo golpe (hacer lo que sé hacer) por temor. Por no observar la ola y dejarme llevar por el miedo, terminé siendo arrastrado hasta la orilla. Nunca pude subirme a la ola y realmente ver lo que podía hacer si la dejaba pasar. Los mejores surfistas no se suben a todas las olas. Los mejores dejan pasar algunas y confían de que vendrá la que realmente quieren para subirse a ella y mostrar sus habilidades.

Mi falta de paciencia y mis apegos me llevaron a querer seguir usando el mismo palo de golf en una situación donde se requería observar la distancia y confiar en las habilidades que estoy desarrollando. Por no confiar, mi impaciencia y mi temor a lo incierto, terminé golpeando la pelota de manera errática. En vez de acercarme al hoyo en 2 o 3 golpes, terminé dando 10 a 15. Uso lo único que hace es agotarme, frustrarme, desesperarme o terminar enojado y criticándome por no colgar lo que deseaba.

Retos y oportunidades

Todos los meses la vida nos presenta una serie de olas: retos y oportunidades. Si no eres paciente, vas a terminar subiendo a las olas de los mismos retos que tienes todos los meses (dinero, tiempo, familia, trabajo o cualquier otro drama) y vas a querer dominar esas olas con los mismos hábitos. Ahora, si comienzas a desarrollar nuevas habilidades (llámese aprender nuevas cosas, confiar en tus habilidades, ser paciente y creer en tu abundancia), vas a ver que puedes dar golpes en el campo de golf (la vida) y acercarte al hoyo de lo que deseas en menos tiempo.

Tú puedes hacer esto sólo. Hacer lo mismo y seguir enfrascado en tus creencias y hábitos. puedes decir a fin de mes: sobreviví las olas. Eso no es crecimiento. Eso es sobrevivir. ¿Cómo sería decir a fin de mes que enfrentaste olas más grandes y aceptar nuevas oportunidades porque el desarrollo de tus habilidades te lo exige? Ya no vas a seguir jugando el juego pequeño y vas por el juego grande. Es hora de reconocer el surfista y el golfista que vive en ti y comiences a ver las olas y el campo con nuevos ojos. Es tu vida. Tú eliges. ¿Qué vas a hacer al respecto?

Todos los meses la vida trae olas, tu decides como las enfrentas.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: