Todos queremos prosperidad en nuestras vidas. El problema es que somos defensores la escasez. Aquí 21 comportamientos que lo confirman.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
21 Maneras En Que Defiendes La Escasez

21 maneras en que defiendes la escasez

¿Alguna vez has hecho algo por la simple razón de «siempre lo he hecho de esa manera»? Otro ejemplo, sencillamente lo haces, no lo cuestionas y después te dices: «¿porqué hice eso o porqué lo sigo haciendo? Si te preguntaras honestamente, ¿me sirve seguir haciendo eso? ¿Cuál sería la respuesta?

Ayer escribí acerca de romper con el patrón automático de las relaciones en el que podemos vivir por mucho tiempo. Con una pregunta dirigida al actor principal de todas nuestras relaciones, tú, se puede revelar mucho. Puedes leerlo aquí https://jorgemelendez.com.mx/hora-de-mirar-al-actor-principal/. Hoy te comparto otro aspecto que me di el tiempo de mirar este fin de semana para romper con esos comportamientos automáticos. Eso son los comportamientos de carencia o escasez que seguimos duplicando inconscientemente en nuestra vida.

Todos los sábados, junto a mi gran hermano, amigo, líder y coach José López y mi querida amiga y experta en inteligencia de la comunicación, Paula Morelos, llevamos a cabo un espacio llamado «Reflexiones de Prosperidad: Cómo Matar al Viejo Yo». El tema de esta semana fue «21 Comportamientos de Escasez». El programa lo hacemos con un simple propósito: mirar cómo la prosperidad no es meramente dinero y/o cosas materiales, sino una consciencia y se refleja en todos los aspectos de nuestra vida.

Esta semana el tema giró en torno a 21 comportamientos que muchas veces seguimos haciendo, tengas o no tengas dinero, pareja, trabajo, felicidad, salud, propósito de vida y/o muchas cosas más. Luego de terminar el programa, me di a la tarea de examinar cada uno de los comportamientos y mirar cuáles sigo practicando en mi vida. Fue revelador. Aquí te dejo los comportamientos para que puedas examinarlos y mirar honestamente qué aplica a ti.

  1. Cuando cambias tiempo por dinero. (Pon el dinero a trabajar para ti).
  2. Cuando estás buscando el queso de gratis. La mentalidad del descuento o lo más barato siempre. (El éxito no vienen con descuentos o cupones y nunca está a la venta. Tienes que estar dispuesto a pagar el precio).
  3. Sobre exposición a los medios noticiosos, redes sociales. (Aunque sea indirectamente).
  4. Querer estafarle a tus horas de sueño y/o descanso. (Es como querer correr un coche con el freno puesto).
  5. Las adicciones. (Sexo, juego, comida, drogas, alcohol).
  6. Jugar el juego por las reglas. (La liga está corrupta y diseñada para mantenerte en el mismo lugar).
  7. Vivir adorado los dogmas de la autodestrucción o el boicotearte constantemente.
  8. Comenzar tu día leyendo tus correos electrónicos, mensajes de texto o el de las aplicaciones.
  9. Comer o tomar alimentos más por el sabor que por el valor nutritivo.
  10. Dar por sentado o no darle seriedad a tus relaciones. (El no hacerlo es perder una de las fuerzas más poderosas de la prosperidad).
  11. No saber cuando decir que no. (Nadie nunca se ha quebrado por no haber hecho un negocio).
  12. Esperar a ser elegido. (El éxito no es una medalla que se otorga o se designa).
  13. Buscar consejos poco calificados. (Querer que una persona quebrada te hable de finanzas).
  14. Usar las deudas como una manera de meterte en una prisión en vez de liberarte.
  15. Ver todo en el macro y no suficiente en el micro. Tu no creas tu futuro. Tu creas los hábitos diarios y estos crean tu futuro.
  16. Tomar las elecciones fáciles. Las elecciones difíciles pueden producir una vida fácil, si le unes a estas el dolor de la disciplina y le restas el arrepentimiento de no haber dejado las cosas sin hacer. Priorizar el aprender sobre el entretenimiento.
  17. Querer seguir viviendo la vida como una víctima. Siempre tener una excusa, una razón, un cuento, un pretexto o una justificación para no hacer o no seguir haciendo lo que realmente quieres. Esto ocurre cuando te sigues rodeando de personas que te permiten quedarte en el mismo lugar y seguir obteniendo las mismas recompensas emocionales.
  18. Cuando dedicas tu vida a querer hacer feliz o complacer a otros.
  19. Tu negación a querer desarrollar una consciencia abundante y de crecimiento. (Cuando no cuestionas las premisas, tus creencias, te rodeas de la misma gente, etc.).
  20. La intermitencia y la falta de seriedad hacia tu crecimiento personal y trabajar tu mente.
  21. Ver el desarrollo de tu consciencia como un acto ocasional, basado en una necesidad, y no como una actitud permanente.

Si deseas ver el episodio puedes hacerlo aquí: https://youtu.be/u5DAH5tKRV4. Si quieres escucharlo como un podcast puedes hacerlo aquí: https://open.spotify.com/episode/56XTxlOMk9VL2erO8faXM0?si=7f85a767a20944d9. Si te das la oportunidad, podrás ver que muchos de estos comportamientos están bien engranamos a nuestro sistema de comportamientos como cuando te preguntan, ¿cómo estás? y sin pensarlo dos veces dices «bien», cuando la respuesta podría ser mucho más amplia, honesta y profunda. ¿Qué vas a hacer al respecto?

Una cosa es lo que queremos y otra lo que seguimos haciendo y practicando en nuestras acciones.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene un comentario
  1. Hola Jorge, excelente lista, me gustaría agregar dos conceptos que los aplico en mi vida y que justo van a favor de la prosperidad y en contra de la escasez:

    1. La prosperidad financiera viene de Dios: Poner a Dios en primer lugar cada día, de hecho te llevará a obtener la prosperidad que no solo es financiera sino te dará la sabiduría, inteligencia y conocimiento que te llevarán a tomar las mejores decisiones en tu vida.
    2. Cada acto de tu vida debe generar valor: Este valor puede ser para tí, para tu familia, para tu trabajo o para la sociedad. Imaginate producir valor en escala, en cada acción que hagas.

    Gracias por compartir, un abrazo.

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: