fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Las Razones Que Te Quitan Lo Que Más Quieres

Las razones que te quitan lo que más quieres

Tenemos razones para todo. Para hacer las cosas y para no hacerlas. Que te motivan y te desmotivan. Que te inspiran o desalientan. En fin, razones para todo. ¿Qué tal si el problema no son tus razones, sino la persona que las evalúa, las mide, las justifica y las coloca en su lugar de importancia, menos importancia, urgencia o las pospone? Sí, tú.

Si fueras a identificar las tres cosas que más quisieras lograr en este momento de tu vida que NO has logrado, ¿cuáles serían? Date el permiso de elegir libremente y que realmente sean importantes. Pueden ser materiales, espirituales, emocionales, físicas, económicas, personales, profesionales, familiares o hasta de pareja. Tres.

Es importante que sean específicas. Detalladas. Es vital que te des el permiso de precisar y ser claro en lo que quieres. Porque mucha gente dice: hacer más dinero y no dice cuánto. Otros dicen salud, pero no dicen en qué o cómo quiere que se refleje en tu cuerpo, peso, etc. Ni mencionar los que dicen: ser feliz, tener paz o vivir sin estrés.

Esto se convierte en un problema. Lo que voy a explicar más adelante. Ahora es el momento de tocar otro punto que te dará claridad porqué lo específico juega un papel en lo que haces, cómo lo haces y, más importante, porqué NO.

Durante mucho tiempo me decía que no podía entrenar o ser consistente en un régimen de ejercicio ya que mi profesión no me permitía tener un sentido de «continuidad o consistencia» que se requiere. Por eso era intermitente, inconstante y la pereza me ganaba constantemente. Tenía la razón justificable perfecta para justificar el no tener el resultado. Eso era el cuento que me estaba comprando y que le vendía al mundo.

Luego de elegir las tres cosas que realmente quieres lograr, vamos a hacer algo que es simple y puede ser muy revelador si te lanzas a trabajarlo a profundidad. Vamos a mirar y ser honesto con «las razones por las que hoy consideras que NO has logrado esas tres cosas que más quieres lograr».

De nuevo es importante que seas honesto. Bien honesto y concreto. Mucha gente simplemente dice: «no tengo tiempo, no tengo dinero, la pereza, el trabajo, el cansancio, las muchas obligaciones que tiene, etc.».

Ahí está es segundo dilema, problema o área de oportunidad. Tus razones. Algunos dicen que son pretextos, justificaciones, cuentos o «las razones justificables» para no poder hacer las cosas. ¿Porqué esas mismas razones desaparecen si requieres hacer algo para tu trabajo, tu negocio, tus hijos, tus padres, tu pareja o hasta para tu mascota?

En resumen:

  1. No ser específico en lo que quieres.
  2. Tener buenas razones para no hacer nada y no lograr lo que quieres.

En pocas palabras, nos volvemos seres razonables. Mira a tu alrededor y mira cómo tu entorno se convierte en un reflejo de tu manera de pensar, de actuar y, lamentablemente, de no lograr lo que más quieres. Vivimos en un mundo «razonable». Todo el mundo tiene razones por las que no hace las cosas que quiere.

Razones familiares.

Razones económicas.

Razones personales.

Razones profesionales.

Razones emocionales.

Razones mentales.

Razones espirituales.

Razones espirituales.

Razones inexplicables.

Razones ilógicas.

Razones y más razones…

Ojo, no cuestiono que no sean ciertas. El problema es que esas mismas razones las olvidas, ignoras, pasas por alto o no te detienen para lograr otras cosas «cuando no se trata de ti». Si es por otro, «no hay razones». Tus razones son condicionales, selectivas y estratégicas de acuerdo a la situación, el momento, el interés o la persona.

¿Qué tal si el problema no son las razones, sino la manera o forma en que ves tus razones? La relación que tienes contigo mismo, tu mente, tu forma de pensar, tus creencias o razones limitantes y eso que quieres que no has logrado. Ahí puede vivir una gran oportunidad esperando a ser descubierta y conocer un lado de ti que podría sorprenderte.

El primer paso es reconocer que te has convertido en un «SER RAZONABLE». ¿Qué es eso? Un ser humano que vive atrapado por sus razones. Y todo lo miden, lo hace o no lo hace desde las creencias que tiene sobre lo que «cree que puede o no puede hacer». Un ser que vive dentro de un campo de «razonabilidad» y así es su campo de acciones. Razonable, medido y sin mucho margen para equivocarse, verse mal, cuestionarse, retarse, arriesgarse, enfrentar retos, salirte de tu zona cómoda o estar abierto a que reten tu forma de ver las cosas. Hasta cierto punto, mucho del mundo razonable es vivir en automático. Y sin darte cuenta.

Mañana vamos a trabajar con salirte de lo razonable y vivir de manera irrazonable.

¿Qué vas a hacer al respecto?

El problema de tener razones para todo es que se convierten en excusas sin darte cuenta.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba