fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
El Barro, Tus Sueños Y Un Gran Secreto

El barro, tus sueños y un gran secreto

Piensa por un momento que estás viviendo el mejor momento de tu vida. Hoy es viernes. Tal vez tu día preferido de la semana. Tienes dos días en los que puedes hacer lo que te de la gana hacer ya que es fin de semana. No hay impedimentos que te limiten o restrinjan. Elige lo que quieras hacer.

Puedes sentarte a darle forma a esa idea que llevas en la cabeza hace tiempo.

Tal vez empezar ese libro que dices que quieres escribir.

Darte un viaje inesperado a una ciudad que no esté a más de seis horas de vuelo.

Puedes hasta viajar en un avión privado o contratar un chofer privado para que te lleve a ese lugar.

Estar todo el día en un spa recibiendo masajes, mimos y cuidados.

Abrir la Fundación que va a dejar un legado en tu comunidad.

Ser mentor a un grupo de jóvenes que no lo esperan.

Regalarle una beca educativa a un joven que no tiene los recursos.

Una caminata o acampar en la naturaleza en un bosque.

Estar cerca del mar todo el fin de semana.

Estar en servicio todo el fin de semana para una fundación o ayudando a los que no tienen.

Irte de compras y renovar todo tu ajuar de ropa.

Estar en un taller de silencio todo el fin de semana.

¿Qué sería hacer algo diferente y que refleje el mejor momento que vives en tu vida?

Estoy claro. Yo sé que algunos de ustedes pueden estar pensando, ¿para qué fantasear si no es realidad? El punto de invitarte a darte permiso a liberar tu mente hacia ello no es por la fantasía. Es por algo más grande. Si realmente crees que te lo mereces y puedes manifestarlo. Hacerlo realidad.

Ese es el objetivo de lo que escribo y que ahora lees.

Tú capacidad de manifestar tus sueños.

Ayer tuve el honor de ser invitado a participar en un podcast de un amigo llamado Cristobal Colón. El podcast se llama «Nos cambiaron los muñequitos». El nombre del podcast proviene de una frase que se dice mucho en Puerto Rico que hace referencia a la manera en que «tenemos que estar dispuestos a cambiar, alterar o hasta improvisar la manera de hacer las cosas porque la vida nos presenta cambios en todo momento».

Durante una parte de la plática que tuve con Cristobal, le dije «estoy aprendiendo a vivir con el nuevo ser que estoy descubriendo en este momento». A lo que me refería era, la persona en la que me estoy convirtiendo en este momento. Es alguien que no conozco.

Una persona que está aprendiendo a alimentarse de otra manera.

Una persona que está descubriendo lo que puede hacer físicamente.

Una persona que está volviendo a retomar un rumbo.

Una persona que está definiendo lo que quiere hacer con lo que sabe hacer.

Una persona que está sintetizando las cosas de otra manera.

Una persona que no tiene problemas en aprender de cero.

Una persona que reconoce lo que no sabe, levanta la mano y pide apoyo.

Una persona que ahora abraza la incertidumbre y la recibe como una bendición.

Una persona que está descubriendo un secreto muy importante que lo había eludido durante mucho tiempo…

No se trata de saber lo que puedes hacer con el barro, sino saber que tú eres el barro y mientras más flexible eres, más puedes moldear el barro en la manera en que quieres.

Jamás olvido, cuando estuve presente en un taller de Anthony Robbins hace más de quince años, cuando un hombre vestido de manera elegante se paró en la tarima e hizo algo que me impresionó. Y cuando digo vestido, digo zapatos elegantes, pantalón y camisa formal con corbata. Cuando menos lo esperábamos, el hombre levantó su pierna de manera perpendicular a su cabeza y en una sola pierna se quedó de pie. Era una pose de gimnasta.

No fue lo que hizo, sino lo que dijo. «Tengo 50 años, no soy gimnasta, pero tengo una creencia muy clara. Mi cuerpo es un reflejo de mi mente. Si mi mente es realmente flexible, así debe ser mi cuerpo. Me tomó años de trabajo, esfuerzo, dedicación y enfoque lograrlo, pero hoy puedo decir que mi cuerpo se mueve como se mueve mi mente. mientras más flexible mi mente, así debe reflejarlo mi cuerpo, mis emociones, mis comportamientos y mis acciones».

Esas palabras quedaron grabadas en mi alma. Y hoy me sirven de guía para lo que hoy te comparto.

No te estoy diciendo que requieres convertirte en un gimnasta. Pero sí echarle una mirada a dos cosas: tu mente y tu flexibilidad. Y cuando digo flexibilidad, me refiero no sólo a la física, sino en todos los aspectos de tu vida. En tus emociones. En tus pensamientos. En tu espiritualidad. En tu energía. En tu manera de comunicar. Como escuchas. Lo que escuchas. En tus relaciones. En todo.

Especialmente, en la manera en que ves tus sueños y tu capacidad de hacerlos realidad.

Hoy tu mente está haciendo una de dos cosas. Te está acercando a ellos, por la manera en que la trabajas, la haces más flexible y moldeable. O te está alejando de ellos, al quedarse cerrada, fija, estancada o inflexible.

La buena noticia es que nunca es tarde para trabajar el barro. No importa lo duro que hoy se vea. Lo cuarteado que parezca. Lo importante es empezar a amasarlo. Echarla agua. Dedicarle tiempo. Trabajar con la condición en la que se encuentra. Tal vez tarde un poco de tiempo, pero llegará el instante cuando comiences a notar la manera en que se deja moldear. Ahí comenzarás a notar algo diferente dentro de ti y, probablemente, verás que el ser que se ve por fuera no es la misma persona.

Ahí verás que no conoces la persona que una vez eras y comienzas a conocer la que hoy eres. Y por eso te pregunto, ¿qué vas hacer este fin de semana porque es el mejor momento de tu vida?

Hay una gran correlación entre tu mente, el barro y el hacer realidad tus sueños.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba