fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Altera El Rumbo De Tu Destino

Altera el rumbo de tu destino

Buena salud. Dinero. Tranquilidad. Seguridad. Certeza. Paz. Un buen trabajo. Ingresos estables. Buena educación para sus hijos. Vivir en un lugar mejor o ser propietarios de una casa. Un negocio. Otra fuente de ingreso. Perder peso, ser disciplinado en la alimentación, una espiritualidad consistente. Leer. Darse un viaje al año. Hay muchas cosas que la gente sabe que quiere.

Ahora, una cosa es saber lo que quieres, por no decir «necesitas» en algunos casos como suele pensar la gente. Otra cosa es estar dispuesto a trabajar en lo que se requiere para lograrlo, obtener, alcanzarlo o meramente crear una nueva forma de vida e iniciar el proceso a manifestarlo.

¿De qué te vale saber lo que quieres si no estás dispuesto en trabajar en lo que requieres de ti para lograrlo?

Ayer una persona a la que le doy coaching me envía uno de esos videos de Instagram «sobre la importancia de la disciplina». Otra, que inicia un programa de desarrollo de liderazgo me habla sobre «la manera en que tiendo a sobre exigirme cada vez qué inicio algo nuevo». Una joven, que tiene una tendencia a desaparecerse y caer en ciertos patrones de conducta que le resta a su credibilidad y su integridad personal «dejo que mis emociones me dominen, me controlen y pierdo mi enfoque de lo que realmente quiero hacer».

Ni decirte la cantidad de personas que dicen: «quiero hacer más dinero», pero no quieren mirar las creencias que tienen acerca del dinero o la manera en que manejan o lo administran. Algo similar sucede en la nutrición, la espiritualidad y muchos otros aspectos.

Lo que quieres nunca es el problema, el dilema es lo que crees con respeto a no tenerlo. Ahí es donde existe una posibilidad para alterar tu destino.

Anoche dictaba un módulo sobre prosperidad, pero desde una perspectiva muy diferente. Yo creo firmemente en que la abundancia no es otra cosa que la energía que nos rodea. Eso es lo que mas abunda en el Universo y en el Mundo. Energía en muchas manifestaciones y formas posibles.

Como nunca nos han enseñado a usar la energía, creemos que vivimos separados de ella y nos dedicamos toda la vida a perseguirla para intentar obtenerla y acumularla. Cuando lo único que tenemos que aprender con respecto a la energía son dos cosas: adueñarnos de ella (no ser víctima de ella) y saber que en el movimiento de la energía «siempre existe una posibilidad» de manifestación diferente.

Al indagar sobre el origen etimológico de la palabra posibilidad, viene de poder, de adueñarte de tu poder. Ese poder no es externo (llámase tener un puesto, autoridad o el haber acumulado cierta cantidad de dinero, prestigio o estatus). Es la manera en que aprendes a desarrollar tu poder interno y eso radica en la manera en que te haces consciente de que eres un centro o fuente de energía y cómo la diriges.

Hoy la única razón por la que «crees que puedes o no puedes hacer realidad o manifestar algo» es por la manera en que has atrapado la energía (tus experiencias) y la conviertes en creencias y pensamientos. Eso es lo que usas como tu mecanismo que controla las aciones y/o comportamientos que tienes para lanzarte a «hacerlo o no hacerlo».

Por eso todo el mundo se enfoca en el resultado y constantemente se presiona o le genera ansiedad lo que hace, no hace o compara con lo que otros no hacen. Nunca miran lo que causa todo este disturbio: tus creencias. Ahí es donde vive la oportunidad, la posibilidad y tu capacidad de alterar el rumbo de tu destino.

En el momento en que te enfocas en trabajar en lo que requiere de ti el poder manifestar lo que quieres, ya no te preocupa en saber o no saber lo que quieres, sino en ser tu mejor versión. Ahí vive tú grandeza y un mundo de posibilidades. Y mañana vamos a mirar cómo romper o atravesar esas creencias y empezar a crear una nueva cultura personal.

¿Qué vas a hacer al respecto?

Estás creando tu destino, ¿estás tomando en cuenta un elemento importante en esa creación?

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba