Llegó el momento de soltar eso que ya no te sirve, que no es para lo que realmente viniste a este mundo. Hora de vivir o seguir muerto en vida.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
¡Vivir O Morir!

¡Vivir o morir!

Te andan buscando. No porque eres un criminal. Tampoco es una persecución tipo «Misión Imposible», que recorre todo el globo en busca de un prófugo de la justicia. Están buscando a los que se confunden en la multitud. Esos que se disuelven en la normalidad, pero en realidad añoran algo mucho más profundo de la vida y de si mismos.

Están buscando a esos que han querido hacer de la vida, una búsqueda hacia lo normal o la llamada normalidad y nada más. Esos que llevan mucho tiempo (años) persiguiendo una solución y no han encontrado la verdadera respuesta. Los que saben que la vida tiene mucho más que ofrecer, pero han estado viviendo en la frontera entre la comodidad, lo predecible y lo normal.

Esos que saben que la normalidad tiene su lado oscuro de la fuerza: es seductora, cautivante y siempre al acecho.

Los que dicen «sé lo que es, lo he hecho muchas veces», pero por alguna razón siguen repitiendo el mismo patrón o caen en los mismo comportamientos.

El grupo de personas que sabe que la normalidad es un espejismo y un estado mental que busca no enfrentarse al cambio y a la incertidumbre.

Llegó el momento de que lo escuches y lo escuches de corazón. Mientras más buscas y quieras acercarte a la normalidad, más te acercas a la muerte y no a lo que más quieres: vivir. Si, llegó el momento de matar esa parte de ti que sigue buscando algo que solamente te serviría para sobrevivir, pero no para lo que realmente viniste a este mundo: a definirte en el acto de vivir.

En los pasados dos días comencé un proceso de identificar y de compartir contigo dos cosas: primero, cuál es el guión que he vivido todos estos años y abrirte a la posibilidad de que ni es el tuyo y, peor aún, tú no lo elegiste. Segundo, mirar honestamente hacia dónde te lleva ese guión y lo que te puedes estar perdiendo por no cuestionarlo y no cuestionar hasta qué punto realmente quieres llevarte a salirte de esa trama.

Si te diste el permiso de identificarlo, de realmente mirar el guión, el punto no era mirar si estás de acuerdo o no, si te gustan los resultados o no. Era reconocer el significado o el propósito que tiene tu vida cuando tal vez lo tienes todo, pero no tienes lo más importante: elegir la verdadera dirección en la que quieres llevar tu vida. En realmente hacer lo que quieres hacer y no lo que el mundo espera de ti que hagas.

Hoy te voy a dejar a ti con un sólo acto. Un acto que va a conllevar de ti mirar dos cosas que a muchos no les gusta mirar: la soledad y el dolor. Si, mirar los dos aspectos que llevas, que ocultas, que cargas, que te lleva a mostrar una parte de ti, pero NO la totalidad de ti. Esa parte donde vive tu libertad, tu liberación y, sin lugar a dudas, donde se ocultan tus más grandes regalos.

La tarea es simple. La oportunidad enorme. El descubrimiento sin precedente. La apertura incomparable.

Vas a escribir lo siguiente. Y no puedes hacerte trampa. Requieres escribirlo y no pensarlo. Si lo piensas, vas a terminar haciendo lo que siempre haces. Llevas el pensamiento hasta donde tu mente racional quiere llegar y luego lo detienes. Si es incómodo, difícil, doloroso, que toca fibras o aspectos emocionales que no quieres, seguramente lo vas a abortar. Vas a salir huyendo y terminar haciendo lo que sabes hacer muy bien: EVITAR.

Hoy no puedes evitar. No te puedes dar ese lujo. No es el día de dejar otra cosa iniciada, comenzada y NO terminarla. Hoy es diferente. Hoy es el día de tu renacimiento. Pero para poder emerger de nuevo, requieres matar lo que no te deja vivir. Esos pensamientos, esas creencias, esas experiencias que sigues viendo de la misma manera y no como lecciones de consciencia, crecimiento y sabiduría.

Esto es lo que vas hacer.

Si hoy fuera tu último día en este mundo, ¿qué diría tu epitafio?

Es importante que te des permiso de mirar todo: lo hecho como lo NO hecho, lo que perdonaste como lo que NO perdonaste, los riesgos que tomaste como lo que nunca te atreviste a tomar. Mira lo que no has logrado o lo que querías lograr, más que solamente mirar lo logrado o lo que deseabas. Es mirar TODO. Es vital que toques lo emocional, que no lo dejes en un plano mental, racional, lógico o meramente intelectual. No es un ejercicio comparativo, sino vivencial. Es para llenar tres, cuatro o hasta diez hojas en blanco. No dejes nada dentro de ti o en tu mente. Vacía todo.

¿Qué diría tu epitafio? Si lo completas. Si te das el permiso de tocar esos sentimientos y esos pensamientos ocultos que llevas años cargando, algo interesante va a suceder. Pero de eso vamos a hablar mañana. No te robes la oportunidad de completar esto por tu vida. Por liberarte del guión que no es tuyo. De los precios que has pagado. Para la vida que mereces vivir. Hora de vivir y no seguir muerto en vida.

floating green leaf plant on person's hand
Hoy es el día de dejar ir o matar lo que te quita a lo que más quieres: vivir.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.