Todos quieren una vida relevante. El problema es darle tanta importancia a lo insignificante, que terminas con una muerte irrelevante.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Una Vida Irrelevante

Una vida irrelevante

¿Se trata de lo que realmente quieres o de lo que temes? Tú, yo y todos queremos ser relevantes en la vida. El dilema es que el temor de que la vida culmine y te veas sumido en lo irrelevante puede ser abrumador y paralizante. Tristemente, el peso que le das a todo lo que puede pensar el mundo de ti lo haces relevante. En vez de definir lo significativo que quieres que sea la vida para ti, eso lo mantienes como algo irrelevante. Cuando debe ser lo contrario.

¿Una vida irrelevante o una muerte relevante?

El pasado lunes comenzamos un viaje. Una jornada de identificar, reconocer y liberarte de un guion de vida que nunca fue tuyo. Ese proceso fue seguido por otro donde el objetivo era mirar los precios que pagas por seguir ese guion. Luego vino el momento de quitarla la vida y el poder a esa trama.

Una vez identificado el nuevo guion que deseas vivir y afirmar, le sigue el acto de definir las brechas a cerrar en el espacio entre el viejo tú y el nuevo tú que va a emerger del proceso. Hoy cierras el proceso de manera simple: cómo vivir de manera que tengas una muerte relevante.

¿Relevante o popular?

No confundas ser relevante con tener popularidad. La popularidad puede ser como un acto de prostitución, seducción o llamar la atención de manera consciente o inconsciente. Algo tienes o haces que llama la atención. Eso no quiere decir que lo que llama la atención es realmente algo que aporte valor o deje una huella.

No es lo mismo tener una canción que sea popular por un tiempo que tener una carrera que deje una marca en una época o en una generación de músicos del futuro. El grupo A-ha es recordado por «Take On Me» mientras Prince es recordado por el legado que dejó, no sólo un éxito. El problema es que muchos quieren la «Canción #1 y no la carrera que deje huella. Y por temer a nunca alcanzar la primera, nunca desarrollan la segunda.

Eso nada más es causa por la que mucha gente prefiera vivir vidas irrelevantes. No sólo viven vidas de manera irrelevante, piensan de ellos de la misma manera. Al pensar que no van pasar la evaluación (o escarnio) público, prefieren buscar algún tipo de popularidad que les sirva para sobrevivir, que definir lo que realmente es una vida relevante.

Están tan hipnotizados, dopados y con el cerebro lavado de que lo que ven en las pantallas de cualquier dispositivo de la Internet, que se convierten en porristas o críticos silentes y no en participantes activos. Es más fácil ser el Messi de la crítica, que ser el Messi que se enfrenta a la crítica.

¿Qué es relevante?

Hemos sido tan adoctrinados que la vida es una de sufrimiento, desgaste, desconexión, indiferencia, condicionalidad, selectividad, lecciones y aprendizajes, que nos hemos comprado la idea de que eso es voluntad, cuando en realidad no lo es. Eso es más un ejemplo de fuerza que de voluntad. Creemos que se trata de lo que hacemos, cuando en realidad es quiénes somos en la manera en que lo hacemos y el impacto que deja una vez lo hemos hecho.

No estoy aquí para decir qué es lo correcto, lo que debe ser o la forma en que debe hacerse, sino que existe una manera diferente a la que conoces o la que has venido haciendo. Tal vez no estés de acuerdo o no sea tu manera de querer hacerlo. Está bien. Si encuentras una manera productiva y/o efectiva, bienvenida. Ahora, si no la has encontrado (o has hecho las cinco partes anteriores), sería una pérdida de tiempo abortar la misión y lo que comenzaste, que completarlo.

Lo que sí se, por mi propia experiencia personal y la de cientos de miles de personas que he servido a lo largo de más de dos décadas, es que tal vez tenemos mucho en común tú y yo. Lo que sigue hirviendo dentro de ti, que no es agua para el té, es algo que desea salir a la luz, a la superficie y, por ende, a la vida. Eso se llama relevancia. Es una posibilidad que puede vivir si le das la oportunidad.

Para tener una muerte relevante requieres estar dispuesto a matar no lo que te hace ordinario, sino lo que te mantiene en lo ordinario. Esas cosas que provocan una muerte lente, casi imperceptible. Esos han sido los guardianes de la oscuridad, de la noche que te mantienen pequeño e irrelevante. Conócelos y elimínalos.

Guardianes de la oscuridad

La ignorancia. La arrogancia. El orgullo. La soberbia. Las excusas. El odio. Nuestras historias y creencias de mierda. Nuestra escasez o carencias en cualquier forma, vía o manifestación. El síndrome del impostor. La petulancia. La inseguridad. La victimez. La indiferencia. Todo lo que mantiene lo irrelevante en tu vida.

Para que algo emergía, algo debe caer. Con la muerte viene la vida. Una muerte relevante es el plano o el modelo de cómo vivir una vida encaminada hacia la iluminación. Y no me refiero a hacerte un santo, sino en un camino que tendrá caídas, tropiezos, dificultades e incertidumbres, pero lo enfrentarás con RESPONSABILIDAD. La oscuridad nunca dejará de existir, pero a medida que camines hacia ella, algo lo reemplazará: la luz que proviene de adentro de ti.

Ser relevante se trata de los encuentros que todos merecemos tener. Con la vida, con lo que vive al otro lado del reflejo que ves en el espejo, con lo que te lleva a detenerte y te deja sin vida, inactivo y perpetuando las creencias, las actitudes, las acciones, las palabras y, sobretodo, los resultados que más quieres.

Es hora de reclamar el SER HUMANO que eres. En toda su expansión. En su totalidad. No una parte. Completa. T.O.D.O. Aquello que supuestamente era para unos pocos, pero en realidad es vital para todos los que desean tener una experiencia real de la vida. Aquí los encuentros que mereces tener.

Los encuentros que mereces tener

Con el conocimiento (no meramente la información). Con el despertar de consciencia. El significado. La alegría. El aprendizaje. El amor. La abundancia. El merecer y el merecimiento. Con la autenticidad. El perdón. La humildad. La empatía. El Crecer y el crecimienrto. Con la creatividad. El cooperar. La colaboración. Ser uno. La vida.

Una muerte relevante es un encuentro contigo en la vida, no al momento de morir. Descubrir-te. Reclamar-te. Eso puede significar perderte en el proceso. El tiempo de caminar hacia la muerte ha comenzado, ya que ahí es donde se encuentra la vida. Hacia lo relevante. Hacia los encuentros que te van a definir. Hora de dejar el capullo donde te has guardado y liberarte del encierro de la protección y caminar hacia el encuentro con tu inmortalidad.

Tu pieza final. El decreto de todas tus declaraciones. Lo que va a afirmar todas tus afirmaciones. El verdadero propósito detrás de tus objetivos. Aquí lo que más vas a atesorar. Conociendo la diferencia entre relevante e irrelevante, llegó el momento que más has esperado.

Una muerte relevante sería… (Te pido que no sigas, escribe).

Aquí te pido que te des espacio para escribir la manera en que vas a vivir la vida para que la muerte no te encuentre, sino la manera en que caminaste hacia ella. La manera en que ese guión que elegiste elegido y esas brechas que vas a cerrar entre tu viejo yo y tu nuevo yo, sean una forma de vida. Más allá de lo que diría tu epitafio hoy si murieras viviendo una vida irrelevante, cómo sería tu decreto de vida viviendo de manera relevante. ¡Gracias por completar el proceso!

three yellow crumbled papers inside gray trash bin
Una vida irrelevante es una norma aceptada donde todo queda en la mente o en papel.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.