fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Una Disciplina En 5 Pasos

Una disciplina en 5 pasos

En nuestro blog más reciente hablamos de la distinción entre rutinas y disciplinas (www.jorgemelendez.com.mx/blog/el-amor-en-la-disciplina) y el impacto que puede tener en tu vida el desarrollar una disciplina. Les dije que hoy hablaría acerca de la manera de desarrollar el músculo de la disciplina.

Hace poco más de año y medio un gran amigo y mentor me preguntó: ¿cómo vas con tu nuevo libro? La pregunta no sólo fue inesperada, sino que me sacó de mi centro. Primero por que no estaba escribiendo un libro en ese momento, y segundo no recuerdo haber dicho que lo hiciera. Pero la pregunta no tenía que ver nada con escribir un libro, sino con desafiarme y confrontarme con una realidad: ¿cuán en serio estaba tomando mi deseo de realmente ser un escritor, como tantas veces lo había dicho públicamente?

En ese momento la vergüenza que sentí fue cubierta con un «estoy pensando en el tema que voy a escribir», excusa muy útil para salir del apuro. Como mi mentor me conoce muy bien, me dijo de manera muy amorosa, pero muy firme: «tu mereces escribir un libro y desarrollar tu habilidad de escribir si es algo que tanto amas». Mi parca, pero muy honesta respuesta fue: «tienes razón». Aquí comenzó lo que hoy puedo decir que es el camino de desarrollar el músculo de la disciplina, lo que les comparto en 5 pasos.

Primer paso: reconocer y tomar la decisión

Recuerdo que para principios de noviembre del 2017 me dije: «Basta. Si voy a seguir diciendo que soy un escritor, requiero escribir todos los días, como lo hacen los escritores». No se trataba meramente de escribir un libro, sino desarrollar la habilidad. Ya había escrito un libro en el 2010 y escribía contenido diario para redes sociales desde entonces, pero no es lo mismo trabajar en fragmentos, o por momentos, que desarrollar la habilidad y ver hasta dónde llegaba.

Segundo paso: definir un porqué y un para qué

Una de las razones por las que la gente no cultiva más disciplinas en su vida es porque no definen ni el porqué lo hacen ni para qué lo hacen. Lo primero que hice fue sentarme a reflexionar (no analizar) y escribir: «porque el regalo de escribir es algo que comprendí hace mucho tiempo que es mi manera de aportar al mundo, por que me gusta, me apasiona, podría hacerlo todos los días de mi vida aunque no me pagaran y entiendo que tengo tanto para aprender y crecer que la vida no me alcanzaría para hacerlo todo».

Mi para qué lo haría fue: por que puedo tocar a miles de personas a través de este medio, entiendo que puedo agregar valor a sus vidas y, bien o mal, es una manera de verme a mí mismo y ser lo suficientemente honesto y auténtico de compartir el proceso con la gente».

Yo le añadí un desafío: hacer lo que fuera necesario para convertirme en un escritor extraordinario, escribir un best seller y dejar una huella através del medio escrito.

Tercer paso: tomar acción y hacer los cambios

En el momento en que me dije que escribiría todos los días, lo primero que hice fue revisar la manera en que dicha declaración impactaría mi forma de vivir y de hacer las cosas todos los días.

Dado a mi estilo de vida y trabajo, mis días pueden ser muy diferentes, variados e impredecibles, lo que decidí para no ser víctima de mis propias circunstancias, hacer algo que eliminaría toda posibilidad de evadir la responsabilidad de la declaración: levantarme todos los días a las 5 am. La hora era irrelevante, si no había un compromiso serio y definitivo de hacer una cosa: levantarme temprano todos los días y escribir. Al principio lo hacía y mi disposición de hacerlo estaba en el lugar adecuado. Lo que vino después fue extraordinario.

Cuarto paso: enfocarte en el proceso y no en el resultado

Lo primero que pensé fue escribir un blog, porque me llevaría a trabajar con la consistencia y el desarrollo y no en un resultado. Recuerdo que llevaba meses escribiendo, pero cuando llegó el momento de publicar mi primera entrada de blog de manera pública tuve que enfrentar muchos miedos (rechazo, el qué dirán, los juicios, etc.).

Llevaba unos ocho meses escribiendo desde artículos, ensayos y parte de un libro, hasta que le dije públicamente a mi mentor (el mismo que me había confrontado con su pregunta unos meses antes) y a un grupo: «el 9 de junio del 2018 lanzo mi blog o pierdo una apuesta». Y ese día cumplí mi acuerdo de comenzar mi blog. Mi objetivo era escribir un blog seis días a la semana (aveces los siete días) y no mirar a ver qué resultados obtiene, sino hacerlo «por amor al arte de escribir». Así ha sido por ocho meses.

Los que saben de desarrollar disciplinas dicen: «has algo por un año antes de ver qué impacto tiene». Otros dicen que escribas 1,000 blogs (tres años) y verás que has aprendido de ti mismo y la manera en que lo que escribes resuena con tus lectores. Estoy en el proceso. El hecho de que ya había realizado un proceso similar cuando comencé mi página de seguidores en Facebook (2010 y más de 14 mil seguidores), escribir algo todos los días sin esperar nada, es lo que hoy me permite no estar buscando la aprobación de la gente, sino creer y confiar en mi habilidad y la manera en que conecto con la gente.

Quinto paso: desarrollo, crecimiento y beneficios secundarios

Escribir como profesión o habilidad no es un ejercicio que se hace sólo, así como cualquier disciplina que tu decidas desarrollar. Una cosa es hacer algo bien por que se te da o porque lo haces bien; otra es hacerlo como nadie o como pocos lo hacen. Eso requiere buscar un mentor, leer de los que saben, aprender, participar en talleres, etc.

Aquí fue cuando llegaron a mi vida muchos autores, escritores, talleres y seminarios donde tendría que invertir tiempo, dinero, energía y matar mi EGO en el proceso para crecer y aprender a ver el proceso como tal y dejar fuera mis expectativas. Nombres como Steven Pressfield, Robert McKee, Julia Cameron, Twyla Tharp y Randy Gage, entre otros, se han convertido en mis acompañantes mañaneros, mi destino de talleres y espacios que busco constantemente para seguir incomodándome para crecer.

En el proceso de desarrollar la disciplina de escribir todos los días empecé a tomar en cuenta otras cosas, los beneficios secundarios que trajeron otras cosas a mi vida: acostarme temprano todos los días; hacerme consciente de mi descanso y tener por lo menos 7 horas de sueño diariamente; tomar un espacio todas las mañanas para leer, meditar, reflexionar y estar en silencio; ver cómo mis ideas tendrían una mejor congruencia y coherencia; mejorar mis presentaciones a la hora de dar charlas o seminarios, etc.

Todos estos cambios no fueron parte del plan original, pero el valor que agregaron a mi vida ha sido notable. Hoy puedo decir que mis días no serían iguales si no tuviera esta disciplina, que hoy ya es un ritual y una forma de ver mi vida. No ha sido fácil llegar a este punto, pero bien vale la pena. No se a dónde me va a llevar la misma, pero confío que seré una mejor persona por sólo vivir el proceso, que si me enfoco en lo que deseo obtener. Es lo que voy a dar de mi al proceso y a otros, el premio y la recompensa. Espero que hoy definas un talento, una habilidad, un deseo o algo que quieras llevar al siguiente nivel y lo conviertas en una disciplina. ¿Cuándo comienzas?

¡Gracias por sacar de tu tiempo para leer este blog! Te invito a que lo compartas con gente como tu que desea crecer, mejorar y sacar la mejor versión de si mismos. Por otro lado, un gran libro que puedes leer que puede apoyarte en ese proceso es el nuevo de #RobinSharma llamado #ElClubdelas5AM. Ya lo puedes comprar en español o en inglés.

#crecimientopersonal #hábitos #disciplina #mentalidad #desarrollo #habilidades #escribir #blogger #anquiro #pasión

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: