Tus pensamientos y tus ingresos van de la mano. Saberlo no es suficiente, sino hacerlo algo al respecto. Aquí un primer paso.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Tus Ingresos Son Igual A Tus Pensamientos

Tus ingresos son igual a tus pensamientos

¿Cómo te fue con la tarea ayer? Si no sabes a lo que me refiero o no leíste el blog de ayer, puedes hacerlo aquí para que lo sepas (https://jorgemelendez.com.mx/lo-que-valen-tus-pensamientos/ ). Si te diste la oportunidad de hacer la tarea, hoy puedes tener claridad de lo que voy a compartirte.

Tus ingresos son directamente proporcionales a tus pensamientos.

Cuidado, no vayas a creer que si durante 24 horas comienzas a pensar sólo en «voy a ser millonario, voy a ser millonario, voy a ser millonario», vas a alterar la ruta de los camiones blindados de dinero y se van a estacionar en tu casa para entregarte bolsas de efectivo. Esto no se trata de declarar una meta y ver «El Secreto» diez veces y pensar que va a ocurrir.

La persona que me asignó la tarea fue muy específico. Vas a observar los pensamientos que entren en tu mente asociados a duda, negativismo, pesimismo, miedo, angustia, intolerancia, fracaso, el pasado, las películas o los dramas que te haces. Cada vez que entre uno a tu mente, vas a interrumpirlo y decir la afirmación: «Yo elimino este pensamiento, Yo soy perfecta armonía».

Otra parte de la tarea era observar tu comunicación. Cada vez que usara palabras que reflejen ese tipo de pensamiento expresado en el párrafo anterior o uses palabras como «necesito, me merezco, paciencia, tolerancia, quiero, duda, tengo que, voy a, debo hacer, suficiente (que refleje condicionamiento o lo mínimo), espero o esperanza», también vas a interrumpirlo y decir la afirmación.

Fue interesante observar, leer y escuchar las respuestas que me envió mucha gente. Más allá del número de veces, sino la manera en que me comunicaban sus descubrimientos. En sus mensajes o escritos, había mucha de la misma tarea. Ejemplo: no es lo mismo decir, «yo he sido así», que decir «me doy cuenta que repito ciertos patrones de pensamiento o conducta». No se trata de lenguaje, sino de dónde lo comunicas.

Decir «yo soy así» es afirmar el pasado. Mientras «me doy cuenta que repito ciertos patrones de comportamiento» es quitar el juicio y se convierte en una observación sin energía. En la primera no hay responsabilidad, sino eres víctima de ti mismo y crees que no hay salida. En la segunda hay un grado de responsabilidad y al no afirmarlo como algo cerrado, puedes descubrir una manera de no vivir atrapado por ese pensamiento.

Por otro lado, mucha gente que me envió o compartió sus hallazgos, me dicen «es que no hago nada, siempre hago lo mismo o no tengo el tiempo para hacerlo». ¿Quién dijo que ibas a hacer algo en este momento? El ejercicio era observar, darte cuenta y contar (no de manera perfecta o exacta, sino siendo honesto y viendo como te expresas y piensas).

Ningún cambio ocurre desde la resignación, la impotencia o lo que ya sabes.

Todavía esta mañana hablaba con varias personas de este tema. Vivimos tan alambrados y en automático, que no paramos para pensar o darnos cuenta la manera en que lo hacemos. No miramos desde dónde comunicamos. Mucha gente piensa que para decir la verdad «hay que hacerlo de una sola manera». Si no paras, miras, eliges y decides la forma en que lo harás, seguirás viviendo de manera inconsciente.

Queremos la pareja, el cuerpo, el dinero, el empleo, el negocio, las relaciones y mucho más, pero no estamos dispuestos a hacernos conscientes de lo que YA CREEMOS en nuestra mente sobre esto. Es más, por no querer cambiar el pensamiento, la creencia (que ya existe), las acciones a las que ya estás acostumbrado, crees que ya no se dará. Es por eso que habita y se multiplica en la mente el pensamiento y el sentimiento de duda, de inseguridad, de miedo, de incertidumbre, de angustia.

Por eso manifiestas lo que vive en tu mente. Y lo que vive en tu mente son estos pensamientos y creencias. Repito, yo no la tengo hecha. Yo no domino mi mente. Yo estoy en proceso de aprender a dominarla como tu. Lo comparto, ya que durante mucho tiempo vivía con el conocimiento, con la llamada verdad o «ya lo sé». No es lo mismo que aplicarlo CONSCIENTEMENTE.

No es lo mismo saber la verdad que hacer algo con ella.

Por eso le puse de título a este blog, «tus ingresos con igual a tus pensamientos». No me refiero meramente o únicamente al dinero. Sino. A. Todo. Cada aspecto de nuestra vida es un reflejo directamente proporcional a nuestros pensamientos (especialmente lo que creemos). ¿Te imaginas lo que te está costando si estás viviendo de manera inconsciente?

Mi cantidad consciente de veces ayer fue 25. Pero yo lo multiplico por 5 para llegar al menos a 125. Y creo que debe andar tal vez por más de 200. Algo más que me dijo mi coach/mentor fue: «el número no significa nada. El que lo hayas hecho 25 veces no quiere decir que estás mejor que el que lo haya hecho 500 veces. Tal vez el de 500 no tiene las creencias tan arraigadas como el de 25. El punto es comenzar a observar, darte cuenta, reconocer y comenzar a alterarlo. ¿Qué vas a hacer al respecto?

Tus ingresos son directamente proporcional y un reflejo de tus pensamientos/creencias.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: