fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Tus Cuatro Puntos De Arranque

Tus cuatro puntos de arranque

Mucho se habla de reactivar la economía, de reabrir en diferentes fases el movimiento y la fluidez de gente en diferentes sectores de la comunidad. Mucho se habla de la manera en que muchos gobiernos han manejado pobremente toda esta situación. Mucho se ha hablado del gran debate que existe entre lo comunican los líderes y lo que realmente está pasando.

La gran pregunta para ti es: ¿qué vas hacer para reactivar tú economía? ¿Qué vas a hacer para afrontar esta nueva realidad que comienza a amanecer sobre el mundo? Anoche tuve la oportunidad de ofrecer una charla para la Fundación Eudes en Colombia titulada: «Afronta tu realidad». Dado a que la misma fue creada con la intención de enfocar en este tema de reintegrarnos a la nueva normalidad, opté por compartir parte de ella en mi blog.

El pasado 1 de abril, cuando la cuarentena comenzaba a lucir como algo que duraría entre dos a cinco meses, tuve que enfrentar mi realidad. Todo el trabajo que tenía en mi agenda para el resto del 2020 desapareció. Al ser un auto-empleado que provee servicios, eso puede pasar. Los que son músicos y profesionales en profesiones de oferta-demanda y de épocas, eso puede pasar. Ahora era algo diferente. Lo incierto no sólo era el tiempo, sino el impacto y la manera en que estaba cambiando todo.

Estaba sin fechas en mi calendario y no había un panorama claro de cuándo esto se despejaría. Esto pudo haber provocado un caos a muchos niveles en mi vida. Gracias a la vida, esto ya lo había vivido, hasta cierto punto, hace poco más de un año. En ese momento me había quedado sin nada en mi agenda por cuatro meses. Lo que aproveché para hacer una especie de sabática y comenzar a trabajar con mi marca y mi emprendimiento de productos y servicios. Aquí pude definir lo que hoy llamo mis cuatro puntos de arranque.

Esta vez no es una sabática, sino poner en práctica con más precisión, enfoque y disciplina lo que había aprendido en ese momento. Yo divido el proceso de aprendizaje en dos partes: mis 4 puntos de arranque y mis 5 maneras de no desperdiciar mi energía. Hoy voy a compartirte mis 4 puntos de arranque. Mañana las cinco formas de no desperdiciar energía.

Cuando entré a mi sabática auto impuesta hace año y medio, tenía muchos sentimientos negativos. Mucha ira, rabia, decepción, desilusión y culpando a todo el mundo por mi situación. Estuve varias semanas en una especie de burbuja impenetrable donde no quería ver, oir o saber de nada o de nadie. Si fuera el piloto de un coche fórmula uno, no me podría mover. No por el coche, sino por las emociones que tenía de tener en mis manos el volante de un coche de este calibre. Había que procesarlos para que pudiera arrancar.

Eso fue lo que me llevó a mirar mi primer punto de avance: mis emociones. Las emociones pueden ser como la neblina: cuando está ahí no puedes ver o no puedes avanzar con la fuerza o la velocidad que quisieras. Puedes hacer dos cosas: esperar a que se despeje la neblina o mirar de dónde viene para disiparla. Opté por la segunda.

Ahí tomé la decisión de hacer 5 cosas. Identificar qué sentimiento estaba ahí realmente. Era dolor disfrazado de rabia. Segundo, aceptarla. Si, no resistirla. No querer solucionarla. Estar ahí con ella y realmente darme el permiso de sentirla como tal vez nunca lo había hecho. El tercer aspecto fue abrazarla. Y puedes tomarlo como algo literal como simbólico.

El cuarto paso fue manejar ese sentimiento. Eso implica no hacerme la víctima o el mártir con ese sentir, sino tomar responsabilidad. Mirar de donde provenía ese dolor. Luego vino el momento más difícil: atravesarlo. Soltar mis creencias y mentiras personales que me había hecho de los sucesos que habían pasado en mi vida, de las falsas expectativas que me había hecho y el cuento que me había comprado sobre ello.

Eso me impulsó a mirar mi segundo punto de avance: mis creencias. Trabajar con mis pensamientos, específicamente las creencias limitantes que me había comprado y hecho durante gran parte de mi vida. Hay tres creencias limitantes que marcan a toda la humanidad de alguna manera. Saberlo no es lo mismo que trascenderla. Esas son: no puedo o no soy capaz; no soy suficiente; y no valgo o no merezco. Ahí fue llegar a la raíz de la creencia y reemplazarla con una creencia poderosa y que comenzar a afirmar una nueva realidad.

Mi tercer punto de avance fue mirar mi campo de acciones. Ahí tuve que estar dispuesto a cuestionar y mirar que hay acciones que proviene de la escasez (por más encantadoras y brillantes parezcan), otras que son basadas en el miedo, otras en la lógica y otras que son un reciclaje de lo que siempre haces. Ahora, hay un tipo de acción que proviene del riesgo, de creer, de pensar detenidamente (no analizar) y de ser irrazonable. Tuve que estar dispuesto a escuchar (y escucharme) y enfocarme en este tipo de acción.

El cuarto y último punto de avance fue mirar mis resultados de otra manera. Empezar a verlos como un proceso y no como una expectativa o deseo. Aquí era empezar a ver avances, crecimiento, descubrimientos, aceptar el proceso y constantemente preguntarme cómo puedo mejorar.

Una vez pude identificar la manera en que mis cuatro puntos de avance trabajaban y lo que los impulsaban (o detenían), pude ver el problema no era lo que pasaba a mi alrededor, sino lo que estaba pasando dentro de mi. Ahí pude empezar a enfocar mi esfuerzo en mis puntos de avance, lo que me permitió moverme de manera mucho más fluida y sin estar perdiendo tiempo en distracciones. Fue de ahí que luego me enfoqué en identificar y adoptar 5 comportamientos que practico para no desperdiciar mi energía. De eso hablaremos mañana. ¿Qué vas a hacer hoy con tus 4 puntos de avance para ponerte en marcha?

Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! Si entiendes que alguien puede sacar valor de lo que acabas de leer, compártelo. Es una manera de practicar la Ley de la Circulación de la Prosperidad.

Si deseas ver el Facebook Live donde expando en este tema, puedes verlo aquí:

Tus 4 puntos de arranque

La nueva realidad ya esta ante ti. Si no avanzas como quieres, tal vez es por uno de tus 4 puntos de arranque que debes conocer y saber cómo trabajan.

Posted by Jorge Meléndez on Friday, June 26, 2020

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.