La energía no se crea ni se destruye, pero sí puede despilfarrarse. Tal vez por eso no se transforma. Hora de ver las fugas.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Tu Vida Y Las Fugas De Energía

Tu vida y las fugas de energía

Ha sido interesante observar un aspecto de mi espacios durante el último año. Mi espacio de energía. En agosto del año pasado me miré al espejo y no me gustaba nada de lo que veía. Nada. Pero más de lo que podía ver, era lo que sentía. Y pude percatarme de algo muy notable: mi espacio de energía vital estaba desvaneciendo. Es más, iba en picada. Toda esta semana estamos mirando «Los 7 Espacios de tu Vida». Ayer fue el mental (puedes leerlo aquí https://jorgemelendez.com.mx/como-va-tu-mente-va-tu-auto-estima/).

Mi nivel de entusiasmo, de optimismo, de alegría, de vitalidad y de disposición, entre otros, estaban como la bolsa de valores cuando entra en caída libre. Olvídate del impacto que pudiera tener en cualquier aspecto de mi vida. Estaba teniendo el más importante: en mí y me estaba dando cuenta. Llámale fatiga, depresión, decaimiento, desilusión, frustración, crisis, lo que sea, llegó el momento de hacer algo que nunca había hecho al respecto.

Hice una declaración atrevida y sin evidencia alguna. Una que me iba a costar creérmela y manifestarla. ¿Cuál?Alcanzar la mejor condición física de mi vida. No se trataba meramente de perder peso. Tampoco de alcanzar un peso, de sentirme bien o de volver a sentir las cosas que me habían caracterizado (mi entusiasmo, mi alegría, mi pasión y mi optimismo). Era revelar y descubrir un nivel en mí que nunca había conocido.

No se trata de meramente hacer ejercicio, ir a un gym o comer bien. Eso sin duda sería parte de la ecuación, pero no la solución. Era comenzar a observar la condición, el uso y la preservación de mi energía en mi vida. Eso implica mirar cómo la produzco, la preservo, la dirijo y, particularmente, como la despilfarro o malgasto. Era hacer algo que nunca había hecho. Observar el sujeto primero y reconocer sus tendencias, patrones, ciclos, inconsciencias y sus intereses.

Aquí la condición de estar quieto (por la Pandemia) y no estar viajando fue una gran bendición. Al estar más tiempo sedentario o sin movimiento, podía observar (no juzgar) lo que realmente estaba pasando. La energía no sólo está o no está, no aparece o desaparece. Tampoco tiene que ver con la edad. Conozco gente joven que siempre esta cansada y gente de mayor edad que tiene reservas de energía para alimentar al planeta y le sobran. La edad es un mito.

Ayer hablaba con una amiga que trabaja todos los días, un total de 82 horas a la semana en dos trabajos y tiene más energía que muchos. Hablaba con ella y era desbordante la energía que tiene. Algo sí ella tiene bien claro: cómo maneja su tiempo. Eso la lleva a cuidar como produce, preserva y cuida los espacios vitales en ella para poder sostener ese nivel y ritmo de energía que requiere su vida en este momento.

Mucha gente busca tener la cantidad de energía para pasar el día. Otros buscan cómo crear energía para hacer a duras penas lo mínimo requerido. Muy pocos hacen consciente que su espacio de energía es vital, preciado y requiere cuidado diario y aprender a manejarlo. Es tener una relación sana y saludable contigo y con la energía. ¿Qué quiere decir eso?

Más que mirar lo que la produce y preserva, miremos las cosas que la malgastan, destruyen, diluyen o despilfarran:

Creencias o actitudes como – ansiedad, preocupación, temor, duda, inseguridad. Esto drena y te mantiene en un ciclo.

Comportamientos como – no cuidar horas de sueño y/o descanso, uso inconsciente e ilimitado de redes sociales, noticias o programas/películas/series de violencia/noticias/negativismo, no saber poner límites, querer rescatar a todo el mundo, querer agradar o buscar aprobación.

Alimentación – consumo desmedido de azúcar, harinas, alimentos procesados, abuso de alcohol, drogas, carnes rojas, falta de alimentos verdes en la dieta, hidratación (agua), consumo de estimulantes.

Toxicidad – No hacer procesos de DETOX ya sean mentales, emocionales, espirituales, físicos, de alimentación, de personas, de relaciones, de cosas que compra, consume o acumula. Estos deben hacerse por lo menos una vez al año, como una evaluación médica de tu cuerpo.

Sedentarismo – Falta de ejercicio, de tener intereses, de no tener propósitos, de no cultivar pasatiempos u otros intereses, de no seguir soñando, de no tomar riesgos, de no salir de una zona cómoda, de no romper paradigmas, de vivir en estasis (estancamiento). El ejercicio es una sola parte de este punto.

Ausentismo – de crecimiento personal (lectura, videos o audios que reten tu manera de pensar, creer o actuar), desarrollo de consciencia, de elevar la espiritualidad, de retarte de alguna manera, estar en servicio o contribución.

Mucha gente cree que la receta para tener energía es buena alimentación, descanso y ejercicio. Va más allá de eso. Eso podrían ser tres elementos esenciales, pero yo conozco gente que hace las tres muy bien, pero viven faltos de energía. Es más, físicamente se ven bien, pero tu puedes ver que algo los saca de su centro y sus reservas de energía son bajas o pocas.

El objetivo de este blog (de toda esta serie) es mirar a profundidad y con honestidad la importancia y el cuidado que le das a tu espacio de energía. Te invito a que mires lo que no haces o no tomas en cuenta con respecto a este importante espacio, como lo es el de la energía. De la misma manera en que tenemos gastos hormigas o fugas en el aspecto económico, tenemos muchas más en el aspecto energético. Este puede ser un eslabón o puerta que puede alterar radicalmente la calidad de tu vida. ¿Qué vas a hacer al respecto?

Todos quieren mas energía, pero pocos están dispuestos a mirar como la malgastan.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: