¿Recuerdas el "Triángulo de las Bermudas"? Todos tenemos uno, donde se pierden cosas que no debemos perder de vista.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Tú Triángulo De Las Bermudas

Tú triángulo de las Bermudas

Recuerdo cuando era un niño, comencé a escuchar de algo llamado «El Triángulo de las Bermudas». Olvídate si era un mito o realidad. Se dice que este espacio que cubre desde Puerto Rico, la isla de Bermuda y la Florida, es un espacio donde han «supuestamente desaparecido docenas de barcos, aviones y hasta personas». Durante muchos años se hicieron documentales, escritos y se escribieron muchas historias sobre las desapariciones que ocurrían en este sector. Algo similar con los mitos del «Monstruo del Lochness, el Big Foot, los OVNI y muchos otros temas más». (El de los OVNI es el único que sigue con vida).

Con el paso de los años ya no se escucha tanto este tema del Triángulo de las Bermudas. Aunque los mitos o anécdotas no dejan de aparecer cada cierto tiempo. Era interesante que durante mucho tiempo la gente discutía o alegaba que «algo sucedía en este triángulo». Tanto los que defendía la «verdad», como los que la desmentían. Todos «supuestamente» buscaban tres cosas: respuestas, la verdad y esclarecer el misterio. Afirmar o desmentir de una vez y por todas el «Triángulo de las Bermudas».

Dónde se pierden tus sueños y tu responsabilidad

Yo digo que todos tenemos un Triángulo de las Bermudas. Un espacio donde se pierden muchas cosas. Para empezar, perdemos el sentido de dirección. Nublamos el entendimiento con conjeturas, inventos mentales, fantasías desastrosas, temores del pasado y miedos infundados. Por no definir un propósito, un norte claro, comenzamos a sobrevivir y perdemos nuestras capacidad de realmente desarrollar pensamiento crítico.

Seamos claros. Hay tres cosas que todos queremos: respuestas, sanar lo que requerimos sanar y soluciones. El problema es que hacemos lo contrario de las tres. En vez de aprender a responder, vivimos reaccionando. Estamos tan enfocados en tener la razón, en defendernos, que pocas veces nos permitimos dejar que el silencio y una respuesta creativa fluya en nuestras interacciones. Especialmente, cuando tenemos diferencias, conflictos y enfrentamos momentos donde nos han incumplido (o hemos incumplido). Perdemos nuestra capacidad de respuesta por vivir en reacción constante.

Tu puedes tener la razón y no tener paz

Hasta que no aprendemos a tomar responsabilidad por lo que pasa en nuestra vida, nada cambia. Bueno o malo, sin culpar a nadie (especialmente a ti), es importante aprender a desarrollar esta importante habilidad de «elegir ver TODO lo que vivimos en nuestra vida» a través de este lente. Pregúntate: ¿de qué te sirve tener la razón de algo que viviste si no tienes paz sobre lo que viviste? No es preguntarte ¿porqué te pasó?, sino ¿para qué pasó?

Los eventos más duros, dolorosos y hasta traumáticos que he vivido en mi vida, hasta que no hago el ejercicio de aprender a verlos de manera responsable, me siguen llevando a perderme en mi «triángulo de los Bermudas personal». Donde por culpar, señalar, juzgar, criticar, comparar o hasta resentir a alguien, no me libera. Pasan los años y sigo en una especie de limbo mental, emocional o hasta energético, pero nada realmente ha cambiado.

Sanar y estar bien no es lo mismo

Otro punto donde nos perdemos en nuestro «triángulo de las Bermudas personal», es el de sanar. Todos queremos realmente tener salud, pero muchas veces nos enfocamos mejor en sentirnos bien, que realmente liberarnos de lo que nos lleva a vivir a medias. Todos queremos tener un buen cuerpo, pero no queremos soltar nuestros malos hábitos de comer, de descanso, de hacer ejercicio y de cuidar nuestro cuerpo.

Queremos que nuestro cuerpo responda a todo lo que enfrentamos, pero no hacemos lo óptimo para cuidarlo. Dicen que cuando tu cuerpo te está hablando, muchas veces lo refleja en algún dolor, enfermedad o síntoma. Mucha gente sabe que su cuerpo le está hablando, pero prefiere buscar un remedio que sanarlo. Prefieren decir «estoy bien, qué saber qué están sanos». Estar sano no es sentirse bien, sino saber que trabajas con las creencias, pensamientos, actitudes o comportamientos que llevan a tu cuerpo a sentirse en estrés o a enfermarse.

Resolver no es solucionar

Vivimos en un mundo donde todo el mundo «dizque» quiere soluciones, pero no es cierto. La semana pasada escribí un blog sobre las respuestas que le pegó a varias personas. Este es otro problema, la gente dice que quieres soluciones, pero en realidad muchas veces lo que quiere hacer es resolver. Buscar una solución y resolver no es lo mismo. Tu puedes estar resolviendo toda la vida el mismo asunto o la misma área de oportunidad y nunca realmente tener un quiebre o solucionarlo.

Todo el mundo quiere dinero, pero no todos están dispuestos a resolver su manera de relacionarse con el dinero. Todos quieren perder peso, pero no quieren alterar su relación con la comida. Así en otras áreas. Mientras sigas alimentando la mentalidad de resolver (lo inmediato) y no mires la solución (calidad de vida a mediano y/o largo plazo), el problema seguirá presente.

¿Qué vas a hacer al respecto? No quieres perderte «Disrumpe y Diseña el 2022″ el año más extraordinario de tu vida». Seis ponentes, tres horas y todas las herramientas para diseñar el 2022 más grande de tu vida. Oferta tempranera hasta el 1 de diciembre. Toma acción entrando aquí o escríbeme a mi whats app +52 1 55 1139 2095.

Todos tenemos un «Triángulo de las Bermudas»: donde perdemos cosas que no debemos perder de vista.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: