fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Tu Mejor Amigo Te Espera

Tu mejor amigo te espera

Durante mucho tiempo en mi vida le tuve miedo a la oscuridad. Todavía de adolescente, casi adulto, tenía mis momentos de pensar dos veces cuando entraba a sitios oscuros, estar a solas en la noche o tener todo apagado en la casa. Es más, era muy común dejar una noche encendida en alguna parte de la casa.

Luego de trabajar con el origen o la causa de este miedo, ahora puedo decir que no me siento igual ante la oscuridad. Con la llegada de mi adultez, pude darme cuenta que tenía otro miedo, el temor a estar conmigo mismo en mi casa. Era un hábito que primero era inconsciente, hasta que un día pude darme cuenta que siempre quería llegar a mi casa tarde, pero no quería estar solo.

Con el paso de los años pude trabajar con este miedo y ahora disfruto estar conmigo mismo y estar sólo en mi casa. Cuando comencé mi proceso de crecimiento personal consciente, a mis treinta años, me di cuenta de que tenía otro miedo. Este tal vez era el más detrimental de todos. El miedo a la quietud, al silencio, a estar conmigo mismo.

Era como si la vida tenía que ser una banda sonora con algún tipo de ruido o sonido en el trasfondo. Música, televisión, entretenimiento, plática, pero algo que le diera sonido o definición sonora al momento. No sólo estaba equivocado, sino que me estaba perdiendo muchas cosas de la vida, del momento y de mi mismo al no darme el permiso de estar en la quietud, en el silencio y conmigo mismo.

¿Qué papel juega el silencio en tu vida?

¿Cuánto buscas la quietud para poder darle orden o profundidad a tu día o a lo que vives?

¿Qué sería tener una práctica, hábito o ritual diario donde el silencio fuera una parte vital del mismo?

¿Cómo se siente vivir acompañado del mundanal ruido, careciendo de un espacio de silencio?

¿Qué podrías descubrir de ti en el silencio que no logras ver en el caos y el ruido?

Todavía recuerdo el momento en que tuve un encuentro cercano con el silencio. Había terminado una relación muy importante en mi vida. Tendría unos treinta y cinco años. Era la época navideña. Esta época siempre es muy alegre para mi. Suelo pasarla con mi familia, con amigos y haciendo cosas de familia o divertidas. Ese año era algo diferente. No me sentía triste, ya que el duelo de haber terminado una relación importante lo había hecho.

Era algo diferente. Sentí que algo internamente me decía que requería recogerme, pasar un tiempo a solas, conmigo mismo. Decidí que iba hacer algo diferente entre el 26 y el 30 de diciembre de ese año. No saldría de mi casa. No contestaría llamadas, a menos de que fuera una urgencia. Me desconectaría del mundo por cuatro días.

El primer día fue extremadamente difícil. Tenía la tentación de encender la televisión, de escuchar música, de hacer algo. Sentí una desesperación que pensé que me volvería loco. Recuerdo que a eso de las casi siete de la noche, algo ocurrió. Sentí una paz, una tranquilidad, una conexión con el silencio. Era como si pudiera observar-me y observar todo con nuevos ojos.

Ya el segundo día se había despertado en mi un deseo de querer gravitar hacia ese espacio. Aquí comencé a reflexionar en hacer algo que nunca había hecho: mirar lo que fue mi año de manera objetiva. Así comencé un nuevo hábito en mi vida: sacar una semana en diciembre para recapitular lo que fue mi año y comenzar a declarar, visualizar y planificar el siguiente.

Ahora saco un espacio todos los días, entre 5 y 6 de la mañana, donde leo, medito, reflexiono y escribo para poner mi día en perspectiva. No es sólo un ritual, sino una necesidad orgánica para mi poder tener ese espacio en silencio, en tranquilidad, en la quietud, para poder escuchar lo que desea decirme el Universo, la Musa, el Creador. Es una forma de alinearme con mi mundo interno antes de salir a encontrarme con el mundo externo. ¿Qué vas hacer para crear una relación significativa con el silencio y la quietud?

¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!

#crecimientopersonal #silencio #quietud #blogger #anquiro #hábitos #reflexión #mentalidad #abundancia #trascender

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.