fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Tu Abundancia En Tres Pasos

Tu abundancia en tres pasos

Una cosa es saberlo, hasta creerlo, pero otra es lo que haces. Durante gran parte de mi vida he sabido que la abundancia no vive fuera de ti, sino dentro. Lo he leído en docenas de libros, videos, audios y talleres que he realizado en las últimas tres décadas de mi vida. Hasta llegar el momento de ponerlo en práctica o la crisis que pide una sola cosa: resolverlo ahora, no meramente manejarlo de raíz para que no vuelve a suceder.

La conveniencia, la facilidad o los comportamientos automáticos son los más desafiantes a enfrentar. Implica tomar riesgos, exponerte, estar dispuesto a equivocarte o ser un principiante, dejarte manejar, no saber literalmente, pero confiar en que «no puedes seguir operando desde ese mismo lugar y por eso eliges hacer algo radicalmente diferente, pase lo que pase». Y vivir con el resultado, ya que estás iniciando un proceso.

Hoy tu vida, ya sea de maneras sutiles o totalmente obvias e inescapable te puede estar pidiendo algo. Simple. Sencillo. De verdad. Anoche lo compartía con un grupo de líderes en un zoom en la CDMX y otro con un grupo de participantes en un entrenamiento que dictaré en dos semanas en Tuxtla.

Uno de mis más grandes mentores y/o maestros una vez me dijo: la abundancia es inescapable. El punto es la manera en que te conectas con ella y la vives diariamente. Eso sólo se logra a través de la práctica consciente de tus pensamientos, de tus sentimientos, de tu lenguaje, de tus acciones, de quién ERES (maneras de SER) en lo que haces y en tus resultados.

En pocas palabras. La abundancia práctica. El despertar consciente cada día de la manera en que habitas en tu Ser y cómo lo compartes con el mundo. Diariamente.

¿Qué es la abundancia práctica?

Saber que eres un ser de energía.

Que estás conectado con esa energía en todo momento.

Esa energía llega a ti a través de tus pensamientos.

Tú eliges la interpretación que le das a esos pensamientos (sea negativo o positivo).

Esa energía es la que le imprimes a tus creencias.

Eso se convierte en un filtro por el cual ves al mundo a ti mismo.

De ahí pasa ser parte de tu programación (consciente como mayormente inconsciente).

Eso se refleja en la manera en que eliges sentir cuando esa programación se muestra en tu vida.

Esto lo conviertes en lenguaje (pensamientos, sentimientos, actitudes, lenguaje no verbal cómo verbal, corporal, acciones, actitudes, etc.).

Tu lenguaje dice lo que crees, piensas, sientes, haces y evalúas de todo lo que pasa en la vida y en tu vida.

El lenguaje es la casa de tu realidad.

Hasta que no aceptes que tu lenguaje es la causa de todo, seguirás pensando que la razón vive fuera y no dentro.

¿Qué puedes hacer para hacerte consciente de tu abundancia de manera práctica?

Llevar un diario de gratitud (diario y por escrito, no en tu mente).

Estimular tu creatividad de manera consistente. (Ver películas, leer libros, escuchar audios, ver eventos o viajar y hacer cosas que te inspiren, te reten, te conmuevan, te cuestionen, te eleven, te aterricen, te lleven a ver las cosas de otra manera).

Usar tu imaginación.

Visualizar.

Declarar metas o logros que te desafíen a ser diferente y no sepas como hacerlo. (Que no puedas hacerlo solo).

Afirmar y el uso de afirmaciones.

Periodos de silencio.

Escribir.

Pedir apoyo o retroalimentación.

¿Cómo vas a darte cuenta?

Que un sólo pensamiento de «yo puedo, yo valgo, yo merezco, yo soy suficiente, yo soy capaz» puede desatar un nuevo y pequeño hábito. Eso comienza una nueva práctica. Esto genera nuevos sentimientos. A su vez nuevas acciones. Actitudes. Comportamientos. Resultados. No vas a alterar tu programación mental de un solo golpe, sino con los pasos consistentes, simples y prácticos que puedes dar diariamente. Eso depende de ti, no de tu entorno.

¿Qué vas hacer al respecto?

Tú puedes ver la abundancia como algo que se obtiene o alcanza o algo que se practica.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba