fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Sácale El Máximo A Tu Esfuerzo

Sácale el máximo a tu esfuerzo

No hay nada más satisfactorio que escuchar a una persona compartir avances hacia su objetivo o sueño. No hay nada más valiente que escuchar a una persona compartir cuando se ha atorado o ha sufrido un revés en el camino de lograr su objetivo o meta.

No hay nada más triste que escuchar a una persona seguir enumerando las razones por las que no ha tomado la decisión de lanzarse por su sueño o meta. No hay nada que genere más empatía que escuchar como una persona lucha contra todo obstáculo para iniciar lo que siempre ha deseado: darle vida a su sueño.

¿Cómo lo se? Porque he estado en las cuatro posiciones que les acabo de mencionar. Feliz por caminar hacia lo que soñé; valentía cuando todo lucia gris pero seguí caminando; triste cuando me inventaba excusas para no hacer lo que soñaba; y agradecido porque alguien podía ver algo en mi cuando yo no lo veía.

Cuando ya has tomado la decisión de darlo todo por manifestar un sueño, hay ciertas cosas que pueden ser beneficiosas si las tomas en cuenta. Especialmente, en los momentos en que van a venir a tu mente dudas o temores; cuando tus expectativas no se cumplan; cuando sufres un revés o una decepción; cuando te canses o fatigues; cuando cuestiones (o te cuestionen) tus actos, tus avances y tus resultados.

Esto que voy a sugerirte son siete cosas que practico. Algunas son recientes, otras llevan tiempo conmigo. No digo que funcionen para ti, ya que cada camino y cada persona es diferente, pero los puntos ciegos o situaciones de desafío pueden ser similares.

1) Ser optimista – dicen que “el Lider no nace, se hace”; yo digo lo mismo sobre el optimismo. Algunos personas nacen siendo optimistas, otros requieren desarrollar la habilidad de ver el vaso medio lleno y no medio vacío. Emprender, abrir un negocio o desarrollar una habilidad es un proceso no una carrera de velocidad. No confundamos ser positivo con ser optimista. Las dos agregan valor al camino, aunque tienen funciones diferentes. Ser positivo es como la estación de agua mientras corres el maratón, mientras ser optimista es saber que habrá partes difíciles en el camino, pero estás enfocado en llegar a la meta. Ser optimista no es negar los obstáculos, sino ver la oportunidad que estos te brindan a crecer y ser más grande que ellos.

2) Identificar tus áreas de desarrollo y trabajarlas – El mundo no va a tener lástima de ti y darte la oportunidad si no estás preparado para ella. Habrá momentos cuando la vida te brinde una ventana de tiempo para aprovecharla en aprender y desarrollar tus habilidades. Yo no estudie periodismo, pero el que me hayan dado la oportunidad sin haber estudiado fue la puerta, tomar un año para desarrollar mis habilidades fue una decisión consciente. Tu puedes caminar hacia tu sueño y seguir aprendiendo o puliendo tus habilidades en el proceso. Hay gente que prefiere tener el conocimiento antes de dar el paso, pero no tienen que ser cosas excluyentes.

3) Dime con quien andas y te dire cuanto avanzas – Cuando decides emprender, ser independiente o desarrollar una habilidad, en muchos casos, puede ser cómo convertirse en un extraterrestre. Tal vez nadie en tu entorno sepa, conozca, domine, entienda, acepte y, peor aun, este de acuerdo con tu sueño o decisión. Es ahí cuando vas a tener que estar dispuesto a tomar la decisión de identificar quién (o quienes) son las personas importantes que requieres tener cerca en esos momentos. Una cosa son las personas con las que más tiempo pasas, otra es pasar el tiempo con las que más van a aportar a tu desarrollo para lo que quieres. En muchos casos no son las mismas y si no lo distingues vas a pagar un precio y tu sueño también.

4) El habitad apoya el hábito – Nunca sabremos que vino primero, el huevo o la gallina. Lo que si sabemos es que la gallina requiere un espacio, un tiempo y una práctica para poner el huevo. Lo mismo sucede con los seres humanos y los hábitos. La vida te va a llevar en una dirección y nuestros sistemas de pensamiento y protección lo convierten en comportamientos automáticos o programados. Si no buscas crear un espacio, sea mental, físico o emocional del hábito que deseas desarrollar, tendrás las mismas excusas para seguir viviendo sin el. Un hábito brilla en un habitad. Tal vez creando el habitad veas el brillo que puedes tener con tu hábito.

5) Las emociones no son reflejo de tu sueño, sino de tu crecimiento – Somos seres espirituales teniendo una experiencia humana. Las emociones no son el punto central de la experiencia, sino cómo la percibes y cómo te encuentras en el proceso de crecer y concienciar en ella. Mucha gente usa su estado emocional para evaluar, juzgar, comparar o medir sus avances en el camino a lograr sus sueños cuando las emociones solo miran la parte subjetiva, no necesariamente la objetiva, del proceso. Esta bien que sientas de todo (y lo vas a sentir), el error es cuando usas lo que sientes para medir tus avances o acciones. Trabajar en tu inteligencia emocional para ser importante.

6) Lo que no se ve puede ser más importante que lo que todo el mundo ve – Trabajar tu fe o tu espiritualidad puede ser el regalo más grande que te des en tu vida y por tus sueños. Al trabajar con tus músculos invisibles, podrás conectar con las señales que te puede estar dando la vida. Tu espiritualidad, intuición o tu fe puede darte nuevas perspectivas para ver más allá de lo que ven tus ojos, oyen tus oídos y te alcanzan los sentidos. Lo que no podemos ver puede causar locura para una mente reactiva o desesperada, mientras puede ser lo más liberador o revelador para una mente centrada y conectada con una fuerza superior a la suya.

7) Seguir caminando – Ruben Blades escribió una canción hace muchos años llamada “Caminando”. La misma enfatiza en la importancia de seguir caminando no importa que. Caminando se aprende, se enfrenta, se perdona, se muestra, se vive, se expresa, se dice, se hace y se vuelve hacer. En el camino hacia los sueños hay una sola cosa que es incuestionable: seguir caminando. Camina.

Todo sueño va a tener sus retos. Nuestra vida va tenerla también. Estas siete prácticas pueden ser apoyo en el momento más indicado. ¿Cuáles de ellas podrían ser útiles para ti?

¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.