fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Saca El Hobbit Que Vive En Ti

Saca el hobbit que vive en ti

“Mi precioso”. “Es mío”. “Mi precioso”. Si viste alguna de las tres películas de “El Señor de los Anillos” conocerás estas frases. Más que simples palabras, representaban el poder que poseía un anillo sobre las mentes de las personas que entraban en contacto con él.

El anillo poseía el poder de un pacto que habían hecho siete reyes en algún momento de la historia. Ese anillo tenía el poder de darle a su dueño la capacidad de dominar al mundo y alterar el curso de la historia. Dicho anillo podría sacar lo peor de ti, ya que sacaría todo lo que tu EGO quería hacer y manifestaría todo lo que hace el hombre cuando no conoce su carácter, sus principios y sus valores.

La única forma de restituir el orden en el mundo, y en el Universo, era llevarlo al lugar donde fue creado, forjado y hecho (Mordor) y lanzarlo al fuego para que se destruyera. El problema es que sólo una persona tenía la capacidad de hacerlo y, para lograrlo, tendría que rebasar sus propias imperfecciones.

Lo que nos trae a ti, si a ti. ¿Qué tiene que ver el Señor de los Anillos contigo? ¿Con tu sueño? Tu tienes una idea, un sueño, un proyecto, una habilidad o un producto/servicio que deseas mostrar al mundo. Es tu anillo, “es mi precioso”. Ese anillo fue hecho de las entrañas de tu creatividad, de tus deseos y de tu visión de alcanzar algo que nadie ha alcanzado.

Ese sueño requiere que te enfrentes a los más grandes miedos y temores que viven dentro de ti. Vas a tener que pasar por muchos caminos, tal como los pasó Frodo Baggins. El pasó Edoras, el bosque de Fangorn, Isengard, Rivendell, Ered Nimrais, el río Anduin y muchos más. Tu tendrás que pasar por algunos que serán más oscuros o temerosos que esos.

Frodo enfrentó enemigos como Sauron, Saruman, Gollum, los siete jinetes de la muerte y muchos más. Tu enfentarás enemigos pequeños, grandes, algunos que sacarán el miedo más ancestral que has sentido y hasta algunos inesperados.

Ahora, ¿qué fue lo que hizo que este viaje, esta jornada, este recorrido donde esta en juego la vida de Frodo y muchas más en juego, valiera la pena? Los que lo acompañaron. Repito, los que lo acompañaron. Se llama en inglés “fellowship”, lo que en español se traduce libremente como “compañerismo”. Yo prefiero llamarlo, “una fraternidad de visión y propósito”. Es por eso que la primera película se llama “The Fellowship of the Ring” o “La Fraternidad del Anillo”.

Todos tenían algo en común: proteger el anillo y llevarlo a Mordor. Estar dispuesto a entregar su vida por ello. Cuidar a cada uno de integrantes como si fuera tu hermano. No perder de vista o alejarte de tu propósito: cuidar y llevar el anillo. No poner tus intereses personales por encima de tu propósito, aunque esto te pueda costar la vida. No dejarte vencer por la tentación de querer sabotear la jornada, querer quedarte con todo y alejarte de lo que es tu propósito: llevar tu anillo al lugar donde restituye el orden en el mundo.

Frodo Baggins, el hobbit que se encontró el anillo, nunca pensó que tendría que asumir dicha responsabilidad tan grande. Era algo que lo rebasaba. Así de grande puede ser una misión y un propósito de vida. El, al igual que otros que han tenido que asumir su papel en la jornada del héroe, resistió y negó el querer aceptar dicha responsabilidad.

Eso nos pasa a todos cuando emprendemos, cuando queremos lanzarnos de manera independiente, cuando queremos lanzar al mercado un producto o servicio. Sentimos miedo. No sabemos lo que la incertidumbre traerá y la manera en que la enfrentaremos. Resistimos y negamos esa responsabilidad. Ahí quiere salir el empleado y matar (o silenciar) al emprendedor.

De la misma forma en que Frodo buscó guía, dirección y apoyo para el viaje, requerimos hacer lo mismo. Frodo, lo primero que hizo, fue buscar a alguien de confianza que no lo juzgaría, aunque tendría sus dudas, como lo fue su amigo Samsagaz Gamyi. De ahí se unieron un par de amigos más, un mago-sabio, un rey noble y el hijo de otro rey que pensaba más en sus propios intereses que el bien de todos. Todos, aparentemente sabían lo que se requería de ellos y el rol que tendrían, pero la jornada fue una gran prueba de carácter para cada uno. Empezando por el mismo Frodo. Las personas que salieron a llevar el anillo no fueron las mismas que regresaron.

¿Quiénes integran la fraternidad de tu sueño, tu proyecto, tu habilidad, tu producto o tu servicio? ¿Quién es tu mago sabio? ¿Quién es tu amigo de confianza? ¿Quién es el rey o mentor que está dispuesto a jugarse la vida por ti? ¿Quién está cerca de ti, pero no cuida de tus espaldas en todo momento?

Tu anillo es tu sueño. Hasta dónde quieres llevar ese anillo es tu misión y propósito. Los lugares y los enemigos que vas a enfrentar son las que te van a convertir en la persona que siempre has querido ser. Quiénes van a formar parte de tu Fraternidad es lo que hará la diferencia.

Cuando una fraternidad tiene un propósito definido y claro, los integrantes saben cual es su rol. El que dirige sabe hacia dónde va, pero está abierto a escuchar de sus compañeros lo que ellos saben, lo que han experimentado, lo que han vivido y lo que pueden aportar a hacer el viaje lo más enriquecedor y con mayores posibilidades de éxito posible.

¿A quién escuchas? ¿A quién buscas para dirección, claridad y volver a ponerte en propósito? ¿A quién buscas para que pueda darte una dosis de honestidad brutal o una patada en el trasero para que despiertes? ¿Quién sabe más que tu y puede servirte de mentor o guía porque ha recorrido el camino en el que estás?

Una gran lección de esta trilogía de películas es que la valentía puede ser ejemplificada por un ser pequeño en tamaño, pero grande en corazón, en lealtad, en amistad. En no perder de vista un propósito, aunque no sepa, sienta los miedos más grandes y confiar en las habilidades de aquellos que lo rodean.

Tu no eres un hobbit, aunque en muchas cosas puedes parecerte a uno de ellos. Somos humanos, no podemos hacer las cosas solos, requerimos pedir apoyo, dejarnos guiar, tenemos personas más inteligentes y aptas que nosotros cerca. Y, lo más importante, saber que nada nos va a detener en nuestro propósito de traer al mundo nuestro anillo, “mi precioso” sueño, y llevarlo a su máxima expresión.

No somos un hobbit, pero tal vez es hora de sacar el Frodo Baggins que llevamos dentro y formar nuestra propia “Fraternidad de un Sueño”. Ser parte de un grupo de Mentes Maestras es parte de ello. Ha llegado el momento de darle forma y expresión al círculo con el que vas a conquistar al mundo. ¿Qué esperas?

¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!

Nota: este escrito fue realizado originalmente para un grupo privado de emprendedores que son parte de Mentes Maestras que se llama «Cambio de Trayectoria» . Es un escrito mensual donde tocamos temas de emprendimiento, desarrollo de habilidades, crecimiento personal, etc. Tu mereces ser parte de Mentes Maestras. Puedes obtener más información enviándome un mail a jorgemap63@mac.com

#crecimientopersonal #mentalidad #mentesmaestras #abundancia #fraternidad #hobbit #blogger #anquiro #emprender #sueños

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.