fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Reclamar Tu Libertad Es Una Virtud

Reclamar tu libertad es una virtud

En tiempos cuando muchas veces medimos lo material (dinero o la acumulación de bienes) o lo que demuestra un grado de éxito o reconocimiento (obtener un logro o alcanzar un nivel de popularidad), a veces perdemos de vista cosas significativas. No le damos la importancia que merece los pasos que realmente comienzan a abrir la puerta poder generar algunos de los resultados que definen o se destacan en la vida de una persona.

Hace un par de días hice una pregunta en mi página de Facebook donde decía: «quiero conocer tu mejor virtud: lo que estuviste dispuesto hacer para reclamar tu libertad». Para muchos leer la palabra virtud fue algo sorpresivo. Algunos no lo consideran una virtud, pero si miramos que venimos a este mundo a reclamar nuestro libre albedrío, es probable que la palabra no esté mal usada. Es más, tal vez es la mejor manera de reconocerte por dar un paso tan significativo.

Sabemos que somos seres libres, pero no nos comportamos como tal. Si no es emocional, es mental, física, económica, espiritual o energéticamente hablando, algo nos tiene de rehén. ¿De qué eres rehén en tu vida? Es una pregunta que suelo usar mucho en talleres o sesiones de coaching porque rápidamente arroja luz sobre el área (o las áreas) donde no sentimos total libertad sobre nuestros actos.

A nivel personal, puedo decir que durante mucho tiempo fuí rehén de agradar, de no decir realmente lo que sentía, de no tener nunca tiempo, de no tener dinero, de ser una víctima profesional, de mostrar una máscara social y no ser auténtico buscando la aprobación de los demás, entre otras cosas. No fue hasta que tomé la decisión de dejar de ser esclavo o rehén de agradar que reclamé mi libertad.

Fue muy interesante leer las respuestas de la gente a la pregunta o pedido que les hice. Desde reclamar su vida espiritual, dejar su empleo, escuchar más, amarse, valorarse, reclamar su autonomía, cambiar su mentalidad, tomar riesgos, dejar su empresa y dedicarse a su misión de vida, dejar de ser víctima, tomar decisiones, apoyar a otros, hacer cosas que nunca habían hecho, cambiar de residencia y dejar de hacer cosas predecibles fueron algunas de las muchas respuestas.

Ese es el punto. Reclamar tu libertad no es meramente un resultado, sino un acto que implica romper con muchas ataduras, miedos o creencias limitantes que tienes en tu cabeza. No es fácil, ya que implica pagar precios y salir de la comodidad, pero la recompensa final es lo más importante: reclamar tu libre albedrío y comenzar a caminar el camino de la libertad y cuidarla religiosamente.

Hoy tal vez eres rehén de alguna de muchas creencias limitantes que viven en nuestra mente. Tal vez son económicas: no tener o por seguir dependiendo. La falta de tiempo: no tomar responsabilidad, no querer aprender a decir no o seguir desorganizado. No tener la relación de pareja que quieres: por miedo o no estar dispuesto a cambiar tu forma de elegir o relacionarte. No tener el negocio que quieres: por falta de recursos o miedo al riesgo. No estar haciendo lo que te hace sentir feliz: por seguir en lo cómodo y no vivir tu pasión o lo que viniste hacer a este mundo. No dar ese paso espiritual en otra dirección: por temor al qué dirán o por ser diferente a toda tu familia. Pueden ser muchas más, pero todas tienen algo en común: esperan a que tomes la decisión para reclamar lo que siempre ha sido tuyo: tu libre albedrío. ¿Qué esperas?

¡Gracias porque hoy celebramos algo muy especial! ¡Esta es mi entrada de blog #300! Jamás pensé que alcanzaría este número cuando comencé el año pasado. Gracias por tu apoyo y por sacar de tu tiempo para leer o compartir mi Anquiro blog. Soy afortunado de contar en mi vida con personas como tu. Hoy te invito a que hagas una cosa: reclama tu libertad! ¡Bendiciones!

#crecimientopersonal #mentalidad #coaching #anquiro #blogger #libertad #virtud #abundancia #retos #desafíos

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.