fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Reclama Tu Naturalidad

Reclama tu naturalidad

Le preguntaba a un amigo en estos días, ¿qué has notado diferente en ti en estas últimas semanas para empezar los resultados que estás generando? La pregunta lo tomó por sorpresa. Tras darle pensamiento por un momento, su respuesta fue: «rompí mis normas y empecé a hacer las cosas de manera mucho más natural que normal. Empecé a operar de manera mucho más intencionada».

¿Cuál es la diferencia entre normal y natural?

Vivimos en un mundo repleto de normas y cumplimiento. Las cosas «se deben» hacer de una manera. Es importante seguir haciendo «lo que funciona» y mantenerte en eso.

El problema con eso es que se convierte en norma. Se vuelve un patrón. Lo que se convierte en un sistema. Y eso comienza a inclinarse hacia los comportamientos automáticos. La norma se convierte en normalidad, lo que eventualmente se convierte en apego en hacer las cosas de una manera.

Lo que empieza como un deseo hambriento de probar, demostrar o alcanzar algo, eventualmente se transforma en el verdugo que termina matando lo que inspiró, movió y alteró el curso de las personas que iniciaron todo al principio. Tal vez por eso los verdaderos artistas no buscan repetir lo que hicieron una vez.

Prince nunca quiso hacer «Purple Rain II», Michael Jackson no tenía interés de hacer «Bad II» y eso mismo puede decirse de los grandes como George Michael, U2, Alejandro Sanz o la misma Laura Pausini. No se trata de repetirte, sino de recrearte e inventarte nuevas formas de decir algo que agregue valor a la gente.

Mi amigo lo que me explicó a detalle fue. «Primero, solté mi apego a hacer las cosas como las venía haciendo. Me enfoqué en mi intención de mantener una mentalidad de crecimiento, de aprender, de observar y sostener mis prácticas diarias de manera consistente. En vez de «enfocarme en lo que quería obtener, mi concentré en lo que iba hacer diariamente de manera consistente».

Eso es muy importante. En vez de mirar afuera y empezar a comparar, evaluar o invalidar, observas lo que pasa dentro. Eso conlleva mirar, como dice Alejandro Sanz, «esas pequeñas cosas», los detalles, que muchas veces pasas por alto al estar haciendo las cosas en automático.

Practicas las llamadas habilidades blandas: la escucha generosa, la empatía, la humildad, el servicio, el contribuir a otros y no venderte contigo mismo con excusas. Al final del día te haces una simple pregunta: ¿hiciste eso que dijiste que ibas a hacer hoy? La respuesta es simple: lo hiciste o no lo hiciste.

Cómo dicen los que practican el deporte. «Cuando has perdido tu forma o consistencia, vuelve a los fundamentos, a lo básico». Volver a retomar las prácticas como cuando empezaste y no sabías nada de lo que sabías. Volver a redescubrir el amor por lo que haces y el POR QUÉ lo haces. No lo que deseas obtener de lo que haces.

Claro que todos queremos resultados. Pero cuando estos no se dan, no lo estás logrando o ya lo has logrado, nunca está demás retarte a buscar lo incómodo, a salirte de las normas. Ojo, estoy claro que las normas o estructuras son parte de todo proceso de crecimiento. El problema es cuando esas normas matan la naturalidad con la que te lanzaste a buscar lograr la meta o el resultado.

La naturalidad siempre muestra lo que el mundo busca. Autenticidad, ser genuino, la honestidad, la empatía, la conexión y, una razón para servir a otros. Tal vez lo que hoy pide tu producto, negocio o servicio es que vuelvas a tu naturalidad y sueltes un poco la normalidad en la que ha caído. Podría ser útil tanto para ti como para lo que le ofreces al mundo.

¿Que vas a hacer al respecto?

Tu naturalidad va de la mano con ser auténtico.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba