Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
¿Quien Te Lavó El Cerebro?

¿Quien te lavó el cerebro?

Yo no sé tú, pero estoy hasta el gorro, hasta la madre, o como dicen en mi país, harto de los formalismos. Y no me refiero a las formalidades que son parte de la etiqueta y el decoro de cierto grado de normalidad. Me refiero a los formalismos que matan sueños, que paralizan la imaginación, le restan el voltaje a la creatividad y se convierten en una represa para la iniciativa y el riesgo.

¿Qué papel juega la formalidad en tu vida? Y cuando me refiero a formalidad, digo: “condición o requisito para ejecutar ciertos actos o el impacto que tiene en el comportamiento de una persona”. Todos los seres humanos tenemos una serie de formalidades que nos forman y, eventualmente, nos limitan. Podemos encontrar o descubrir el origen, pero en algún momento tiene que liberarse de si mismo el rehén: tú.

El problema de la formalidad es que tiene dos caras: la que la sociedad (entiéndase nuestra familia, nuestro entorno y todo lo que se desencadena de estas) nos impone y las que nos imponemos nosotros mismos por ser parte (o no ser parte) de las formalidades por las que el entorno nos mide o exige. Podemos rebelarnos, podemos pelearnos, podemos ser indiferentes, podemos decir que nada nos importa, mandamos todo a la mierda, lo que sea, pero hasta que no rompemos internamente con estos formalismos, seguiremos encadenados a ellos.

Yo afirmo que el formalismo es uno de los mata sueños más grandes que poseemos los seres humanos y no nos damos cuenta. Formalismo es «aplicar con rigurosidad, y sin desviarse de sus preceptos, una determinada doctrina o metodología en el desarrollo de un proceso investigativo o de enseñanza». O sea, A TODOS NOS HAN LAVADO EL CEREBRO.

Esa frase que suele usarse para señalar, criticar o juzgar a las personas que son partes de cultos, que hacen talleres de crecimiento personal, leen libros de metafísica o buscan el crecimiento personal como una puerta a romper con los formalismos, es la que mejor describe lo que vivimos muchas veces a lo largo de nuestra existencia. Me río cuando escucho gente usarla, ya que no saben las muchas formas que ya tienen lavado el suyo.

Si, la ignorancia es atrevida. Tocar lo desconocido, enfrentar las prisiones de la mente, de los formalismos a los que hemos sido expuestos para no pensar, no sentir, no elegir y depender es atacado por los que menos saben o menos han hecho por romperlos. Es como la historia de los cangrejos. Uno de los que están en el cubo sabe que la salida es por arriba, pero al momento de querer salir el resto de la manda lo jala hacia abajo y ahí sigue: en el cubo.

El problema (o desafío) es que romper con estos formalismos implica tener que romper con el lavado de cerebro que tenemos de muchas cosas de nuestra crianza, de nuestra familia, de los grupos sociales a los que pertenecemos (o queremos pertenecer), de nuestras parejas, de la economía, de la religión, del Gobierno, de lo que debemos (o no debemos hacer), de lo que no podemos aspirar («porque nadie en esta familia lo ha hecho o se ha dedicado a eso»). Eso implica tomar riesgos, pagar un precio, ser criticado o exponerte y para algunas personas es un miedo que jamás se atreven a enfrentar o atravesar.

Te invito a hacerte estas preguntas:

¿Qué no haces (que has querido hacer) por temor a decepcionar a alguien?

¿Qué deseas hacer con todo el corazón, pero no lo haces ya que nadie en tu familia lo ha hecho o no te apoyan?

¿Qué grupos sociales (pueden ser amigos, de profesión, familiares, económicos, religiosos o hasta de pasatiempos) de alguna manera pesan o impactan tu capacidad de tomar las decisiones que realmente quieres tomar?

¿Qué riesgos no tomas por temor a la crítica, el juicio o ser señalado?

Si tu respuesta es SI a cualquiera de estas preguntas, la razón es que alguno de tus formalismos te tiene atado y no te has liberado. ¿Has visto como el mundo externo quiere que sigas sumido en los formalismos que han existido por siglos? ¿El gobierno? ¿La iglesia? ¿La economía? ¿Tu familia? ¿Pareja?

El proceso de matar las formalidades impuestas (o inventadas) que se convierten en creencias limitantes o virus mentales es único y vital en la vida de cada ser humano. Desde nuestra disposición (o resistencia) de trabajar con nuestra inteligencia emocional o buscar apoyo (o no) en nuestro camino al crecimiento es altamente marcada por este aspecto.

Hasta que cada persona no reconozca la manera en que los formalismos impactan la manera en que vive y, particularmente, limita el lanzarse tras sus sueños, tomar riesgos, romper patrones o hasta enfrentar sus propios miedos, su experiencia de vida será una limitada o incompleta. ¿Qué vas a hacer hoy para romper con tus formalismos?

Por eso escribí mi libro «¿Emprender después de los 40?: 7 verdades para hacerlo». Está enfocado en los formalismos que todo ser humano tiene que romper, especialmente cuando pasas de los 40, cuando cuestionas muchas cosas, pero en realidad tu capacidad de riesgo se reduce y eso mata muchos de sus sueños o proyectos. Lo estoy regalando, con simplemente registrarte, lo recibirás el 25 de julio.

Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog. Si entiendes que alguien podría beneficiarse de leer estas líneas o podría agregarle valor a su vida, te invito a que lo compartas. Es poner en práctica la Ley de la Circulación de la Prosperidad.

Los formalismos son una especie de lavado de cerebro que matan nuestros sueños.
Los formalismos son una especie de lavado de cerebro que matan nuestros sueños.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.