fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
¿Quién Está Eligiendo Por Ti?

¿Quién está eligiendo por ti?

¿Celebras, honras, aceptas, toleras o realmente crees en la igualdad? Este mes se celebran dos fechas muy importantes: el día de la abolición de la esclavitud y el día del orgullo (de elegir tu preferencia sexual y sentirte orgulloso de ella).

La primera, aunque muchos piensan que tiene que ver con algo que nunca tuvo que ver con ellos (por haber ocurrido hace más de un siglo), tiene más que ver con la manera en que la igualdad y la discriminación racial siguen siendo parte de la manera en que se mueve el mundo. Ya sea de manera subliminal, tras bambalinas o con mensajes que dicen «nos reservamos el derecho de admisión», está muy prevaleciente en muchos aspectos en la sociedad.

La segunda, una de las mas neurálgicas que vivimos en estos tiempos, pone a prueba muchas aspectos del ser humano, no meramente la aceptación de las personas «por su preferencia sexual». Aquí entran en juego lo que crees «política, ideológica, religiosa (si tienes), humana y, aunque no lo creas, filosóficamente hablando. Hasta tus miedos (producto de la ignorancia del desconocimiento) y el querer ser aceptado por los grupos a los que perteneces pueden hasta hablando más de lo que crees.

Hace unos años, leí en un libro de Paulo Coelho llamado «Estatutos para Un Nuevo Tiempo» algo que decía. «Todo ser humano tiene un perfil sexual propio y debe ejercerlo SIN CULPA, siempre y cuando no obligue a nadie a ejercerlo con él». La frase en ese momento me retó a no sólo mirar afuera, a lo que pienso o creo de los demás, sino la manera en que me veo a mí mismo con respecto a la sexualidad.

De la misma forma en que la ignorancia producto del desconocimiento, del no cuestionar premisas o creencias impuestas por la familia, la sociedad, la iglesia, el gobierno y tantos otros grupos a los que pertenecemos a la largo de la vida, hay muchos aspectos de nuestra vida que caen en esta premisa. El sexo, el dinero, la política, las finanzas, la aceptación, la igualdad, la aceptación y el pensamiento crítico son algunos de estos aspectos.

¿Hasta qué punto estás dispuesto a cuestionar tus premisas o creencias con respecto a la aceptación de preferencia sexual y la igualdad no importa el color de piel? Y no digo convertirte en un contreras (el que lleva la contraria solo por llevarla) o un rebelde, ya que eso es una especie de no escuchar a otros para defender una postura y eso sigue creando separación y polarización.

Primeramente, si tuvieras que realmente mirar dos cosas: el desconocimiento que tienes con respecto a estos temas (ya sea falta de información u objetividad) y la manera en que tus creencias ya existentes en tu mente te nublan tu claridad, la oportunidad de expandirte yo crecer de manera personal, mental, espiritual o hasta humana, ¿qué harías y por dónde empezarías? (Esto podría servirte para mirar la manera en que te relacionas con las finanzas, el dinero, la sexualidad y hasta en el amor).

Desconocimiento o ignorancia es algo que todos tenemos, y mucha. Hemos sido educados a cumplir y a creer por figuras de autoridad que no cuestionamos o resistimos. Eso nos ha llevado a estar en uno de dos bandos; a favor o no emitir criterio para evitar conflictos. Pero el que evites el conflicto no quiere decir que te has liberado del que tienes contigo mismo. De no hablar, de no comunicar, de no informarte, de no decir lo que piensas, sientes o crees basado en una indagación personal.

Hoy podemos ver la lluvia y tormentas que voces que siempre buscan agitar el fuego de la polarización. Y dentro de todo eso muere algo: tu capacidad de llegar a tu propia, e informada, conclusión en ese momento de tu vida. Tu siempre tienes el derecho a cambiar de opinión a media que aparezca nueva información y reconozcas que tu primera elección no era la «verdad absoluta», sino lo que pensabas en ese momento con la información que tenías disponible y la manera en que elegiste interpretarla.

Eso podría ser el inicio de un proceso mucho más importante y liberador en tu vida. Que tus premisas no tienen que ser una cadena perpetua de lo que otras pensaban, sino de la revisión honesta y objetiva que tú sigues haciendo para definir quién eres y quién quieres ser en el mundo en este instante. Tu calidad de vida y tu tranquilidad mental y emocional podrían estar en juego en ella. Tú mereces paz y claridad. ¿Quién está realmente eligiendo tus premisas: tú o alguien por ti?

¿Qué vas a hacer al respecto?

Dos fechas importantes en junio dicen mucho de tu manera de pensar o cómo otros eligen por ti.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba