fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Prácticas Frente Al Espejo

Prácticas frente al espejo

Una de las mejores formas de desarrollar tu habilidad de hablar en público es practicando frente a un espejo. Eso tal vez lo has leído en libros o lo has escuchado de profesionales en el campo. Hasta en el campo de la actuación funciona, ya que puedes ver gestos, emoción, energía, postura y muchas otras cosas cuando estás ante un espejo. «El espejo no miente», es un dicho popular.

El problema es que el espejo no puede decirte lo que ve, si el sujeto no esta dispuesto a pararse y ver el reflejo. Y eso es lo complicado. Estar dispuesto. Pararte frente al espejo. Preguntar honestamente lo que sabes que debes mirar y, sobretodo, escuchar y aceptar lo que te dice el reflejo. Ahí es donde vive el crecimiento. La buena noticia es que puedes practicar de otra manera frente al espejo y obtener grandes logros y resultados.

Lo que no cambia

Una de las cosas que más he notado en mi (y en muchos) durante este periodo extendido de cambio y aceptación (para no seguir mencionando la Pandemia), ha sido mirar muchos aspectos de mi que no me había dado el tiempo o el espacio para mirarlos con detenimiento. Algunas no me había dado la gana de hacerlo. Mi soberbia, arrogancia, orgullo, prepotencia o pereza me sirvieron de excusa o escudo durante un tiempo, pero ya no.

¿Qué pasa cuando SABES que requieres mejorar en otros aspectos de la vida? ¿Qué sucede cuando las habilidades que tienes que desarrollar no tienen que ver con hablar en público, sino con aspectos de ti que pueden darte respuestas porque hoy no tienes los resultados que quieres? Ya lo has intentado muchas veces, antes y durante la Pandemia, y no te funciona. Puedes seguir haciendo lo mismo, pero sabes que no es el camino a tomar.

Lo que vive al otro lado del reflejo

¿Que vive al otro lado de la soberbia, el orgullo, la arrogancia, la prepotencia y la pereza? Antes de llamar las cosas por su nombre, demos un poco de luz al asunto. Lo que vive al otro lado de ese quinteto que acabo de mencionar es tu OPORTUNIDAD, tu LIBERTAD, tu SER y tu GRANDEZA. Esto te lo digo de corazón.

Ahora, para llegar a eso que vive al otro lado de este quinteto, tenemos que atravesar por un espacio donde viven sentimientos como la Vergüenza (o pena), el Resentimiento, la Falta de Identidad o de Propósito, la Vulnerabilidad, la Resignación, la Aceptación o el Reconocimiento. Cuando he tenido que mirar aspectos de mi vida que deseo mejorar, como el dinero, el sexo, las relaciones, emprender, merecer, pedir, comunicar o simplemente perdonar, he tenido que estar dispuesto a mirar las creencias y los sentimientos que se ocultan detrás de ellos. Ese campo árido que les acabo de mencionar.

Mi reflejo de la vergüenza

Hace unas semanas escribí un blog sobre algo que tuve que estar dispuesto a hacer que no había hecho en más de 30 años. Llamar a mi padre y pedirle dinero prestado. El pensar nada más en llamar a mi padre para decirle que estaba pasando por una situación compleja (tanto personal, profesional y económica) me provocaba de todo: miedo, pena, vergüenza y tristeza. Mi sentido de auto-flagelación o de condenarme era más grande. Por eso no quería levantar el teléfono.

Tenía que estar dispuesto a aceptar lo que no había querido mirar. ¿Cuánto tiempo había querido pretender algo que no era? ¿Cómo la vergüenza me detenía en muchos aspectos de mi vida? ¿Cuál era mi relación con el dinero y, más grande todavía, con merecer y creer que valía? Ha sido un trabajo fuerte, profundo y donde he tenido que mirar aspectos de mi que sólo había mirado de manera superficial y no con la profundidad que merece. Hoy comienzo a ver un reflejo muy diferente frente al espejo.

Los reflejos de poder que cuestan aceptar

Eso es «Prácticas frente al espejo». Cosas que he tenido que mirar que no me gustan, que me duelen, que no he querido creer o aceptar (buenas o malas) y ver qué me dice el reflejo. He tenido que estar dispuesto a mirar mi vergüenza, mi tristeza y mi dolor, así como mi creatividad, mi alegría, la diferencia que hago, mi contribución y mis posibilidades. No todo es mirar lo negativo, sino ver lo afirmativo que nos cuesta creer en muchas ocasiones. Como dicen, «para muchos es más fácil decir y reconocer sus falencias que aceptar sus virtudes y regalos». (Esto es lo más difícil, aceptar lo grande que somos).

Hoy no te escribo como un coach, sino como un ser humano que busca crecer y aprender. Este espacio es para liberarse. Para hacerlo, lo primero que requerimos hacer es desprendernos de títulos, clasificaciones, prejuicios o expectativas. Cuando estoy mirándome frente al espejo, el espejo no me dice «como eres un coach o periodista». Me dice: «lo que veo es…». Y ese reflejo es humano, no etiquetado ni clasificado. Es una información destinada a mirar mi humanidad, no mi EGO. (Ha sido el EGO es el que no te permite pararte o mirarte al espejo).

¿Qué aspecto de ti no has querido mirar honesta y profundamente ante el espejo? (Negativo o positivo)

¿Qué temes encontrar, escuchar o mirar que vive oculto detrás del reflejo?

¿Qué sentimiento o pensamiento vive en ese espacio árido?

¿Qué podrías reclamar de ti si lo enfrentas y lo liberas?

¿Qué pequeña acción podrías tomar hoy para sentir que has dado un paso en la dirección que deseas?

¿Cómo te sentirías si en 30 días podrías cambiar ese reflejo en uno poderoso y de libertad?

Te invito a que te lances. A que comiences con tus «Prácticas frente al espejo». Que tomes un aspecto de tu vida que pide hacer un alto, un cambio y mirarlo como tal vez nunca lo has hecho. Ser honesto y comenzar un proceso de crecimiento y, sobretodo, de libertad. Tu mereces vivir la mejor versión de ti, no una limitada. Voy a ti. ¿Qué vas hacer al respecto?

Recordatorio: La oferta tempranera de «Mental Combat» termina el 25 de marzo. Toma acción para que rompas con los demonios que viven en tu mente y comience a ser el amo de tu destino. Más información aquí https://jorgemelendez.com.mx/mental-combat/ .

Hasta que no mires y aceptes el reflejo que aparece en el espejo, nada cambia. Foto: Erik Johansson.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: