fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Pedir Requiere Aprender A Pedir

Pedir requiere aprender a pedir

Ayer el blog de la oportunidad que vive en pedir apoyo le toco el nervio a mucha gente. Fueron varias las personas que me escribieron hablando de la importancia de pedir apoyo y el trabajo que les cuesta hacerlo.

“No quiero molestar a nadie”.

“No se como pedirlo”.

“Yo puedo hacerlo sol@“.

“Me cuesta pedir”.

“La gente puede pensar que soy débil”.

Estas son algunas de las creencias, excusas o razones por las que la gente no pide apoyo. ¿La realidad? Si miras profundamente dentro de ti, es una manera de seguir afirmando que no mereces lo que quieres. Es como sabotearte y quedarte en un mismo círculo vicioso.

Es dejar de verte menos y verte más. Mucho. Más.

¿El problema es saber o pedir? Si sabes la respuesta del problema, ¿porqué no la aplicas? El no estar dispuesto a hacer algo con la respuesta dice que entonces qué hay algo que crees que no mereces tener.

Ahí viene el punto de no pedir. Si pides, puedes comenzar a creer que puedes tener o lograrlo. Y si lo logras, quiere decir que por alguna razón ya no puedes seguir creyendo que no lo mereces. O que no puedes. O que no eres suficiente. O que no eres capaz.

Eso ya lo sabes cuando NO pides.

¿Porqué no pides? Implica mostrarte, ser vulnerable. Es una manera de decirte (y al mundo), que no sabes, que es lo que realmente vive detrás de la imagen. De la armadura. ¿Quién es el Caballero de la Armadura Oxidada?

Detrás del pedir apoyo hay una serie de señales que te hablan. Sobre el crecimiento personal. De tu inteligencia emocional. Ni hablar de la espiritualidad. Del perdón. Del sanar. De tantas cosas. De trascender y trascenderte. Rebasarte de tantas maneras más allá de la explicación, la lógica o el raciocinio.

La puerta, el puente

Es reclamar algo de ti. Una re conexión personal. Con algo que se quedo abierto. En el aire. Tal vez de niño, de chico. Quién sabe si de adolescente o adulto. Pero una puerta que estaba cerrada, un puente que nunca se cruzó, se abre, se cruza.

Lo que es innegable es que algo se conecta. Algo se abre. Las respuestas se vuelven consciencia. Lo sentido en experiencia. Algo no vuelve a ser igual. Tú recibes algo con sólo haberlo pedido. Ahí comprendes que recibir y dar pueden ser uno y lo mismo.

¿Y los que no valoraron el pedido?

Ayer hubo varias personas que todavía miran el aspecto de pedir apoyo desde la experiencia del pasado. “De los que se aprovecharon o se siguen aprovechando”. “Los que no valoraron la oportunidad y los que le pidieron a las personas equivocadas”.

Hemos sigo tan entrenados a no confiar, a no pedir, a probar que podemos hacerlo solo, que las raras veces que lo hacemos (pedir apoyo) parte de carencia, la desesperación o la necesidad. No hemos entrenado nuestra capacidad de elegir o alterar nuestra forma de identificar las personas que merecen ver nuestra humanidad.

Pedir requiere aprender a quien le pides

Pedir requiere aprender a identificar quien merece ver lo mejor o lo que más ocultamos. Lo mejor de nosotros es fácil en muchos casos. Lo que más ocultamos, donde vive la oportunidad de crecer y sacar la mejor versión de nosotros es el reto.

Ahí vive tu llamado. Tu propósito. Esa misión de la que leemos, escuchamos o vemos de tantas maneras en las redes sociales o de comunicación. Ese llamado te espera. Pide. Pide de verdad. Aprende de pedir a las personas equivocadas para que puedas ser voz de saber honrar el pedir a los que te honran. Porque tu te honraste. ¿Qué vas a hacer al respecto?

Aprender a pedir implica aprender a quien le pides.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: