fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Osaka Y El Mito De «tienes Que Ser Fuerte»

Osaka y el mito de «tienes que ser fuerte»

«Tienes que ser fuerte». «Tengo que ser fuerte». Que mucho me joden cualquiera de esas dos frases. Parecen ser una especie de medalla, de consigna, una mezcla entre cumplido-expectativa-etiqueta y un designio. Me joden porque es una manera sutil (y veces manipulativa) de que a la persona a la que se lo dicen, debe reaccionar o comportarse y no toman en cuenta lo que ya vive o siente. Es como una manera de decirte «eso es lo que hace todo el mundo; haz tú lo mismo».

Tal vez muchos no lo saben, pero Naomi Osaka, una joven de 22 años, catalogada entre las 3 mejores tenistas del mundo, decidió retirarse ayer del Abierto Francés. Esta joven mujer ya ha ganado 4 de los grandes torneos de tenis a su corta edad. A muchos les tomó por sorpresa su acto, ya que piensan que «debería ser fuerte y sabía que su compromiso es jugar tenis y hablar con los medios de comunicación después de cada match».

¿Hacer lo que amas o hacer lo mejor para ti?

La razón por la que Osaka decidió retirarse del torneo fue clara. Ella dijo que «he estado batallando con fuertes episodios de ansiedad y depresión desde que gané el Abierto de Estados Unidos en 2018. Me siento muy incómoda hablando con la prensa. No soy una comunicadora pública. Me siento muy vulnerable en este momento como para conducir ruedas de prensa y no sentirme afectada». Todo esto lo dijo ANTES de comenzar el torneo.

Los organizadores del Abierto de Francia (así como de los otros tres torneos principales) dictaron sentencia. Dijeron que «si no participaba en las ruedas de prensa sería multada progresivamente (aumentaría la cifra). Podría ser hasta expulsada de los torneos si prosigue con su decisión». Ella ayer dijo, «no quise ser el centro de atención cuando comuniqué esto antes de comenzar el torneo». Al ver lo sucedido, ella optó por retirarse del torneo. Dijo: «quiero tomarme un tiempo alejada del tenis. Cuando regrese, hablaré con los organizadores para ver la mejor manera que esto puede beneficiar a los jugadores, al juego de tenis y a los organizadores».

¿A favor o en contra?

No se ha hecho esperar los que están a favor y los que están en contra de su decisión. Los a favor admiran su honestidad, su valentía y su vulnerabilidad. Decir abiertamente lo que vive y el estar dispuesta a retirarse de un torneo prestigioso (donde era una de las favoritas y ganaría más de un millón de dólares, más patrocinios), es admirable. Hacerlo luego de haber ganado los pasados dos títulos Mayors dice que está arriesgando hacer historia. Eso es un acto de valentía.

Los en contra dicen que «es parte del acuerdo de ser un profesional; hablar con los medios. Si no hablas con los medios, no les sirves a los patrocinadores que pagan mucho dinero para tener exposición de su producto. Por otro lado, si no hablas los periodistas «no van a tener expresiones o citas del jugador» para hacer historias o recuentos para los diarios, revistas o medios televisivos. Esto ha molestado a muchos medios, ya que dicen que «es parte de una generación que, aparentemente, no desarrolla un grado de fortaleza o fuerza ante la adversidad». También cómo afrontan los medios de comunicación.

¿Qué tiene que ver contigo y conmigo?

Ayer en una sesión de coaching, hablaba con una persona súper exitosa. Una persona con la que llevo varios años trabajando. Desde que comenzó la pandemia esta persona ha tenido que asumir una serie de responsabilidades en su negocio que siempre tenía, pero las hacía más a la carrera, mientras producía resultados en el campo de ventas, del que se sostiene mayormente su negocio. Eso ha cambiado, ya que ahora lo hace todo desde su casa y con más detalle y detenimiento. Eso ha impactado su productividad y, particularmente, su estado anímico.

Esta persona hace una semana se tomó una semana de vacaciones para estar cerca del mar y de algunos amigos. En esa semana la persona notó algo muy peculiar: por más que quería hacer algo relacionado a su trabajo, no podía hacerlo. No deseaba hacer llamadas. Tampoco hacer citas con clientes. No deseaba hacer mucho. Lo que quería era ver televisión, descansar, meterse al mar, hacer cosas que le nacieran de su alma. Era como si su mente le dijera «tienes que hacer, tienes que producir, tienes que cumplir con lo que se espera de ti», pero su ser, su espíritu, le decía: «relájate, descansa, regenera, suelta».

Optó por hacer la segunda: lo que deseaba hacer su espíritu. La felicité y le dije: si hubiese hablado contigo durante esos días, te hubiese dicho lo mismo: relájate, descansa, disfruta y regenérate. En cualquier orden, pero hazlo. Lo hizo y notó algo, que cuando hacía cosas de trabajo, era mucho más productiva, enfocada y lo hacía con efectividad. No se trata de hacerlo todo, sino de saber lo que realmente quiere y hace bien. Lo hace con gusto, con amor, con pasión y con entrega.

¿Qué te dices a ti mismo?

Para mi amiga, el problema durante parte de esa semana fue su mente y lo que le decía. «No puedes hacer eso», «tienes que ponerte a producir», «te vas a sentir culpable de haber perdido el tiempo en banalidades o cosas superfluas», «tu estás a la cabeza del negocio y tienes que sentar el ejemplo». Luego de los primeros dos o tres días de turtura personal mental, mi amiga comenzó a ignorar las voces y hacerle caso a lo que decía su cuerpo, sus emociones y su ser. Disfrutó mucho, hasta volvió a dormir tranquilamente.

¿Qué tienen en común mi amiga y Naomi Osaka? Que las dos están eligiendo escuchar lo que su cuerpo y su ser necesitan, no lo que el mundo cree, espera o deben hacer. Mi amiga como Osaka tienen responsabilidades para los puestos y roles que ocupan. Si, tanto mi amiga requiere trabajar y producir para sostener su empresa y Osaka tendrá que hacer las pases con hacer lo que ama (jugar tenis), ser una profesional (que implica hacer ruedas de prensa) y crear un balance y poner límites entre lo que ama hacer y cuidarse en el proceso. Lo que no se dice también es que Osaka (y mi amiga), mientras más éxito tienen, más la gente cree (y espera) que la mujer tiene que responder a los mismos estándares a los que someten a los hombres (ser fuertes y no sentir). Otra creencia ridícula: «si quieres ganar como los hombres tienes que ser como ellos y comportarte como ellos». Absurdo.

Una linea muy fina a definir y respetar

Es una línea muy fina, pero al final del día lo más importante, escuchar lo que te pide tu cuerpo y tu ser y no vivir de acuerdo a las expectativas sociales. La fatiga, la depresión y la salud mental son una realidad y yo no pueden simplemente tratarse con el «tienes que ser fuerte o tengo que ser fuerte». No se pueden seguir barriendo debajo del tapete o la alfombra. Aveces ser fuerte es decir que no me siento fuerte, requiero trabajar conmigo y/o cuidarme. Eso es un acto de valentía. Aplaudo tanto a Osaka, como a mi amiga, por HACER lo que más le conviene a su bienestar que a sostener un estatus o una imagen.

Estoy claro que alzar la voz, especialmente cuando el mundo cree que debes seguir haciendo la norma, lo que se espera o que cumplas las expectativas sociales, va a crear incomodidad. Eso es un paso que muchos no dan, pero los que se atreven a hacerlo, abren nuevas brechas consigo mismo y con el mundo en general. Tal vez es hora de que revises el «tengo que ser fuerte» con el «requiero ser honesto conmigo mismo primero». ¿Qué vas a hacer al respecto?

Hora de trabajar con tu bienestar mental y tu honestidad: el 28 de junio comienza «Básico 2.0». Un espacio donde vas a trabajar con tu habilidad más importante: hacer DISTINCIONES PODEROSAS y hacerlo de manera honesta contigo mismo. Es un espacio de trabajo grupal, con proceso vivenciales personalizados y donde vas a aplicarlo lo aprendido en tiempo real en tu vida. 13 módulos de 2 horas cada uno donde vas a reclamar tu poder, tu libertad, tu conexión contigo y moverte hacia tus sueños con pasión y autenticidad. Más información en https://jorgemelendez.com.mx/basico-2-0/.

Naomi Osaka decidió retirarse del Abierto Francés para cuidar su salud mental. Admirable.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: