fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Ojos Que No Ven…

Ojos que no ven…

Si tuvieras que elegir una habilidad muy importante para crecer en tu vida o en el plano profesional, ¿cuál sería? Durante gran parte de mi trayectoria como Coach y consultor siempre le había puesto mucho énfasis a la escucha y hacer la pregunta efectiva. En los últimos tres años he comprendido que existe una habilidad, muy subestimada, que me parece que es el gran secreto del crecimiento y la contribución a otros: la observación.

¿Cuándo fue la última vez que le pediste a alguien que hiciera una de dos cosas: que te observara o te dijera sus observaciones sobre tus acciones? El problema es que muchas veces la gente no dice lo que observa, sino lo que piensa, critica, compara o juzga. Eso no es observar, sino mezclar lo subjetivo, lo personal y lo que creen con lo que ven. No es lo mismo decir lo que ves o crees, que decir lo que realmente observas.

Es más, yo creo que si la gente desarrollara plenamente esa habilidad y la usara como una herramienta de crecimiento (pidiéndole a otros que le aporten sus observaciones en etapas incipientes de su negocio o vitales de su vida), sus resultados serían marcadamente diferentes. Observar implica estar totalmente presente, enfocarte y eliminar mucha subjetividad y ruido de la cabeza.

Hace unos tres años, fui parte de un proceso de entrenamiento a una gran empresa mundial, junto a un grupo de consultores. Uno de los desafíos fue entrenarme en una metodología de procesos de entrenamiento muy diferente a la que estaba impuesto a lo largo de mi carrera. Una de las habilidades claves (y muy acertadas) que usaron las personas para entrenarnos fue la observación. Toda la retroalimentación que se impartía (de parte de ellos hacia nosotros y viceversa) se tenía que comunicar en comportamientos observables.

Esa manera de comunicar eliminó todo elemento subjetivo, especulativo, comparativo, prejuicios u opiniones. Si ibas a aportar algo a alguien tenía que ser porque observabas un comportamiento, no lo que pensabas o cómo te hacía sentir el comportamiento de alguien. No es lo mismo decirle a alguien: «puedes mejorar tu forma de presentar porque estás haciendo esto mal» que decirle «observé que cuando te paras frente al salón miras al piso en ocasiones y no a los presentes».

Es bien fácil decirle a la gente lo que sus comportamientos provocan en nuestra forma de pensar o sentir, así como darle una dosis de nuestras opiniones o prejuicios, que decirle realmente lo que observamos sin carga. Esa es una razón por la que mucha gente, especialmente los que trabajan por sus cuenta o emprenden solos, muchas veces no crecen. No tienen un observador neutral u objetivo para que pueda verlos en acción y darle una retroalimentación que realmente le sirva para crecer y mejorar. Y lo triste es que en muchas ocasiones ni lo buscan, lo evitan.

Vivimos en una época tan saturada de opiniones, comparaciones y juicios que muchos no quieren exponerse a ser observados por temor a ser evaluados. Si quieres crecer requieres recibir retroalimentación de alguna manera y poder hacer las correcciones necesarias para que puedas aumentar tu efectividad y productividad en lo que haces. Si trabajas por tu cuenta, ya sea en una profesión, negocio o una actividad que implica pasar mucho tiempo sólo, la mejor herramienta que tienes a tu disposición es la habilidad de observar y ser observado. Recuerda: no podemos vernos en acción y lo que creemos que hacemos no es necesariamente cómo nos comportamos y eso sólo lo puede ver alguien externo.

¿Qué puedes hacer específicamente para usar esta habilidad para tu crecimiento?

1) Durante un día dedícate a observar los comportamientos de alguien sin que lo sepa – recuerda, comportamientos son acciones observables.

2) Al día siguiente pregúntale a esa persona si le interesa saber sobre unas observaciones que tienes de sus comportamientos. Si dice que si, dile de esta manera: «observé esto»…luego que termines, pregúntale si las observaciones le aportaron valor y qué va hacer para mejorar.

3) Elige un área de tu vida que sería bueno que fueras observado.

4) Identifica una persona para que te observe durante un día en acción en ese aspecto.

5) Escucha la retroalimentación de la persona y cómo vas a usarla para mejorar.

6) Expande el número de personas y las áreas de tu vida dónde vas a dejarte observar.

7) Observa y mide el impacto que tiene en tus resultados y en tu manera de comunicar.

Si le encontraste valor a este blog, compártelo. Te invito a que entres a nuestra página www.jorgemelendez.com.mx y te registres. Espera unos tres segundos a que salga la ventanilla y complétala (toma 3 segundos), es gratis y no compartimos tus datos. Todos los lunes tenemos nuevo Anquiro Podcast (hoy el episodio se llama «Tus amantes preferidos»), no te lo puedes perder. Lo encuentras en anchor.fm/jorgemelendez. Todos los jueves tenemos un nuevo episodio de Anquiro TV en YouTube, nos encuentras como Jorge Meléndez. ¡Gracias por sacar de tu tiempo para leer este blog! #anquiro #observador #observar #habilidad #herramientas #emprender #ojosquenoven #crecimientopersonal #comunicacion #exito

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.