Hay momentos donde sólo vemos lo negativo y nadie nos mueve de ahí. No todo lo negativo es negativo. Hora de descubrirlo.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
No Todo Lo Negativo Es Negativo

No todo lo negativo es negativo

¡Qué difícil es ver algo bueno, cuando tu mente sólo puede ver lo negativo o lo malo en ese momento! Es como si por más que te dieran una dosis de verdad alternativa intravenosa, tu mente resiste el beneficio del suero que sabes que está entrando por tus venas. Es como si la realidad no pudiera cambiar de forma, de perspectiva, de energía, de impacto y, lo más importante, la manera en que te está doliendo (o afectando) en ese momento.

Lo sé porque lo he vivido en muchas ocasiones. Desde perder un empleo o una oportunidad de negocios, una separación, quebrar una empresa, querer tener la razón o ganar una discusión, no querer ver las cosas de otra manera y muchas otras. Dicen que no hay peor sordo que aquel que no quiere escuchar. Aunque una vez aprendí que hay uno peor, el que no se escucha a sí mismo. Es un camino egocéntrico, pero muy solo y con muchos callejones sin salida.

Cuando sólo ves lo negativo

Ayer hablaba con una persona que esta pasando por una situación donde le cuesta ver algo muy importante de manera positiva: sus talentos, tus habilidades, sus recursos. Vivimos en tiempos donde todo se mide o evalúa en base a resultados. Con sólo leer las redes sociales puedes caer en un hoyo negro del que tal vez nunca te recuperas. Lo que dicen las pantallas en las redes sociales parece ser: «Si no logras, no eres. Si no triunfas, eres un fracasado. Si no brillas, para qué sirves. Tienes que hacer algo grande o no hadas nada». Y mucha basura más.

El problema no es saber que mucho de lo que se ve en las redes es falso, sino que nuestra mente se queda con el mensaje y se atrapa en la comparación y los juicios. Por un lado dudamos y sabemos que no es totalmente cierto eso que vemos o leemos, pero el impacto queda ahí. El mensaje comienza a grabarse en la mente subconsciente. «Si quieres alcanzar algo vas a tener que hacer eso o superarlo».

Momento de renacer

Mi amiga está pasando por un momento de puro renacimiento. Primero, no tiene claridad de lo que realmente la apasiona. Ha hecho cosas que le gustan, pero tiene tan atado a su mente que «lo que te gusta tiene que poder monetizarse o producir resultados», que entonces vuelve a atorarse por la falta de claridad. Segundo, toda su vida fue educada (como yo y la mayoría), de que tenemos que cumplir con ciertos requisitos y eso es suficiente como para alcanzar lo que queremos. ¿Qué pasa si todo lo que cumplimos fue por norma social o familiar pero nunca miramos realmente «lo que nosotros queremos y no lo que otros quieren para nostros»?

Tercero, en un mundo donde todo es juzgado, evaluado o medido por lo que tienes o haces a cierta edad o etapa, especialmente cuando eres mujer en Latinoamérica, podemos caer en ser un rehén del «qué dieran o qué pensarán». Ella entró al campo de ventas con la mejor de las intenciones, pero no era en realidad lo que ella quería. Mi amiga, como muchos, optó por caminar este camino por diez años. Ese campo es uno bien desafiante, puede tener sus grandes recompensas. Ligero detalle, es dentro del campo médico-farmaceútico, ni se diga lo competido y encarnecido que puede ser. Pero ella eligió ese camino. (No podemos olvidar este importante detalle).

Relaciones disfuncionales

Para resumirlo en corto, hoy mi amiga se siente como cuando terminas una relación disfuncional. Entregaste mucho (o todo), pero la recompensa fue poca, por no decir nada. Y, peor aún, para sostener la relación, sacrificaste tu auto estima, tus valores, tu bienestar y dejar de ver la realidad. Inicias una relación sabiendo que tienes tus atractivos, tus encantos, tus talentos y las cosas que te hicieron atraer a esa persona en primer lugar, pero cuando terminas caiste en el hechizo de dejar de ver todo eso. Es más, lo olvidaste.

Al ser parte de un mundo de ventas donde te miden mayormente por «cómo te ves (físicamente)», «lo que produces», «los contactos que desarrollas», «la manera en que logras persuadir o convencer a la gente a que hagan lo que tu empresa quiere», si no logras (o tienes) algunas de estas medallas, es muy probable que sólo veas lo peor de ti o te juzgues. Hoy mi amiga sólo ve lo que el mercado en el que se movía quería ver de ella. Y dejó de ver quién es ella en realidad.

Una buena pregunta

Cuando hablé con mi amiga ayer me dijo algo que me pareció fascinante y de gran valor. Su terapeuta le hizo una pregunta muy valiosa: ¿cuáles son tus recursos? Le hizo la pregunta sin especificar qué, en qué o para qué, sino abierta, para que ella mirara lo que bien pueden ser sus talentos, sus gustos, sus intereses o sus habilidades. Esa pregunta es una invitación a mirar cosas que te gustan, que te interesan, que estimulan tu curiosidad o que pueden ser la puerta para ver lo que puede ser el camino que elijas en este momento para proseguir en tu vida. No quieres decir que sea tu misión, tu propósito o que vayas a vivir de eso. Sólo mirar lo que te gusta.

Tal vez fue tocar la guitarra a los seis años y nunca volviste a tocarla al día de hoy. A lo mejor fue una clase de repostería que tomaste a los 15 o 17 y fue de mucho valor para ti. Quien sabe si dentro del campo de ventas que estuviste por diez años detestaste vender y todas las evaluaciones que te hicieron, pero te das cuenta que te gusta hablar con la gente por teléfono o en persona, que te gusta escucharlas y servirles. Es posible que en esos diez años viste que eras buena conectando a la gente con otras oportunidades, que podías tener una lectura de sus necesidades y sabías hacia dónde dirigirlas.

No todo lo negativo es negativo

El negativismo tiene tantas caras como las supuestas nueve vidas que tiene un gato. El punto, muchas veces, es defender un punto de vista. El mirar la realidad desde un lente con una carga negativa, es producto de no haber obtenido el resultado deseado. Si, el dolor o la desilusión de no haber logrado lo que quieres te hace juzgar, clasificar, comparar o categorizar todo de una manera. Y, lo más triste, es que muchas veces invalidas, matas, minimalizas o saboteas tus virtudes para sólo creer que lo que ves son tus deficiencias o resultados. (Y no tuyas, sino las que otros creen que tienes).

No todo lo negativo es negativo. Aún cuando hayas vivido momentos o situaciones duras, difíciles o hasta traumáticas, siempre hay una lección (o muchas) en ellas. Tú naciste con virtudes y vas a morir con ellas. No tienen que ver con lo vivido, sino con lo que quieres vivir. Depende de ti buscarlas, descubrirlas, desarrollarlas y crear un grado de autonomía con ellas. Tal vez vives de ellas, tal vez no. Pero lo mejor de todo es que van a mostrarte algo que no tiene precio: definir quién eres. Pero eso sólo puedes hacerlo si estás dispuesto a ver más allá de lo negativo. ¿Qué vas a hacer al respecto?

Dentro de todo evento negativo hay muchas lecciones de valor y crecimiento.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: