Hora de invocar a tus Dioses. Que estén ahí en los momentos claves. Es hora de mirar cómo los invocas y la presencia que le das.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Momento De Invocar A Tus Dioses

Momento de invocar a tus Dioses

Saturación. Sobrepasado o rebasado. Confusión. Pesadez. Cansancio. Fatiga. Motivación fugaz. Montaña rusa emocional, mental o energética. Irritabilidad. Ansiedad. Alegría. Placer. Fe. Esperanza.

Son muchas emociones, sentimientos y reacciones las que se sienten a diario. Para algunos es consistente, ya sea en lo positivo o lo negativo. Para otros es tan variable o incierto como la economía o el clima. ¿Cómo mantenerte a flote o sintiéndote que no te hundes en arena movediza o te quedas en el lodo o fango? ¿Por dónde empezar? ¿Hacia dónde seguir? ¿Cómo completar?

Algo más importante que tener los recursos

Vivimos tiempos donde la recursividad es tan o más importante que tener los recursos. ¿De qué te sirve tener los conocimientos (o hasta los medios) si en el momento de poder usarlos, no lo haces? El conocimiento es sólo data si no adquiere vida, flexibilidad y poder de manifestación. Es sólo ocurre cuando no sólo sabes lo que tienes, sino haces lo que se requiere que hacer con los que tienes.

Ayer hablaba con una gran amiga y colega del coaching. Es una persona que quiero mucho, le tengo un gran respeto y siempre estamos pendientes de lo que hacemos el uno y el otro. Platicábamos de los retos que hemos tenido que enfrentar este año, en todos los aspectos. Como seres humanos. La parte personal, mental, emocional, espiritual, la montaña rusa de sentimientos, la incertidumbre laboral o de oportunidades. Las relaciones con nuestros hijos, familia, cómo nos sentimos en los entornos en los que nos movemos.

A todo eso le puedes incluir cómo manejar nuestras emociones. Lo que hemos tenido que aprender (y seguir aprendiendo) en cuanto a redes sociales y creación de contenido como proveedores de productos y servicios en línea. Cómo podemos distinguir y diferenciar diferentes aspectos de nuestro proceso de crecimiento personal, con todo y lo que sucede. Y, para completar, las expectativas o exigencias que nos ponemos consciente o inconscientemente.

¿Cuáles son tus Dioses?

Terminé la llamada y lo primero que pensé fue: ¿cuáles son los Dioses que requiero invocar para poder mantener la calma, el sosiego y la claridad en tiempos como esto? ¿De qué manera los busco, los valoro, los honro y los tengo presente para tiempos y momentos como estos? ¿Qué hábitos tengo (y sostengo) en todo momento, no sólo cuando lo necesito?

Jorge Meléndez invocando a mis Dioses. Jorge Meléndez invocando a mis Dioses. Seamos claros, no soy un polígamo. No creo en muchos Dioses. Ahora, hay un dicho de referencia bíblica que dice «todos fuimos creados a imagen y semejanza a él (Dios)». Eso quiere decir que todos somos hijos, pero también Dioses. Si amo a todo el mundo, amo a muchos Dioses. (Estoy claro que algunos de ustedes pueden tomar estas líneas de manera literal y puede llevarte a reaccionar. Está bien. lo digo de manera simbólica y para hacerte pensar).

No se trata de cantidad, sino de frecuencia y consistencia

Ahora, a lo que me refiero como Dioses, son los mecanismos, medios, formas y/o maneras en que Dios (o el nombre que tu elijas ponerle) tienes a la mano para poder volver a tu centro. Tal vez algunos los conoces, los practicas y son parte de tus rutinas diarias. Otras tal vez no los conoces, no los practicas y no los conoces. Puede que seas de los casos más frecuentes, que lo sabes y lo haces sólo «si lo necesitas o cuando lo necesitas» pero no eres consistente con ello.

Si algo estoy aprendiendo durante todo este tiempo es la importancia de hacerme consciente (no de saberlo) y de practicarlo de manera consistente. Esta lista que te voy a dar es la que yo he creado producto de mis experiencias y donde me encuentro ahora mismo en mi vida. Tal vez a los 20 tenía 1 o 2. A los 30 sabía de 7, pero practicaba 2. A los 40 sabía de 25, pero practicaba 3. El número es irrelevante, lo importante es lo que requiere tu vida hoy y lo que estés dispuesto a practicar.

Cómo te conectas con tu Dios interno

La música – El Universo puede conectar con tu ser interno, moverlo y ayudarte a encontrar tu camino cuando te permites dejar que lo energía vibraciones de las notas musicales eleva tu ser.

La lectura – El mundo de las palabras, las ideas, las fantasías, la imaginación y los mundos que los autores presentan en sus páginas son una gran forma de elevar, sustentar o hasta abrir puertas de descubrimiento de tu esencia y tu grandeza.

La escritura – Ponerle palabras a tus pensamientos, ideas, inquietudes, sentimientos, conflictos y hasta lo que no sabes identificar, puede ser una de las puertas más reveladoras de que lo que vive dentro de ti merece ser escuchado por la persona más importante: tú.

El silencio – En tiempos donde todo parece ser una distracción para obtener tu atención, la mejor manera de darle fuerza, enfoque y poder a tu capacidad de atención es sumirte en el silencio. Sin nada, sin nadie, sólo tu y el silencio.

La meditación u oración – Hay formas de accesar partes de tu mente y de ver el mundo de otra manera y estas puede ser una de ellas. Hay cientos de maneras y razones para conocerlas, practicarlas y hacerlas parte de tu vida.

El aprendizaje definido – Cuidado con decir, siempre aprendemos algo todos los días. Eso puede ser cierto, pero también deja la puerta abierta a hacerlo de manera inconsciente o sin la atención requerida. Es más, no revela un nivel de compromiso hacia dónde quiere ir. Definir lo que quieres aprender y cómo cerrar tus brechas de aprendizaje ya que tienes definido hacia dónde y cómo quieres usarlo es poderoso. Cuando defines este punto, la forma es irrelevante, ya que todas o a cualquiera le vas a sacar provecho (ya sea un audio, video, lectura, taller o mentoría). Esto incluye grupos de estudio de muchas modalidades diferentes.

El ejercicio – Mover el cuerpo es una manera simple de salir de la inercia y mover toda tu energía de alguna manera. Si lo haces con dos fines: desarrollar fuerza o resistencia y elevar tu capacidad cardiovascular, vas a ganar mucho más.

Terapia mental – Tener un terapeuta no es un símbolo de debilidad, sino de humildad y crecimiento. Especialmente en estos tiempos. Las estadísticas dicen que toda esta situación no esta afectando de muchas maneras y si no estamos alertas podemos pagar un alto precio.

La energía – Conoce cómo funciona la energía y la manera de preservarla, usarla inteligentemente y elevarla es vital. Todos queremos lograr muchas cosas, pero si no estamos consciente de nuestra energía y la manera en que atrae o repela las cosas, vas a seguir malgastándola. Esto incluye vitalidad.

La Gratitud – Esta es una fuerza y un estado que sola puede transformar el mundo, imagínate lo que puede hacer contigo. Practicarla diariamente es desarrollar uno de tus músculos más importantes.

El perdón – todo lo que hoy no se está manifestando en tu vida es por una de dos razones, sigue apegado a una creencia o no has perdonado algo (o a alguien). Tal vez no has perdonado a la persona más importante: a ti.

Amor – Esta fuerza las reúnela a todas, pero aveces no la reconocemos, la mencionamos, la sentimos, la presenciamos y la tenemos presente como merece. Especialmente hacia ti mismo.

Estoy claro que hay muchas maneras más de conectar con el Universo. Pude haber mencionado muchas más, pero la idea era mostrarte algunas opciones. Se trata de que identifiques tu manera de invocar a tu Dios interno. Estas son parte de tu Universo de opciones para conectar con tu Ser y esa Consciencia Divina que vive en todo y en todos. Lo más importante no es que lo sepas o lo hayas hecho, sino la manera en que lo practicas y lo haces parte de tu vida hoy. Mejor es hacer una de manera consistente todos los días que hace 3 o 10 a medias. Elige la que mejor te funcione y hazlo sin esperar nada a cambio por 60 días a ver qué sucede. ¿Qué Dios vas a invocar hoy?

Desarrolla consistencia en tus rutinas y prácticas: Todas las formas en las que puedes conectarte con el Universo (o Dios) no sirven de mucho si no las haces conscientes, si no le pones dirección o propósito. Eso es la base fundamental del programa «Basico 2.0». Trabajar con una herramienta llamada «tu capacidad de hacer distinciones poderosas» y comenzar a hacerlo de manera consciente y que eleve tu calidad de vida. Eso ha sido la base fundamental de mi trabajo como facilitador de talleres de transformación durante los pasados 25 años. Más de 200 mil personas importadas en más de 25 países. Aprende en comunidad de manera vivencial y practica. Oferta tempranera hasta el 15 de mayo y un mega regalo para los primeros 25 que tomen acción. Más información en https://jorgemelendez.com.mx/basico-2-0/.

Hay muchas formas de conectar con tu Dios interno. Aqui algunas de ellas.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: