fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Los Grupos A Los Que Perteneces

Los grupos a los que perteneces

Es interesante observar la manera en que la gente reacciona, o responde, a lo que sucede en su vida y a su alrededor. Especialmente cuando trabajas con grupos de personas. Ahora mismo tengo el privilegio de estar facilitando varios grupos, con objetivos diversos, aunque similares. También soy parte de varios grupos similares, como participante.

Hay grupos para muchas cosas. No es lo mismo ser parte de un grupo de estudio, que un grupo de desarrollo personal, como un grupo de autores o un grupo de crecimiento personal, enfocado en trabajar con tu mente. Todos buscan algo similar: crecer, avanzar o romper con ciertas barreras o hábitos.

Esto también ocurre en la vida diaria, no sólo en los grupos. Cuando tienes un trabajo que te gusta, respondes o reaccionas de una manera. Cuando estás en lugar de trabajo que no te gusta, no te motivas o sientes que no creces, tu lenguaje verbal, no verbal, corporal o energético es otro. Eres parte de muchos grupos. Con tu pareja, tu familia, etc.

El detalle, tanto en los grupos como en un empleo, es en el momento en que requieres definir un verdadero propósito u objetivo, más allá de sentirte bien o querer motivarte. ¿Porqué? Simple, nuestra parte competitiva o nuestro EGO aparece. Para bien o para mal. En el momento en que la gente escucha avances y logros reacciona de una manera. Por otro lado, en el momento en que hay que enfrentar miedos, salir de la zona cómoda o hacer las cosas de manera diferente, la gente reacciona de otra.

Si haces las cosas para alimentar lo superficial: tu imagen, el lucir bien, el qué dirán de la gente o la manera en que cuidas una popularidad, así es tu participación o tu nivel de integración. Le dirás a la gente o le mostrarás a la gente lo que quieres que oigan, vean o crean. El problema no es lo que ellos crean, sino lo que crees tu.

En algún momento tendrás que hacerte, y responderte, lo siguiente: ¿para qué hago lo que hago? ¿Qué valor agrega lo que hago a mi vida? ¿Qué propósito persigo con las cosas que hago? ¿Qué tal si el problema no es lo que quiero obtener de las cosas que hago, sino lo que no estoy dando a las cosas que hago?

Nada es accidente. Estás en el lugar indicado. Haciendo lo que debes hacer, con la gente que lo debes hacer y en el momento en que debes estar haciéndolo. Aunque tu EGO, tus miedos, tu imagen o tu mente te digan: «no es mi momento», «debí haber hecho eso en otro momento», «¿porqué me comprometí?», entre tantas otras cosas que tu mente te va a decir para querer justificar tu huida, salida, escape o excusa para volver a lo conocido o lo que siempre haces.

Este es el momento en que debes enfrentar lo incómodo. Este el momento en que debes darte la oportunidad de atravesar lo que sigues envitando o posponiendo. Este es el momento de aprender la lección. Es el momento de dejar de seguir pagando los mismos precios y comenzar a recibir los beneficios que tu propia vida puede ofrecerte si lo haces.

El caerte es inevitable, el quedarte en el piso es opcional. El sentir miedo es parte de ser humano, pretender que no es ser iluso. El que la gente dude y desconfíe de tus habilidades es inevitable, lo que hagas para creer en ti y en tu sueño depende de ti.

Tu no puedes puedes controlar el destino, pero si puedes controlar lo que haces cuando el destino aparece. Tu no puedes determinar qué sentimientos van a aparecer cuando enfrentes diferentes situaciones, pero si puedes determinar cómo vas manejar tus emociones cuando surjan. Tus no puedes detectar como va a reaccionar la gente ante lo que tu propongas o presentes, pero si puedes definir la manera en que vas a responder, no importa lo que decidan otros.

Hoy tu eres parte de muchos grupos. Todos tienen algo en común: tu eres parte de ellos. Ahora, puedes comenzar a sacarle valor a cada uno si estás dispuesto a hacer tres cosas: definir el propósito que tienes en cada uno; el valor que puedes aportar en cada uno; y dejar la fachada o la imagen y comenzar a ser auténtico, honesto y genuino en cada uno de ellos. Tu vida se lo merece y los grupos en tu vida también. ¿Qué vas hacer al respecto?

¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!

#crecimientopersonal #mentalidad #hábitos #EGO #lucirbien #autenticidad #honestidad #propósito #blogger #anquiro

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.