A los niños le dan un chupete para que no llore. Los adultos tienen muchos chupetes para no vivir. ¿Cuáles son los tuyos?
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Los «chupetes» De Los Adultos

Los «chupetes» de los adultos

Parecía algo simple. No había que pensarlo mucho. Se trataba de colocar el televisor en la sala y sacarlo del cuarto. Nada más. En el pasado siempre había tenido el televisor en la sala y nunca había querido tenerlo en el cuarto por los malos hábitos que genera. Pero durante un tiempo, «hice un cambio» y acepté tener el aparato en mi habitación.

Sin darme cuenta, se comenzó convertir en una especie de «chupón o chupete» (pacificador de niños). Era una manera de poder ver la tele o tenerla a la mano en altas horas de la noche. En vez de tener el celular, era tener otro dispositivo con opciones para distraerme, entretenerme, desconectarme o simplemente, poder usarlo para «llenar el tiempo o el espacio». En pocas palabras, tener una excusa o razón para no hacer las cosas que digo que quiero hacer.

No lo dudé dos veces. Lo coloqué en la sala. Saqué de mi espacio privado algo de lo que ya me estaba acostumbrando. La palabra costumbre es importante resaltar aquí. De la misma forma en que un niño se acostumbra a su chupón (el bobo, como le dicen en Puerto Rico), cuesta quitárselo cuando comienza a crecer. El niño requiere aprender que no necesita de un artificio para calmarse o dejar de llorar, tiene la capacidad de hacerlo por sí mismo o de otra manera.

Chupetes de adultos

Eso es de lo que vengo a hablarte. El quitarnos los chupetes que nos distraen de la vida, de vivir y de usar el tiempo de maneras mucho más productivas y no sólo vivir distraído, desconectado o para no sentirte aburrido. ¿Cuáles son tus chupetes? Si, esas cosas o hábitos que sabes que sólo te distraen, pero no agregan valor a tu vida. No digo que dejes de ver televisión o que no tengas diversiones, pero ¿qué pasa cuando la cantidad de tiempo que pasas en ello es mucho más de lo que te imaginas? Peor aún, se convierte en un vicio o dependencia.

He aquí una lista de chupetes de adultos:

El celular (el más notable)

La tableta

La computadora

El televisor

La comida

El alcohol

Los vicios

La co-dependencia (en todos o cualquiera los sentidos)

El miedo

La religión (dogmas)

La política

Las noticias

La pornografía

El sexo

Música

Viajar

El Drama

Etc., Etc., Etc.

Algunos podrán preguntarse: ¿porqué incluir en esta lista cosas como viajar, el sexo, música, religión, etc.? Porque algunos chupones son obvios, otros están ahí de manera subversiva y no te das cuenta. Algunos se han convertido en bastones o andaderas que crees que no puedes soltar y vivir sin ellos. El problema no es lista, sino cómo usas lo que aparece en la lista para distraerte, desconectarte, evitar o hasta defender una existencia que no te permite crecer o extenderte hacía quieres y mereces. Por ejemplo, el viajar y/o el sexo pueden ser una forma de placer o una manera de evitar.

El problema principal del chupón, chupete, mordedera o bobo, como se le diga en el país donde estás, es que te duerme. Te hace creer que vives en otra realidad. Mientras sigas distraído de la vida, no estás enfrentando la realidad, sino quedándote en la burbuja que estás creando para protegerte de ella. Tal vez es hora de sacarte el chupo de la mente y comenzar a caminar sin él. En mi caso, sacar el televisor del cuarto es sólo un paso de muchos que seguiré dando. El detalle es estar alerta, ya que es bien fácil, y tentador, reemplazar uno por otro. ¿Qué chupón vas a dejar hoy?

Los niños usan un chupete para no llorar. Los adultos tienen muchos para no vivir.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: