El silencio puede ser tu gran amigo y maestro. Es una puerta, pero sobretodo, tiene un mensaje para ti. Descubre el tuyo.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Lo Que Vive En El Silencio

Lo que vive en el silencio

Es algo que siempre había querido hacer, pero pocas veces buscaba hacerlo.

Siempre tenía mil excusas para evitarlo.

¿La verdad?

Era el miedo a encarar lo que vivía ahí.

¿Qué vive en el silencio?

No ese silencio aparente donde no estoy hablando, pero mi mente sí lo está.

No ese silencio de no hablar pero sigo conectado al mundo digital.

El verdadero silencio.

El que vive cuando atravieso el ruido que vive en mi cabeza.

El miedo a escuchar lo que vive en mi mente.

Creer que todo lo que se escucha en mi mente es cierto, falso, confuso.

No saber qué hacer con todo eso.

Tal vez ese ruido es una mera distracción.

Algo que evito por no saber qué hacer.

Pero ese ruido es como la antesala a algo extraordinario.

Es como cuando voy al teatro.

Todo el mundo se reúne en el vestíbulo.

Hay ruido.

Todos opinan, hablan, dicen.

Otros callan, observan.

No tienen mucho que decir.

Hay movimiento.

Todos vamos por algo.

Algo que nos intriga.

Queremos descubrir algo.

Pienso qué será, cómo será.

Confío.

No lo sé, pero sigo.

Se hace la primera llamada.

Luego la segunda.

Y la tercera.

En ese momento hay un silencio.

El ruido desaparece.

Las voces se callan.

Se abre el telón.

Una expresión.

Un luz.

O una sombra.

Una imagen.

Una palabra.

Una idea.

Una escena.

Los pedazos o fragmentos comienzan a tomar forma.

Todo lo externo desaparece.

Me conecto con lo que veo.

Lo siento.

Me mueve.

Mi mundo se convierte en otro.

Por un momento.

Comienzo a relacionarme con el silencio.

La obra no aparece de una.

Así es la relación con el silencio.

Una oportunidad para llegar al teatro.

Pasar por el vestíbulo.

Recibir las tres llamadas.

Esas llamadas son los intentos que tendré que tomar para ver la obra.

Si realmente quiero vivirla.

Algo comienza.

Paso a paso, o pensamiento a pensamiento, comienzo a recibir mensajes.

Pedazos, partes de una obra.

Al principio no sé que será ni hacia dónde irá.

Quiero saberlo, pero requiero fluir.

Con lo que voy viendo, recibiendo.

Eso que comienzo a sentir.

Me conecta con algo.

No lo creo, lo dudo.

Hasta que no puedo dudar.

Eso quiere decirme el silencio. (Y a ti).

En cada uno de nosotros vive una obra.

Unica.

Sólo requieres escuchar.

Al silencio.

Yo tuve mucho miedo de escucharlo.

Más que un amigo, es un sabio.

Es. La. Puerta.

Revela más de lo que puedas imaginar.

Como dijo una vez el maestro escultor Miguel Angel.

«Yo no hice al David, sólo lo liberé de la piedra».

El silencio puede hacer lo mismo por ti.

Liberarte.

¿Qué esperas?

En el silencio vive tu gran obra. Reclámala. Foto: Erik Johansson.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: