Todos queremos algo en común: obtener algo que nos sirve para crecer. El problema es la forma en que la buscamos. Descubre qué.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Lo Que Todos Queremos

Lo que todos queremos

¿Qué es lo que más quiere todo el mundo? Atención. Si, eso mismo, atención. A muchos no les gusta admitirlo, aceptarlo o creerlo, pero es muy notable si lo traducimos a lo que queremos, hacemos y producimos.

Cuidado con confundir «llamar la atención» que obtener «atención». Suena igual, parece lo mismo, pero no lo es. Vamos a desmenuzar esto un poco para tener un poco de claridad.

¿Conoces a alguien que hace cosas sin buscar reconocimiento o atención y la gente la admira y respeta por todo lo que hace? Eso es atención. Tiene la atención de la gente por la consistencia, la integridad, el amor, el respeto, la empatía y lo desprendido que hace las cosas.

Por otro lado, ¿conoces personas que hacen cosas para «llamar la atención»? Como estar creando DRAMA, o siempre estar en polémicas, problemas, situaciones o estar en el medio de la controversia. Eso es llamar la atención.

¿Qué tienen en común las dos? Que tienen un objetivo muy similar: obtener atención. La diferencia es que una lo hace de manera natural, no forzada y sin buscarlo. Como dicen, no requiere esfuerzo (en inglés, es «effortless»). La otra depende del sensacionalismo, de los artificios, de siempre buscar maneras de que hables de lo que pasó, no tanto de lo que hicieron.

Si miras detenidamente en las redes sociales, vas a ver que hay dos tipos de «influencers». Están los que siempre están llamando la atención con videos de cosas raras o de cosas como perros y gatos que puedes estar viendo todo el día pero no agrega mucho valor a tu vida. No estoy juzgando al que lo hace, sólo tomando en cuenta el método.

También existe el otro tipo de «influencer»: que la gente lo sigue por el valor que agrega. Este no busca lo sensacional, sino lo auténtico, lo original o lo que realmente es una muestra de algo que conecta con la gente o resalta un valor que todos queremos duplicar o emular.

Ahora, volviendo al tema de lo que estamos hablando. ¿Qué importancia tiene la atención para ti y para mi? Es imposible crecer en la vida sin ella. Ejemplo: si tienes un trabajo, ¿cómo creces en él? El tipo de atención que generas. Si es positiva, si es de valor, si es de contribución y si es de trabajar de manera eficiente, es muy probable que sigas creciendo. Si la atención es negativa, será lo contrario.

Tomemos un ejemplo frívolo. Si eres un actor, ¿qué es algo que obtienes en cada papel que realizas en una película? Atención. Si la actuación fue buena, ese es el tipo de atención que generas. Si la actuación dejó mucho que desear, así la atención. En la política (aquí los ejemplos no acabarían), en la música, en la religión, los medios de comunicación y en todos los campos de la vida pasa lo mismo.

Si estás en una relación de pareja, ¿cómo sabes si tu relación es saludable y en crecimiento? El tipo de atención que generas en ella. Si la atención que das o recibes es negativa, tal vez no es tan estable como piensas. Si la atención que se brindan en ella es saludable, abierta, honesta, sincera y de intimidad, es muy probable que te sientas a gusto y quieras seguir en ella.

Puedes seguir bajando por toda la lista: dinero, salud, bienestar, crecimiento personal, emociones y espiritualidad, etc. De alguna manera vas a ver qué papel juega la atención. Siempre estamos llamando la atención: con lo que decimos, pero especialmente, con lo que no decimos. Nuestros actos, nuestras palabras, nuestra energía, nuestro silencio, nuestra indiferencia, nuestra apatía y hasta nuestra incredulidad (en todas sus manifestaciones), hablan de la manera en que buscamos atención.

¿Qué tiene que ver todo esto contigo y conmigo? Hoy tus acciones van a decir mucho de la manera en que «llamas la atención» o generas atención. Si tu vida es constante drama (o cosas que siempre desvían tu energía de hacer lo que quieres), sería prudente mirar la manera en que vives. Por el contrario, si observas que la gente te sigue, te busca o te admira, sin que tengas que forzarlo o «llamar la atención», algo estás haciendo bien para que eso pase. ¿Qué dices de eso? (Mañana vamos a mirar este punto en la manera en que buscas emprender, vender u ofrecer un producto o servicio al mundo).

white and black short coated dog
Todos queremos atención; el problema es la manera en que la buscamos.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. Jorge llamar atención es no saber q hacer para llenar vacíos ( dramas victimización …?
    Obtener atención Es natural se nace con ella? Se pierde? se puede trabajar para llegar a ella si no se sabe cómo ?

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.