fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Lo Que Ocultan Tus Apegos

Lo que ocultan tus apegos

Siempre me resulta fascinante trabajar los aspectos de abundancia y prosperidad, tanto en mi como en otros, porque es una oportunidad de revisar nuestra forma de operar y donde ponemos nuestro foco.

Este fin de semana tuve el honor de facilitar en Ecuador un taller de Abundancia y Prosperidad. Es uno de los talleres que más disfruto ofrecer porque resulto aprendiendo y viendo más de mi que lo que “aparentemente” voy a enseñar.

Este fin de semana hubo un aspecto dentro del taller en el que trabajamos mucho, ya que es fundamental en poder vivir desde la abundancia y manifestar la prosperidad en nuestras vidas.

Ese aspecto es identificar y trabajar con nuestros apegos. Apego, por lo menos para mi, es una creencia basada en el miedo, donde pienso que no estoy completo si no tengo un objeto, una persona o el resultado de un evento o situación.

Mucha gente piensa, cree o asume que solo hay que trabajar en los apegos “malos o negativos”. No hay apegos buenos o malos, negativos o positivos, sólo hay apegos. Y si todo apego proviene del miedo, preservar, cuidar o habitar cualquier tipo de apego, no importa lo que produzca, no trabaja a favor de manifestar la mejor versión de ti. Es más, el albergar apegos atenta con la elevación de tu consciencia y tu crecimiento espiritual.

El reconocido padre jesuita y líder espiritual Anthony de Mello decía “que los apegos no generan felicidad ni plenitud en un ser humano ya que mantienen en su ser y en su mente pensamientos y emociones que no reflejan quien eres en realidad. Nadie nace con un apego, aprende a adquirirlos, crecerlos y luego vive preso de ellos”.

Aveces creemos que apegos son: no puedo estar solo, siempre quiero tener el control, el dinero como una representación de valía o identidad, el trabajo con un medio de poder o definición, etc. Así hay muchos ejemplos más.

Ahora, vivimos en un mundo donde los símbolos sociales externos o los objetos que deseamos poseer se convierten en apegos y estresores constantes. Es más, ¿cuantas veces el bienestar, el fitness, las finanzas y muchos aspectos más de la vida son una proyección de cómo queremos lucir ante los demás que el cuidado o el equilibrio de vida? (No estoy criticando el valor del cuidado, sino la intención del mensaje y el enfoque a lograrlo).

Volviendo a los apegos, ¿que tal si dentro de estas creencias hay cosas mucho más comunes y cotidianas de lo que piensas. ¿Cuanta gente vive apegada al éxito, a su zona cómoda, a sus prejuicios, a tener la razón, a desconfiar, a sus objetos materiales, a su estatus social o económico, a tantas cosas? ¿Que apegos impactan tu vida?

Mucha gente me pregunta: ¿cómo se trabaja o nos liberamos de un apego? Hay dos formas de hacerlo: ¿quien eres sin ese apego? Si tienes un apego el éxito o la perfección, mucha gente piensa que si lo soltara serían lo opuesto; un perdedor, un ser desorganizado o ineficiente.

Soltar un apego no quiere decir que automáticamente vas a caer en lo opuesto o contrario. Es descubrir quien eres sin esa creencia. El éxito no te hace persona, sino que denota ciertos comportamientos, actitudes y maneras de operar. Lee bien eso: el éxito no te hace, sino que resalta algo. Si sueltas el apego tendrías que mirar y aceptar dos cosas: quien eres en tu esencia y como eres sin eso que tu crees que te hace “mejor, superior o destacado”. El problema es que nos hemos comprado el cuento o la idea de que si el mundo nos viera tal cual somos, habría algo que no aceptarían o juzgarían o por eso creemos que eso a lo que nos apegamos “nos hace mejor”, cuando no es así.

Hay un pasaje en la Biblia donde un hombre muy rico le dice a Jesús que desea seguirlo y ser como el y dice que está dispuesto a lo que sea. En ese momento Jesús le dice: da tus riquezas a los demás y sígueme. Eso genera un gran conflicto en el hombre porque tiene un apego a lo material. Tampoco creo que ese ejemplo bíblico es una manera, como lo hacen algunos líderes dogmáticos, que tenemos que ser pobres para ser dignos del amor de Dios o tenemos que negarnos la afluencia o riqueza que puede llegar a nuestras vidas. El problema no es el dinero, sino el apego y las creencias que tenemos alrededor de ello y lo que creemos que nos convierte o hace a otros.

La segunda manera de trabajar el apego es reconocer que es un proceso de auto-descubrimiento y realización. Mientras seguimos pensando, creyendo y actuando como si lo externo nos hace o define, no miramos dentro. Apego dice “como me pego a algo” y eso empieza en la mente.

¿Cómo nos aferramos a ciertas creencias? ¿Cómo permitimos que estas creencias dominen nuestra mente (consciente o inconscientemente) y se conviertan en actitudes y comportamientos que limitan nuestra existencia y manifestación? ¿Cómo reducimos nuestra experiencia de la vida, de nuestras relaciones y del mundo por solo ver el mundo a través del lente de los apegos?

Soltar un apego es como quitarte unos lentes y ver el mundo de otra manera. Al principio sentirás miedo, luego irás viendo algo en ti, y de ti, que no conocías que será un camino a descubrirte y definirte no por lo que tienes, sino por quien eres. El resultado no solo te sorprenderá, sino que te revelara algo que cambiara para siempre tu manera de verte y relacionarte con el mundo. ¿Cuando comienzas?

¡Gracias por leer este blog! Te invito a que lo compartas con personas como tu.

#crecimientopersonal #apegos #libertad #librealbedrio #mentalidad #blogger #anquiro #habitos #creencias

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: