fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Lo Que Define Tu Ruta

Lo que define tu ruta

En los últimos días hemos hablado del valor de desarrollar la habilidad de crear visión en tu vida («El músculo que abre tus ojos») y los beneficios de tener una visión («Las recompensas de una visión»). Ahora, ¿qué implica tener una visón en tu vida y en tu forma de vivir?

Declarar una visión y tener claro hacia dónde vas es sólo el primero paso. El gran reto es caminar en esa dirección y sostener los valores y principios de dicha visión. Por ejemplo, cuando Martin Luther King declaró una visión de un mundo libre de segregación racial, justicia, libertad y aceptación, implicó tener que enfrentar muchos retos. Algunos de estos desafíos le costó la cárcel, ser agredido, ser amenazado de muerte, su familia ser señalada o humillada, entre mucho más.

Algo que fue claro para Luther King fue que para sostener su visión no respondería con violencia ante sus agresores. Sostener los valores y principios de esta visión aun cuando no se haya manifestado, especialmente ante los que se oponían a ella, era crucial. Es más, podría decirse que King no vivió para ver el todo impacto de su visión, pero la semilla fue sembrada. King dejó un camino, un legado que ahora nos toca seguirlo. Cuando Barack Obama fue elegido Presidente de los Estados Unidos, muchos pensaron que su visión se había manifestado, cuando en realidad sólo fue un paso de avance en la consciencia colectiva de un país. ¿Si Martin Luther King estuviera vivo hoy que crees que diría sobre su visión? Al menos, se ha logrado mucho, pero queda mucho por hacer y el trabajo no ha terminado.

Volviendo a ti y a mi y el desafío de vivir desde una visión. Dado a que una visión es algo que no se ha manifestado en ese momento, sino vamos en esa dirección, no se puede vivir como si fuera algo temporal, sino algo real y consistente. Si yo declaro un mundo saludable, de amor, de igualdad, de paz, abundante, etc., implica que yo requiero dar el primer paso, ser una voz presente y de consciencia cuando en el mundo se muestra lo contrario. Como decía Madre Teresa de Calcutta, «no me inviten a manifestaciones contra la guerra. Invítame a una de la paz»! Ella tenía clara que su visión del mundo era paz y tenía que ser voz y/o presencia en todo lo que fuera manifestarla.

Vivir desde una visión implica cambiar tu manera de pensar, de actuar y de ver el mundo. Donde antes no hablabas, probablemente ahora lo hagas. Donde antes hablabas, tal vez ahora prefieres escuchar u observar. Tus actos comienzan a ser mucho más conscientes de que no sólo miran el beneficio que te producen a ti, sino a todos. Comienza un proceso de verte y ver todo como un entero y todos estamos conectados. Es curioso observar cómo los grandes líderes que han estado al frente de grandes movimientos en la humanidad, operaban desde la creencia de que «todos somos uno».

Vivir desde una visión implica estar dispuesto a pagar un precio. Si observas la historia, todo líder que ha declarado una visión de cambio, ha tenido pérdidas. En el momento en que decides tocar un instrumento, leer, crecer, desarrollar tu liderazgo, cambiar tus hábitos alimenticios o lugares donde frecuentas, no se hace esperar el familiar, el primo, el amigo o las personas que comienzan a decirte: ¿qué pasó contigo?, «la familia no es así», «no vas a llegar lejos», «no vas a cambiar el mundo», etc. Este camino puede ser solitario en ocasiones.

Vivir desde una visión implica manejar tus emociones de una manera diferente y mucho más sabia. Si miras el ejemplo que dejaron figuras como Ghandi, King, Jesucristo y otros más, observas que no dejaban de sentir, sino la manera en que manejaban sus emociones. ellos fueron los primeros ejemplos de inteligencia emocional. Era evidente su pasión viva por su visión, ya que creían fielmente en ella, pero a su vez el sentido de empatía, conexión, amor, justicia, rectitud y congruencia hacía que vieran las cosas con un alto nivel de claridad y objetividad. Aunque hubiese un alto nivel de tensión, dolor o enojo presente, para ellos era vital ser más grande que la emoción para poder ver la sabiduría del momento y poder ser objetivos ante ella para poder ser un canal.

Vivir desde una visión implica usar tus sentidos de manera trascendental. Una visión, en esencia, es ver algo que no puede verse con los ojos del cuerpo, sino con los ojos de la mente y del corazón. Por ende, requieres escuchar más allá de lo que escuchan otros, palpar las cosas con una sensibilidad especial, estar conectado, observar más que mirar, tener un olfato instintivo e intuitivo y saber que tus sentidos fueron dados no sólo para distinguir lo físico, sino para trascenderlos y ver el mundo metafísico, donde viven las visiones.

Suena como un gran desafío, y lo es, pero lo importante es que no se trata del premio, sino de la forma en que quieres caminar hacia el destino. Tener una visión es una manera de reconocer que eres humano, pero deseas usar tu humanidad para algo mucho más grande que tu y dejar algo que pueda recordarle a los que siguen, que pueden soñar y vivir una visión tan grande como su imaginación lo permita. Hoy te invito a que comiences a vivir desde la tuya.

Te invito a que compartas con alguien este blog. Regístrate en la página si no lo has hecho: www.jorgemelendez.com.mx, es gratis y no compartimos tus datos. Todos los lunes tenemos nuevo Anquiro Podcast en anchor.fm/jorgemelendez y cada jueves un nuevo episodio de Anquiro TV por YouTube, nos encuentras bajo Jorge Meléndez. ¡Gracias por sacar de tu tiempo para leer este blog! #vision #anquiro #crecimientopersonal #martinlutherking #madreteresadecalcutta #ghandi #jesucristo #mentalidad #futuro #responsabilidad

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: