fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Libera Tu Grandeza Y Tus Sueños

Libera tu grandeza y tus sueños

Estaba al borde de la quiebra. Deber tanto dinero que no sabía cómo iba a enfrentar mis acreedores, amigos, familiares y clientes. Recibir negativas de los bancos cuando más los necesitaba. Y teniendo buen crédito en las agencias de crédito.

La lista era larga. Fueron varios los eventos, los momentos y las situaciones. Debía. No supe manejar bien varias situaciones. Mi capacidad administrativa era pobre. Y, para completar, quería hacerlo solo, a mi manera y como siempre lo hacía. O sea, repleto de hábitos disfuncionales y tendencias que no me servían.

Me había dicho una y otra vez que no volvería a caer en lo mismo. Pero volvía a caer. Había buscado diferentes estrategias, pero nunca atendía la causa del problema. Y durante mucho tiempo pensaba que la raíz del mismo era una. Pero en realidad eran dos.

La primera era simple. Educarme. No en todo, pero sí en cosas específicas. Tanto en cómo manejar, administrar y realmente rodearme de las personas adecuadas para que mis negocios u oportunidades pudieran florecer y sentirme que estaba moviéndome en la dirección correcta.

La segunda no la enseñan. Se aprende. Puede ser una de las más difíciles de aprender, pero la más liberadora y que realmente te coloca en una lugar de honestidad y humildad.

Pedir apoyo. Ojo, no es lo mismo pedir apoyo que pedir ayuda. Una vez escuché esto y se me quedó grabado en el cerebro.

Ayuda se le da al que no puede o no tiene. Ayuda se da, lo pidan o no.

Apoyo se le da al que puede. Apoyo se brinda, y la persona no la necesita la pide por que es capaz de superar el reto que enfrenta. El reto es pedirla.

Jamás olvido cuando vivía uno de mis primeros momentos difíciles, cuando uno de mis primeros negocios estaba muriendo y debía más de 200 mil dólares. No veía solución. Ni de mis ingresos, ni de los bancos. Nada.

Hasta que tuve que ponerme los pantalones de niño grande, reconocer la manera en que mis creencias, actitudes, comportamientos y acciones me estaban llevando no sólo a seguir cavando un hoyo cada vez más grande, sino que seguía usando la pala para hacerlo más hondo.

¿Por qué pedir apoyo cuesta?

Requieres atravesar tu orgullo, la soberbia, la arrogancia, la prepotencia.

El yo no necesito a nadie y voy a demostrar que puedo hacerlo sólo.

Luego es superar la pena, la vergüenza, la humillación de reconocer que la regaste, te equivocaste y requieres tocar piso, no sé si fondo, y reconocer que la misma gente de la que te separas, es la que requieres seguir conectado.

Pedir apoyo implica ser humilde. Tomar responsabilidad. No meramente hacer compromisos con la gente que te apoya, sino hacer el más importante: COMPROMETERTE CONTIGO MISMO A NO SEGUIR SIENDO LA MISMA PERSONA.

Por eso mucha gente no pide apoyo. Prefiere vivir con la pena, la humillación, la vergüenza y el sentido de derrota o pérdida que superarla y lanzarte a descubrir tu mejor versión. Tú grandeza.

Si algo he aprendido es que solo no puedo hacerlo. Y no me refiero a sólo como una creencia de «no ser capaz» de lograrlo. Me refiero a que ningún negocio crece y/o se sostiene solo. Si no identificas a tiempo las personas que requieres tener cerca de ti (porque puedes ser tu peor gerente, administrador o jefe), puedes seguir repitiendo los mismos patrones toda tu vida. Y pagar el más alto de los precios: no vivir los sueños que mereces por querer ser el hombre o la mujer orquesta (el «todólogo»).

Tal vez la lección más grande de la vida para muchos no es aprender, sino pedir. Pedir porque puedes, porque mereces, porque eres capaz, porque eres suficiente, porque vales mucho.

Porque no requieres seguir haciendo todo sólo.

Estás conectado.

Eres parte de todo.

Y el Universo quiere que seas tu más alta versión y eso requiere elevar tu energía, tus pensamientos, tus creencias, tus acciones y, lo que más quieres: la manera en que vas a manifestar tus sueños.

¿Qué vas a hacer al respecto?

Pedir apoyo puede ser la puerta que libera tu grandeza y manifiesta tus más grandes sueños.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba