fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Lección De Reto, Adversidad Y Recibir

Lección de reto, adversidad y recibir

Ayer alguien me recordó el porqué los sacrificios, enfrentar la adversidad y dar todo lo que tengas de ti en el proceso es la razón por la que se hacen las cosas. Esta persona lo menos que estaba pensando, en este momento, es en obtener un premio de la competencia de la que va a ser parte. Ella está viviendo la parte más difícil de un proceso de entrenamiento y aprendiendo de lo que vive en ese momento. Esa es la más grande recompensa.

Ayer me encontré con una amiga. Ella está sumida en medio de uno de los procesos de entrenamiento más importantes de su nueva vida. Ella tuvo un sueño una vez a los 16 años, de ser una físico culturista, pero lo engavetó por diferentes razones por más de treinta a
ños. Hoy, a sus espectaculares 47 años, está viviendo ese sueño.

Nos encontramos para hablar de la vida y de varios procesos donde nos apoyamos mutuamente. Lo primero que hizo cuando nos sentamos a tomar un café fue «mi George (como me dice), sea como sea, me gustaría que este ratito que estemos juntos puedan apoyarme a soltar un poco de lo desgastada que estoy. Siento que lo he dado todo en este proceso de entrenamiento en el que estoy y no me queda nada».

En ese momento lo primero que pensé fue: «WAO, esto será un reto». Cuando una persona está en un entrenamiento de alto rendimiento, como en el que ella está, el nivel de enfoque es alto, los sentidos se agudizan ya que todo gira en torno a lo que hacen para lo que desean obtener. Está a poco más de dos semanas de estar en su competencia, así que todo lo que hace está muy bien delineado y pensado ya que no hay margen para perder tiempo o derrochar energía.

A parte de esta competencia, mi amiga tiene una consulta de nutrición y muchos asuntos adicionales que atender. Ahora mismo ella tiene un emprendimiento comercial, pero lo que no sabe es que ella se ha convertido en un emprendimiento también en este proceso. Para muchas personas que se suman a entrenar, ya sea en lucha, gimnasia, competencias de atletismo y demás, su proceso puede convertirse en su marca, en su historia, en su efecto diferenciador que hace que el mundo gravite hacia su persona, su producto, sus libros o lo que muestren al mundo.

Tener la oportunidad de estar cerca de una persona que este viviendo un proceso similar al de mi amiga es un verdadero privilegio. Observar sus comportamientos, sus tendencias, sus luchas, como manejan sus emociones, como enfrentan la vida EN ESTE PRECISO INSTANTE, es algo de lo que se puede aprender mucho.

Para algunas personas este proceso requiere ser uno aislado. Mientras menos ruido, personas o distracciones mejor. Otras prefieren tener voces, energía, cercanía con el mundo. Algunos prefieren tener un grupo selecto, definido y que saben qué hacer, cuándo hacerlo y de la manera en que prefieren hacerlo. Esto ocurre también en otros aspectos, como la música, la escritura, la danza y otras esferas.

Mi amiga se inclina más hacia ser parte del primero. Ella tiende a aislarse, a disfrutar su soledad, su espacio y tener la lucha y hacer las pases con los demonios que va a enfrentar (y que está enfrentando en este momento). Ella vivió este proceso una vez, pero ningún proceso es igual, por más parecido que sea. Si como persona siempre estamos cambiando, ningún proceso es igual (aunque conozcas las rutinas), ya que tu SER mostrará quien eres en ese momento.

En algún momento de la conversación le sugerí: «¿cómo sería que te dieras el permiso de reunir un grupo de amigos uno o dos días antes de irte para tu viaje? Decirles lo importante que son para ti. Agradecerles por tener paciencia contigo en estos tiempos que han sido tan importantes para ti. Decirles que todos van a estar contigo en el momento cuando comience tu competencia».

En ese momento mi amiga tuvo una liberación emocional. Pudo darse cuenta de que el aislamiento es su estilo de trabajo (lo que está bien), pero puede darse el permiso de contar con la presencia y el respaldo de sus amigos en un momento importante de su vida si lo incluye de manera creativa. Recibir en un momento cuando lo has dado todo, cuando lo has entregado todo, cuando no sabes lo que va a pasar, cuando el resultado este fuera de tus manos, puede ser el mejor regalo que puedes darte.

Ahí mismo el brillo en los ojos de mi amiga volvieron a lucir como dos astros en el cielo. Su energía volvió a elevarse. Ahí mismo fijó una fecha para reunirse con su círculo cercano. Ahora tenía dos fechas importantes: un día para recibir amor de sus amigos antes de irse y otro el día de su competencia. Esa puede ser su mejor arma secreta para la competencia: saber que cuando suba a la tarima; no está sola. Gracias Jud Romero por la gran lección de entrega y compromiso que me has dado.

¡Gracias por sacar de tu tiempo para leer este blog!

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.