Tú eres un coche de alta velocidad. Si no tomas en cuenta las señales de cuándo hacer un stop, puedes perder la oportunidad de llegar a donde más quieres.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Las Señales De Hacer Un «stop» En Tu Vida

Las señales de hacer un «stop» en tu vida

El semáforo estaba en amarillo, justo por pasar a rojo. Era el momento de pisar el acelerador y pasar el semáforo antes de que tuviera que esperar otros 3 a 5 minutos en lo que pudiera continuar mi viaje para llegar a una cita, para la cual ya iba tarde. Justo cuando pasaba el semáforo, que ya había cambiado a rojo, pensé que me había librado de esperar, suena una alarma de Policía. No me había dado cuenta que en un esquina estaba un coche estacionado y vió toda mi maniobra de «rápido y furioso».

Mientras el Policía se bajaba de su coche para pedirme mi licencia y el registro del vehículo, yo estaba pensando cuál sería mi defensa. Mi argumento era que el semáforo «todavía no estaba en rojo» cuando lo crucé. El oficial, muy calmado y muy preparado, me hizo una pregunta muy simple: ¿sabe porqué lo estoy deteniendo? Yo rápidamente le respondí que el semáforo no estaba en rojo y que no había incurrido en una infracción.

Cuando la defensa es irrelevante

Su respuesta fue algo a lo que no podía evitar o negar. «Lo estoy deteniendo por su manera de conducir, más que por lo que ocurrió. Mucha gente piensa o cree que cuando ve un semáforo amarillo quiere decir acelera que viene la roja, en vez de decir, ahora requiero tomar más precaución y detenerme. La gente no sabe la cantidad de accidentes que ocurren en ese instante por la prisa o el afán, que por pensar». Mi defensa era irrelevante ante lo que me decía el oficial.

Tenía toda la razón. Y le dije: «acepto lo que me dice y si eso merece que me expida el boleto, lo comprendo». Y me dió el boleto por la infracción. Fue un momento aleccionador que jamás olvido. Ese semáforo amarillo es representativo de muchas cosas en la vida. Especialmente, cuando tiene que ver con las emociones, la mente, reconocer dónde estoy en mi vida y aprender a hacer alto o pausas. Ya te diré porqué.

Saber hacer las paradas a tiempo

¿Alguna vez has visto una carrera de autos de alta velocidad? Me parece interesante la manera en que los conductores no sólo poseen los talentos y las habilidades de conducir coches a altas velocidades, sino tener que estar en comunicación con su equipo de «pit» (mecánicos, técnicos y de mantenimiento) a la vez. Si el conductor no evalúa sus condiciones y no hace las paradas a tiempo (pit stops), puede quedarse sin gasolina, se le pueden reventar sus neumáticos o hasta puede perder el tiempo que lleva de ventaja. Requiere ser estratégico y aprender a hacer sus paradas en el momento adecuado.

Imagínate por un momento que todos somos autos de alta velocidad, de alto rendimiento. ¿Qué tal si la vida, todos los días, pasamos por momentos donde nos está diciendo, es semáforo amarillo? ¿Qué pasa si la estrategia que estás usando no toma en cuenta lo que te dice tu coche (tu cuerpo, tu mente, tus emociones, tu espiritualidad, tu energía o tu bienestar) y por eso no llegas a donde quieres llegar? ¿Cuándo requieres hacer pausas para mirar realmente en qué condición se encuentran los elementos que pueden ser la gasolina, el aire, el sostén o la dirección que te sirve para llegar a donde realmente quieres llegar?

Hacer tus «pit stops»

Si algo he comenzado a ver de manera diferente, es la importancia de hacer paradas. Especialmente en estos tiempos. El año pasado, en agosto específicamente, algo me dijo que tenía que hacer un alto. Totalmente. Me miré al espejo me dije «requiero hacer algo conmigo y diferentes aspectos de mi bienestar». Eso desató una serie de acciones y la creación de nuevos hábitos que hoy han colocado mi vida en otro espacio.

Ayer estaba platicando con una persona me hizo ver algo muy importante. El semáforo amarillo. Aveces por la prisa de querer vivir o pasar ciertas etapas de vida, quiero pisar el acelerador. En otros, me quedo en el mismo lugar. Es como evitar sentir y procesar algo o quedarme dando vueltas en un mismo círculo de pensamiento que perpetúa una emoción y no la libero. Esta persona me decía: «tenemos que aprender a hacer el duelo del dolor». No quedarnos atorados en el dolor por el pensamiento de tristeza, culpa o pena, sino de mirar algo más grande si nos conectamos con nosotros mismos y liberamos el dolor.

Fue una plática en la que pude ver qué estaba pasando con mis emociones y de qué manera estaba encerrado en un circuito mental que no me permitía liberar la tristeza o el dolor y poder estar presente. Fue una especie de conexión con algo en mí que me permitió abrir un nuevo espacio de paz y tranquilidad. Pero tuve que estar dispuesto a tener a alguien que me dijera: semáforo amarillo, no aceleres, haz un alto. Luego, tuve que hacer la parada y darme el permiso de examinar lo que estaba pensando y sintiendo. Hacer un pit stop. Conectarme conmigo para poder liberar la emoción y no quedarme atrapado en ella. ¿Cuándo vas a bajar la velocidad en tus semáforos amarillos y hacer tus paradas de «pit» para aclarar tu mente y/o liberar las emociones que no te permiten moverte con la velocidad o la claridad que mereces?

La vida te dice que debes hacer un alto. ¿Estás tomando en cuenta los semáforos y las señales?

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: