fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Las Piezas Del Rompecabezas

Las piezas del rompecabezas

Desde que tengo uso de razón, yo tenía que encontrar (o lograr) algo que no tenía. Ya fuera tener las mejores calificaciones en la escuela, ser el mejor en la clase, ser el mejor hijo o alumno, llegar a donde otros no habían llegado. Toda búsqueda tenía una recompensa.

En el mundo profesional era algo muy similar. Lograr conseguir un buen empleo y volver al mismo ciclo escolar, pero ahora tenía una cara profesional: ser el mejor, el mejor pagado, llegar a ser jefe. Era como un ciclo interminable o repetitivo.

Lo mismo sucedía a nivel personal y emocional. Tenía que ser ejemplar, ser ese hombre ideal para poder atraer a esa chica especial para vivir esa vida ideal. Hacer la vida más llevadera para los dos. Ser el complemento de ella y ella del mío. Lo mismo con el dinero, la religión, el sexo y los sueños que pudiera tener en la vida. Busca lo que no tienes para que puedas ser lo que te falta.

«En búsqueda de las piezas del rompecabezas»

Gran parte de mi existencia la he dedicado a buscar esas piezas. Para ser totalmente transparente y honesto: ha sido una búsqueda en forma de dualidad. Por un lado he jugado el juego de la obediencia, de hacer las cosas que la norma social ha impuesto para lograr y alcanzar ciertas cosas. Por el otro, he sido el rebelde, el que ha querido hacer las cosas a su manera y con un grado de resistencia, ha buscado llegar al mismo lugar, pero de manera diferente.

¿Qué piezas sigues buscando?

El problema no es la pieza que buscaba, sino la razón por la que la buscaba. El tema de encontrar la chica no era la chica, sino lo que representaba: el amor. El objetivo del dinero no era el dinero, sino sentir seguridad, certeza o acceso a poder hacer lo que no puedes hacer. El sexo, bueno ni empecemos, ya que eso puede tener mil explicaciones, pero miremos que muchas veces el cubrir inseguridades y satisfacer el EGO era más importante que conocer lo que vive más allá del acto sexual.

El punto es que la búsqueda se tornó, en algunos casos, una interminable, agotadora e insatisfactoria. Nada era suficiente o nada era lo suficientemente bueno para cumplir con las expectativas o las condiciones impuestas a lo largo de la vida. (Si, porque los seres humanos nos hacemos más y más condicionales a medida de que vamos creciendo o madurando).

En otros casos se tornó frustrante, repleta de impotencia y de resignación. Era como si lo que buscaba cada vez era más y más evasivo, escurridizo o nunca aparecía. Era como si todo lo aprendido y esperado no sirvieron de nada para la expedición o para identificar lo buscado.

¿Cuál era el objetivo?

Hasta que algo sucedió. Un buen día comencé a encontrar, aparentemente, lo que llevaba tiempo buscando. Todo. Las cosas empezaron a darse. La chica, el empleo, el sexo, el dinero, la espiritualidad, el ser bueno o el mejor, etc. Justo cuando pensaba que el rompecabezas terminaba de armarse, en realidad comenzaba a descomponerse.

Las piezas que ahora yo tenía, y que pensaba que faltaban, no tenían la forma del rompecabezas. Eran piezas del rompecabezas, pero no del MIO. ¿Te ha pasado alguna vez que tienes una pieza de un rompecabezas en la mano y crees que debe ir en un lugar pero por más que lo intentas no encaja? Pero aún, no ves donde debes colocarlo tampoco, porque no puedes ver con claridad o detalle la imagen completa. Pues algo así.

Lo que representan las piezas

Ya no se trataba de lo que representaba la pieza. No se trata de amor, de la seguridad, de la claridad, de la profundidad o del entendimiento. El verdadero objetivo detrás de todo no era ir tras la pieza. La pieza no es la respuesta, sino la lección. El verdadero aprendizaje es sanar lo que crees que falta en ti mismo que buscas fuera.

¿Cuáles son las carencias que viven en mi que llevo años buscando fuera de mi? ¿Qué poder le he dado a esas piezas para olvidarme de mi y creer que van a completar el rompecabezas? ¿Cuáles son las lecciones que esperan ser descubiertas si sanas lo que está herido en ti? ¿Qué tal si ese rompecabezas que has querido completar no es (y nunca fue) el tuyo?

Las respuestas

Las piezas de mi rompecabezas no son las que busco fuera, sino las que sano dentro. Es identificar y ser honesto con mis carencias, con mis falencias, con lo que creo que debo «llenar», «buscar» o «completar» con algo externo. Si el camino siempre ha sido dentro, las piezas viven dentro. Para encontrarlas hay que escarbar, mirar, observar, aceptar, reconocer, sanar. La búsqueda es interna. La sanación es contigo mismo. El descubrimiento es personal (y colectivo a la vez). Reclamar tu libertad es el objetivo. ¿Qué vas a hacer para identificar tu rompecabezas y empezar a sanarlo para realmente empezar a montarlo?

Nota adicional: dos cosas. Hoy jueves 11 de marzo llevaré a cabo un Facebook Live de preguntas y respuestas abierto al mundo. Mucha gente me ha solicitado que lo haga para responder dudas, preguntas, inquietudes y lo que deseas saber que yo pueda servir de apoyo. Será a las 8:00 pm, hora de México. Puedes conectarte aquí https://facebook.com/jorgemelendezlc.

Recordatorio: la oferta tempranera del programa de «Mental Combat» se extiende hasta el 15 de marzo. Puedes saber más de este revolucionario e innovador programa aquí https://jorgemelendez.com.mx/mental-combat/.

¿Qué piezas del rompecabezas sigues buscando?

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: