fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Las Expectativas Del Crecimiento Personal

Las expectativas del crecimiento personal

¿Qué pasa cuando inviertes tiempo, dinero, energía, emociones y toda tu atención en algo? Esperas que algo suceda. Y sucede. El problema es que en ocasiones no sucede cómo, cuándo, dónde o de la manera en que tú quieres que suceda.

Eso pasa con los resultados en los proceso de aprendizaje. Es hora de ser totalmente honestos con nuestros procesos de crecimiento personal.

Ayer escribí sobre cómo mucha gente cree que el crecimiento y el desarrollo personal es como invertir en la bolsa de valores o en las inversiones «que te van a hacer millonario» en días, semanas o meses. Puedes leerlo aquí www.jorgemelendez.com.mx/bitcoin-y-el-crecimiento-personal/.

¿Cuál es la expectativa del trabajo?

Varias personas me escribieron comentarios sobre el tema, pero uno de los más interesantes me llegó de un gran amigo y colega coach. José López me escribió «¿cuál es la expectativa con la que hacemos el trabajo del desarrollo personal? Si la idea es auto conocernos, crecer, aprender y ser feliz…vamos bien. De lo contrario, si queremos ser millonarios y salir en las revistas de la próxima semana, el crecimiento personal puede ser un factor de apoyo, pero por ahí no es el asunto».

Ese es el punto del blog de hoy. Las expectativas que nos ponemos y las que tenemos ante los procesos en los que nos embarcamos en la vida. Especialmente cuando se trata del crecimiento personal y las expectativas que tenemos de sus resultados, en vez del proceso en sí mismo.

Veamos el contraste

Veamos un contraste. Un nadador quiere mejorar su tiempo en una carrera de natación. Contrata un coach para que lo observe, lo asesore y le diga lo que ve y las maneras que puede mejorar en su rendimiento para poder mejorar su tiempo en una competencia. Resultado: mejoró su tiempo.

Una persona quiere hacer más dinero. Lee un libro de cómo hacer más dinero, hace un curso de cómo hacer más dinero, busca un coach para hacer más dinero. Luego de meses de lectura, de estar en talleres y de recibir coaching, la persona hizo más dinero, pero al año se encuentra en la misma situación. ¿Funcionó el taller, el libro y el coaching?

¿Cuál es la diferencia entre los dos?

Las dos parecen situaciones similares: dos personas que quieren lograr u obtener algo que no tienen. Los dos buscan apoyo o recursos para lograrlo. Se embarcan en procesos e invierten recursos para aprender. Los dos logran, aparentemente, el objetivo. ¿Qué pasó?

El nadador tenía claro un objetivo. La persona que quiere hacer más dinero no. La persona quería un resultado, más que un objetivo. Esa diferencia parece pequeña, pero es muy significativa. Esto puede ser un momento revelador para ti si sigues y vas más allá de tu reacción o tus creencias.

El nadador entró en un proceso de mejora. Si no mejora su manera de pensar, de entrenar, de hacer las cosas y de seguirlas aplicando, nunca puede mejorar su tiempo, su rendimiento. La mentalidad de un nadador, si es serio y comprometido con su profesión, se enfoca en mejora continuamente.

La persona que quería hacer más dinero entra en un proceso de obtener lo que no tiene. Es un resultado. Suena parecido a primera vista, pero en tu mente no lo es. Es un objetivo a corto plazo, pero no implica necesariamente un cambio.

La persona puede hacer una o mil cosas para lograr el resultado (hacer más dinero), pero eso no implica que realmente entró en un proceso de mejora continua o de cambio en sus creencias, comportamientos y acciones. ¿Cuántas personas hacen dietas para lograr un objetivo a corto plazo y luego recuperan todo lo perdido en días?

¿Problema u oportunidad?

La diferencia más notable entre los dos es simple. Para el nadador mejorar su tiempo es una oportunidad. Para la persona que quiere hacer más dinero es una manera de solucionar un problema. Esta mañana leía algo muy revelador: «un problema existe sólo cuando no se puede solucionar. Tú piensas que has resuelto esta pregunta basada en el miedo, pero se sigue repitiendo de diferentes maneras».

Lo que nos trae al asunto de las expectativas. Muchas veces queremos hacer del trabajo de desarrollo o crecimiento personal, algo fragmentado o usar «lo que nos conviene para lo que nos conviene, cuando nos conviene». Puedes hacerlo, nadie te lo prohibe, pero no esperes concesiones o resultados completos de una entrega parcial o que se cumpla una expectativa.

Las condiciones con las que haces tu entrega al proceso hace condicional el resultado que recibes.

Como bien lo señaló José en su comentario: «¿cuál es la expectativa del trabajo de crecimiento personal?» Somos seres integrales y tenemos que estar dispuestos a integrar estos principios dentro de un proceso de mejora continua. No sólo como una solución en un área en específico o por un tiempo en específico.

Tal vez lo más relevador de todo es mirar el resultado y cuestionarte la manera en que estás aproximándote al proceso. ¿Quieres mejorar en todos los aspectos de tu vida o sólo quieres resolver un problema que se repite en un área de tu vida? Es muy probable que no hayas resuelto el problema de raíz y por eso se sigue reflejando en ese aspecto de tu vida. Las expectativas insatisfechas pueden ser una señal de que hay un problema que no has resuelto. Ese problema proviene del miedo. De lo que hablaremos mañana. Por el momento: ¿qué vas a hacer al respecto con tus expectativas?

Hora de ser honesto con nuestros procesos de crecimiento personal.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: