fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Las Dos Caras Del éxito

Las dos caras del éxito

Lo buscas o lo evades. Lo amas o lo odias. Lo atraes o lo repelas. Te inspira o te asusta. Así es el éxito y la relación que mucha gente tiene con él. ¿Qué relación tienes con el éxito en tu vida en este momento? ¿Es una que te empodera o es una que te paraliza y no te inspira?

Durante mucho tiempo en mi vida perseguí el éxito como alguien que busca una novia que no aparece y no aprecia la que tiene en las manos en ese momento. Fue una especie de búsqueda en un objetivo, en un fin, y no ver realmente lo que conllevaba desarrollar en mi para lograr un nivel de éxito.

A lo largo de mi vida como periodista, y ahora como coach, he podido ver la relación que mucha gente tiene con el éxito. He visto que aquellos que buscan un fin, un objetivo, puede pasar una de dos cosas: lo alcanzan y no se sienten satisfechos con lo que tienen o no lo alcanzan y viven frustrados porque creen que les falta algo en su vida.

Ahora, cuando una persona define un propósito de mejorar, de crecer y donde el objetivo no es alcanzar algo, sino en ser alguien el resultado es diferente: mira con gratitud y humildad lo que ha crecido y recibe lo que viene con el crecimiento. Si no ha logrado el nivel de crecimiento que desea, sabe que no ha trabajado lo suficiente y no culpa lo externo.

Estoy claro que para algunos esto va a sonar algo utópico, pero si miras la relación que tienes con el éxito, verás que tu respuesta tal vez se acerca a lo que acabas de leer. Una cosa es lo que tu crees, otra cosa es lo que practicas. Al final del día, tu eres lo que practicas, no lo que crees.

Veamos una situación muy común. ¿Porqué mucha gente se casa con su trabajo? Yo digo porque buscan un sentido de validación en lo que hacen y su trabajo es una manera de sentir una recompensa emocional por lo que hacen. En muchos casos he visto como no logran un nivel de satisfacción emocional en sus relaciones interpersonales (especialmente de pareja), buscan sustituirlo con el trabajo o un estilo de vida.

Anoche realizaba una sesión de coaching grupal y hablaba con varios profesionales donde el trabajo se convirtió en una especie de burbuja de protección. Donde se disfrutan tanto lo que hacen, que de manera inconsciente no ven cómo sus vidas comienzan a limitarse en otros aspectos.

Estemos claros, se paga un precio por tener éxito como por no tenerlo. Hay gente que no está dispuesta a arriesgarse, a estirarse, a salirse de los confines de lo que conoce y de no sacrificar lo que hoy tienen, aunque eso perpetúe una condición de escasez, limitación o carencia en sus vidas. Esto muchos lo van a rebatir, y está bien, dicen que si algo que te dicen te toca o te hace reaccionar, es porque requieres escucharlo o aprenderlo.

Otra cosa, éxito es un término relativo para cada persona. Todo el mundo siente un grado de satisfacción por algo que ha hecho o ha logrado. Algunos lo llaman éxito, otros lo llaman logro. Definamos éxito para tener un nivel de claridad en esta plática: algo que deseas lograr que NO has logrado al día de hoy que para alcanzarlo implicaría ser alguien que no conoces todavía y ser alguien que no has sido hasta este momento.

Algunos van a defender sus acciones por el éxito, otros van a decir que no van a hacer ciertas cosas para no afectar a los demás. Otros buscan el llamado equilibrio una vez han logrado un nivel de éxito, otros no están dispuesto a perder el que ya tienen por algo (bien sea material, emocional o espiritual) que pueda dañar a otra persona.

El punto no es qué esta bien o qué está mal, sino ¿qué relación tienes tú con el éxito hoy? No mires lo que has hecho, sino te invito a que mires lo que no has logrado que realmente quieres lograr que conllevaría ser alguien diferente para alcanzarlo. Cuidado con la respuesta, ya que de aquí a 5, 10 y 20 años verás la implicación que va a tener en tu vida.

¡Gracias por leer este blog! Te invito a que lo compartas con gente como tu que busca crecer, aprender y mejorar. #crecimientopersonal #anquiro #éxito #miedos #mentalidad #hábitos #blogger #romperbarreras #abundancia #valorarte

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: