Hay cuatro tipos de mudanzas, no sólo las físicas. Hay varias que merecemos hacer con frecuencia. Hora de saber cuáles son.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Las Cuatro Mudanzas Que Mereces Hacer

Las cuatro mudanzas que mereces hacer

De las cosas que no suelo disfrutar mucho hacer, es mudarme (trasteo como dicen en algunos países). No sé si esto se debe a que el primer recuerdo que tengo de mudarme fue uno doloroso. Era un niño de siete años y estaba por irme de un lugar que era una especie de burbuja protectora. Cuando vives en una base militar te sientes así. Como que estás en otro mundo, protegido de lo que sucede allá fuera.

Nos mudábamos del estado de Colorado a Puerto Rico. Mi padre se retiraba del Ejército de los Estados Unidos, después de haber servido por más de 20 años. Quería regresar a su tierra y estar cerca de su familia. Eso implicaba no sólo tomar la decisión, sino impactar la vida de siete personas por las que era responsable: mi madre y sus seis hijos.

Era despedirme de los únicos amigos que había tenido hasta ese momento, de la única escuela que había tenido, del único lugar que había conocido hasta ese momento. Al ser el menor de la familia, tuve que experimentar y ver en primera fila el impacto que este momento tuvo en mis hermanas y en mis hermanos mayores. Fue muy doloroso para ellos dejar atrás novias, novios, algunas mascotas, amigos y toda una forma de vida durante su adolescencia y pre-adultez.

¿Qué dicen las mudanzas de ti?

A partir de ese momento, las mudanzas han sido algo que evito. Las pospongo, las niego y dejo todo para último momento. Eso suele complicar mucho más las cosas y termino invirtiendo un mayor esfuerzo al momento de hacerlas. Pero más de lo que puede significar para mi y el efecto que tienen físicamente en mi persona, el punto de lo que quiero hablarte es: ¿qué mudanzas requieres hacer en este momento de tu vida?

Lo que es cierto de toda mudanza es que revela mucho. Puedes ver muchos comportamientos, costumbres, hábitos, tendencias y hasta actitudes. Comienzas a ver muchas cosas de ti. Lo que almacenas y guardas, lo que usas y no usas, lo que acumulas, lo que ya habías olvidado que tenías, lo que organizas o sigue desorganizado, en fin, de todo. Pero lo más importante, las mudanzas muestran tres cosas: cómo las enfrentas, lo que se siente hacerlas y lo que pueden representar de muchas maneras.

Muchos tipos de mudanza

Hay muchos tipos de mudanzas. Están las físicas: las que implican moverte de vivienda, tal vez de ciudad, de estado, de país o hasta de continente. Tal vez la vida te está diciendo que es el momento de dar el salto, de ver qué puedes enfrentar ese temor a lo desconocido, de tal vez no conocer a nadie en ese lugar y comenzar a echar raíces. Realmente,ente forjar una identidad en un lugar donde comienzas a dar tus primeros pasos y te sientes conectado con lo que sucede a tu alrededor. Un despertar.

Están las mudanzas emocionales. Las que requieren que mires las emociones que tienes guardadas, ocultas o acumuladas y requieres soltarlas, liberarlas o expresarlas. Cómo usas tus emociones o la manera en que vives reaccionando, sin elevar tu capacidad de respuesta. En fin, tal vez has estado viviendo en un lugar interior donde sólo conoces y observas cierto tipo de emociones y no otras.

Las mudanzas espirituales son vitales. El problema no es si crees en Dios o si no crees (aunque eso puede ser un problema porque sólo crees y no haces nada con la creencias), sino la manera en que dicha creencia le da valor a tu vida. Particularmente, en tu relación con un Ser Supremo. Si tu espacio espiritual no tiene movimiento, vida o presencia en tu vida, tal vez es hora de hacer una mudanza.

Ni hablar de las mudanzas mentales. Estas son de vital importancia. La manera en que nuestra mente ocupa tanto espacio en nuestra vida y la manera en que nuestra mente impacta la forma en que vivimos, hace indispensable hacer muchas a lo largo de la vida. Ayer le decía a una amiga que había aprendido que debemos limpiar nuestro colon y sistema intestinal por año, la cantidad de décadas cumplidas que tenemos. Ejemplo, si tengo 40 años, 4 limpiezas en un año. Si tienes 20, dos; 30, tres, y así sucesivamente. Yo digo que debemos hacer una mudanza mental cada 5 años. Revisar lo que vive allá arriba en la mente y mudarte a nuevos espacios.

Toda mudanza puede implicar muchas cosas. Despedirte de personas, de relaciones, de empleos, de lugares, de hábitos, de costumbres, de patrones de conducta, de actitudes y desprenderte de cosas que ya no requieren ocupar espacio (físico, mental, espiritual, emocional o energético) en tu vida. No digo que sean fáciles, cómodas o que el dolor no esté presente, pero la manera en que estés dispuesto a hacerlas dirá mucho de la forma en que has crecido. Recuerda, crecemos para ocupar nuevos espacios o detenemos el crecimiento y todo comienza a morir por estasis (falta de movimiento o circulación). ¿Qué vas a hacer al respecto?

Hay muchos tipos de mudanza. Hora de conocerlas. Ilustración: Mechi Zerbola.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: