fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
La Observación Y La Creatividad

La observación y la creatividad

«La vida es una batalla o un lucha», «Hay que aprender a sobrevivir», «Hasta la muerte», «Nunca te rindas», «Tienes que demostrarle al mundo que eres el mejor», «El matrimonio no es fácil». ¿Cuántas de estas frases has escuchado en tu vida alguna vez? ¿Cuántas salen de tu boca o viven en entre tus pensamientos?

Podría decirse que todas estas frases reflejan algún grado de nuestra realidad (ya sea individual o colectiva) y que podrían verse tanto de manera positiva o abundante o negativa y escasa. Lo cierto es que estas frases, especialmente dentro del contexto del mundo en el que vivimos, reflejan algo ineludible: el océano rojo en el que vivimos.

Ayer te dije que iba a escribir de este tema. Toda esta semana he estado hablando de la manera en que los profesionales independientes, emprendedores y personas que ofrecen productos y servicios (entre ellos los coaches) están buscando formas de sobrevivir o respirar en estos tiempos. Puedes leer el blog de ayer aquí (https://jorgemelendez.com.mx/el-agua-en-la-que-te-mueves/).

¿Cómo saltar de un océano a otro?

Hoy vamos a mirar la manera en que vivimos en este océano rojo y podemos transitar hacia uno azul. Primero, ¿qué es un océano rojo y qué es un azul? El rojo es un océano repleto de ofertas similares y donde la oferta supera por mucho la demanda y eso hace que todo el mundo compita por pagar menos. Veamos ejemplos de los dos océanos en acción.

Ejemplo 1: cuando comenzó la pandemia, los primeros que hicieron cubre bocas y supieron vender en números grandes, hicieron mucho dinero. Los que llegaron después, se encontraron que mover cubre bocas no era tan lucrativo. Los primeros que vieron el océano azul (despejado y sin tiburones en él) pudieron aprovecharse. Ya cuando el océano se hizo rojo (mucha oferta y no tanta demanda), el hacer dinero o aprovechar la oportunidad no era tan fácil. Este es un tipo de evento extraordinario (no sucede todos los días como lo es una pandemia, pero tiene oportunidades de capitalizarse).

Ejemplo 2: el mundo de las inversiones. Hay gente que aprende y conoce el mundo de las inversiones y busca oportunidades para hacerlo de manera asertiva y efectiva. Esto no es una garantía, ya que si le preguntas a personas que viven de invertir te dirán que fracasan muchas veces, ya que es un negocio de riesgos, pero de eso aprenden. Ellos aprenden a ver los océanos azules y buscan la manera de arriesgar e invertir antes de que el mundo lo haga y se convierta en un rojo.

Ejemplo 3: la industria en la que te mueves hoy. Son muy pocas las profesiones que no están saturadas hoy día. La gran mayoría de las profesiones viven en océanos rojos: mucha demanda (personas preparadas) y la oferta es inferior a la demanda. Esto obliga a los que determinan la oferta (los dueños de empresas o el mercado) a poner el precio que están dispuestos a pagar por la oferta. Por eso profesiones que invierten mucho en su preparación y mucho más en su educación ya no se compensados como antes (ejemplo, médicos, abogados, etc). Aquí caen los profesionales independientes (incluyendo los coaches) que son parte de un grupo grande que ofrece servicios o productos (oferta), pero la demanda mucha veces es definida por miedos y temores y no lo que realmente valen.

El espacio que todos buscamos y queremos

Ahora, ¿qué es un océano azul? Mejor aún, ¿cómo puedo aprender a identificar o reconocer un océano azul. El libro de «La estrategia del océano azul», que mencioné ayer, escrito por W. Chan Kim y Renée Mauborgne entra en detalle en la manera de hacerlo. Yo vengo hoy más decirte algo mucho más simple.

Un océano azul puede ser una fantasía en la mente del que desconfía, duda o no cree ni en sus propios talentos, su creatividad o en la gente. Algo que para él no es real, ya que sus temores, prejuicios o su nivel de escepticismo no le permite ver algo que puede convertirse en realidad, simplemente que no se ha manifestado todavía. Por otro lado, un océano azul puede ser una visión del futuro, de algo que no existe, pero puede ser traído a la realidad con visión, esfuerzo, pasión y mucha dedicación.

Un océano azul es un espacio donde vive la abundancia, ya que has creado algo diferente y has convertido un océano rojo en uno azul por la manera en que has creado una nueva categoría, oportunidad, producto o servicio. Veamos algunos ejemplos de océanos azules.

Ejemplo 1: Acabas de leer el de los cubre bocas en la pandemia. Hay gente que se dedica sólo eso. Observar y mirar las tendencias de compra de la gente y va lugares como China o el Lejano Oriente a hacer grandes cantidades de productos para venderlos en temporada. ¿Porqué existen juguetes o cosas que se convierten en tendencias? Alguien observó, se arriesgó, invirtió y se hizo viral (no tecnológicamente) económicamente. Así hay gente que hace eso para las épocas navideñas y otras más en el año. Lección: si observas y crees en tu creatividad e innovación, puedes crear un océano azul.

Ejemplo 2: ¿Cuántos diseñadores de computadoras existen? Ni idea, ni importa. Cuando Steve Jobs se propuso crear la Mac, lo hizo no pensando en hacer la computadora más económica, ni la más accesible, sino un producto que tuviera un atractivo diferente. No tenían un sistema operativo como PC (el más práctico y económico), sino uno nuevo, más complejo y el producto sería el más caro. ¿Qué pasó? Apple se convirtió el la empresa más poderosa de la industria. De visionaria a visión en acción. Desde sus computadoras, el IPOD, el IPHONE, el IPAD, etc. Lección: estás en un océano rojo pero si observas y crees en tu visión y tu innovación, puedes crear un océano azul.

Ejemplo 3: ¿Cómo es que personas que son parte de profesiones que viven en océanos rojos, logran crear un océano azul? Puedo darte ejemplos en muchos campos. Desde la comida (restaurantes hasta negocios de la calle), los zapatos, los negocios en internet, la ropa, la tecnología, el coaching, el arte y la agricultura hasta la ciencia y la literatura. El punto no es mencionar el ejemplo, sino enfatizar en el pensamiento que movió a la persona a tomar la decisión y el riesgo a hacerlo. Lección: algunos estuvieron años en su rubro trabajando y observaron un problema (u oportunidad) y dijeron, «yo sé la solución o por lo menos una forma diferente de cómo manejarlo». Otros observaron otros campos y dijeron: «esto no se esta haciendo y podría hacerse». Lo hicieron y su vida se transformó. Creyeron en su observación y su creatividad e innovación.

La lección para todos

Aquí hay una lección para todos. En algunos casos el trabajar en el océano rojo te lleva a observar lo que nadie esta haciendo y eso es el paso a crear un océano azul. En otros casos, tienes intereses fuera de tu campo y observas lo que puedes aportar a otro como una solución. Observar y creer en tu creatividad, ya sea por lo que ya haces o por lo que puedes aportar, es el primer paso hacia ver la posibilidad de moverte de un océano rojo a uno azul.

¿Cómo vas a observar el océano rojo en el que te mueves y usar esas observaciones para activar tu creatividad y tu innovación para lanzarte a ese océano azul que quieres, mereces y puedes crear? Mañana cerramos este tema hablando de estos factores. Un gran ejemplo de esto lo pudimos ver en la película «El Ultimo Samurai» (protagonizada por Tom Cruise) y la manera en que la observación lo liberó de sus demonios y hasta de la manera en que podía ver a sus enemigos o rivales.

En la observación viven dos grandes poderes: la creatividad y la innovación.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: