fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
La Diferencia Entre Ofrecer Y Dar

La diferencia entre ofrecer y dar

¡Qué aleccionador resulta cuando recibes respuestas cuando menos lo esperas! Especialmente cuando las respuestas muestran muchos de tus comportamientos inconscientes que atentaban contra tu mejor esfuerzo. Y cuando tienes la humildad necesaria para internalizar las lecciones, y no juzgarte por ello, no tiene precio.

Anoche tuve la oportunidad de escuchar una presentación de liderazgo que me dejó reflexionando mucho, especialmente sobre mí y diferentes momentos de mi vida. La presentadora habló de una distinción que me parece muy importante tomar en cuenta, especialmente en estos tiempos cuando la lluvia de ofertas y oportunidades se encuentra por todas partes.

Se trata de la diferencia entre ofrecer algo y dar de ti. En tiempos cuando muchos de nuestros amigos, familiares y de nuestros contactos en las redes sociales están buscando una segunda (o tercera) fuente de ingreso para sostener su estilo de vida, tener claridad sobre este tópico es bien importante. Son muchos los que ofrecen algo, pero pocos los que están dando algo de ellos en el ofrecimiento.

Ofrecer algo es fácil, es cómodo. Es mostrar algo que puede interesarle a la gente (o no), sin querer ser impositivo, pero la respuesta final no tiene genera emocionalidad, dado al sentido de pertenencia que tiene la persona que ofrece. Es como si no quisieras molestar a la gente con tu ofrecimiento y buscas de alguna manera cumplir con la tarea de que le ofreciste algo a varias personas. Ahora, ¿qué diste de ti en el ofrecimiento?

Ofrecer algo se refleja claramente en lo que hace la gente justo después de que toman la decisión de aceptar o rechazar tu ofrecimiento. Si la aceptan, muchas veces lo que deseabas es la recompensa, puede ser la comisión, el bono, o la respuesta en si y no darle el nivel de seguimiento, compromiso, desarrollo o acompañamiento que requiere la persona una vez hayan tomado la decisión.

¿Cuántas veces alguien ha sido tan bueno vendiéndote algo que resulta que jamás lo usas después que lo compras? ¿Cuántas veces has obtenido lo que has querido, en lo que sea, sólo para después de obtenerlo no le prestas el mismo nivel de importancia o ya no lo quieres? ¿Cuántas veces te has matriculado en un gimnasio o en algún tipo de clase, sólo para perder la inversión que hiciste al no sacarle provecho o no usarlo con la frecuencia que merece? ¿Porqué pasa esto? No estás dispuesto a dar de ti.

Dar de ti implica estar dispuesto a tener un grado de entrega emocional o un grado de vulnerabilidad en el proceso. Implica entrar a un espacio interno donde requieres ver cómo te relacionas contigo mismo primero, y cómo te relacionas con los demás. Vivimos en un mundo dominado por lo transaccional; yo te doy a ti en la medida en que tu me das a mi. Somos demasiado selectivo, condicionales, elitistas y vivimos con tanto miedo a ser rechazados o a vernos mal, que preferimos vernos bien y sólo ofrecer y no dar de nosotros.

Dar de ti es una oportunidad de entregarte a la gente por que lo importante no es el resultado, sino la relación. Dar de ti es una oportunidad de conocer al mundo y lo que realmente quiere y necesita, no lo que tu crees, asumes o presumes que la gente necesita. Dar de ti no es verte como el experto en algo, sino descubrir cómo la gente misma es experta en lo que realmente necesita y cómo podemos conectar con ello.

Dar de ti es lo que hace que aprendas de cada interacción y no lleves la cuenta de lo que obtienes de cada una de ellas. Dar de ti es tener claridad, certeza y confianza en quién eres y porqué haces lo que haces y no estar sujeto a la respuesta de la gente para justificar o sustentar lo que haces. Dar de ti es un llamado, no un impulso.

Anoche la presentación me sirvió para ver dónde en mi vida requiero matar la superficialidad (o la falta de entrega) y comenzar a darle a cada persona, especialmente en los aspectos que me cuesta hacerlo, todo lo que tengo para ofrecer. Si eres de los muchos profesionales independientes, emprendedores, empresarios o personas que ofrecen servicios, esta distinción puede ser una gran oportunidad para elevar la calidad de lo que compartes con el mundo. en la medida que des de ti, así obtendrás. ¿Cuándo comienzas? Me gustaría escuchar tus opiniones y/o comentarios sobre este tema.

¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog! Te invito a que lo compartas con gente como tu.

#crecimientopersonal #mentalidad #distinciones #dardemi #ofrecer #hábitos #abundancia #escasez #blogger #anquiro

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: