fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
La Diferencia Entre Hambre Y Necesidad

La diferencia entre hambre y necesidad

Si has visitado alguna vez un nutriólogo o especialista de nutrición y bienestar, es probable que hayas escuchado alguna vez: «hay veces que en realidad no tienes hambre, sino que es ansiedad». Mucha gente, por confundir uno con el otro y por no saber distinguirlo, come demás y puede tener problemas de sobrepeso o salud por ello.

Lo mismo pasa en la vida con dos aspectos importantes cuando queremos lanzarnos por algo nuevo. No es lo mismo tener hambre de crecer y desarrollarte que hacer las cosas por necesidad. Hay una gran diferencia entre hambre y necesidad. Lo digo porque lo he vivido y lo sigo viendo en mucha gente.

Todos tenemos necesidades y estas requieren ser provistas de alguna manera. Por lo general, si eres cabeza de familia, sostienes a tu familia, o vives solo pero te mantienes económicamente, tienes que ver que, semanal o mensualmente, puedas tener lo que se requiere para cubrir dichas necesidades.

Eso puede generar un sentido muy parecido a la ansiedad y el tener verdaderamente hambre. No somos las mismas personas cuando tenemos nuestras necesidades resueltas y cuando no tenemos para resolverlas. ¿Qué pasa cuando ya no tienes la necesidad del dinero, por que tus cosas están resueltas? Para muchos, ahí desaparece el hambre.

¿Cuál es la mejor manera de saber si realmente tienes hambre de crecer y realmente hacer realidad tu pasión de ser un emprendedor, un empresario, escribir un libro, tener una fundación, desarrollar tus productos y servicios o elevar tus habilidades a un nuevo nivel? Lo sigues haciendo tengas tus necesidades resueltas o cuando peor estás.

Si no trabajas en tu sueño porque «tengo otras prioridades o necesidades en este momento», no tienes el hambre. Si no trabajas en tu sueño porque «tengo que poner todo mi esfuerzo y mi atención en mis necesidades que son más importantes», no tienes hambre tampoco. El que tiene hambre trabaja en su sueño, en su habilidad, en su emprendimiento o en lo que sea, no importa si sus necesidades están resueltas o no tiene para resolverlas.

El hambre es más importante que la necesidad. Si vas a desarrollar lo que sea, sacas 10 minutos o 1 una hora todos los días, no importa lo que tengas o no tengas, lo que esté pasando o no esté pasando. Es como una cuasi obsesión, compulsión, necesidad imperiosa interna de trabajar algo todos los días hacia ser mejor, crecer, elevarte y entrar en un espacio donde no buscas la aprobación, sino la liberación.

El dinero no es lo que te mueve, sino la pasión, ese deseo ardiente que vive en ti a decir que esto no puede morir dentro de ti. Todos los días quieres acercarte a algo que refleje tu versión elevada que refleja tus sueños. Hoy leía algo que decía; si te detectaran una enfermedad terminal y tuvieras una semana de vida: ¿qué harías hoy y en esta semana que nunca hiciste? Ahí saldría el hambre, no la necesidad.

El hambre de vivir tu sueño no puede ser seducido por el dinero o la necesidad. Si lo es, ya no es tu sueño, sino una necesidad. Esa ansiedad que te lleva a comer cuando en realidad no tenías que comer. No digo que el dinero no es importante, pero me refiero a lo que es expresar tu sueño, tu misión y hacerlo tu estilo de vida. Ayer escuchaba un podcast donde decían: «no hagas las cosas por tener más, sino por ser más, dar más y agregar más valor a los demás».

Hoy tus acciones pueden estar motivadas por el hambre o la necesidad. La primera no termina, es un proceso y es un desafío. La segunda termina en el momento en que llega tu somnífero preferido: dinero, pareja, distracción, drama, familia o lo que puedas usar de excusa para no vivir tu sueño. ¿Hambre o necesidad? Elige sabiamente, ya que tus sueños y tu misión de vida dependen de ello.

¡Gracias por sacar de tus tiempo y leer este blog!

#crecimientopersonal #sueños #hambre #abundancia #escasez #blogger #anquiro #determinación #persistencia #necesidad

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.