La mente, las emociones y la espiritualidad son parte de la nueva condición física del futuro. Hora de incluir esto temas en tu realidad.
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
La Condición Física Del Futuro

La condición física del futuro

Salud mental. Bienestar emocional y/o mental. Nutrición espiritual. Manejo de ansiedad y estrés. Horarios y calidad de descanso. Desgaste o fatiga mental. Algunos de estos términos es muy probable que los conozcas o los hayas escuchado; otros probablemente no. Acostúmbrate, ya que van a ser parte de la salud y condición física del futuro. En muchos casos, ya lo es.

Durante mucho tiempo se hablaba de la condición física, fortaleza, la alimentación, el régimen de ejercicios, disciplina y muchos otros términos. En gran sentido, eso no ha cambiado. Todavía seguimos viendo al mundo como parte de la sobrevivencia del más fuerte. Lo que está cambiando es la manera en que ahora no podemos seguir viendo los mismos indicadores para determinar el potencial o la productividad de una persona.

Explorar un poco más

Hace unas semanas escribí un blog donde hablaba de este tema (https://jorgemelendez.com.mx/hazte-amigo-te-tu-salud-mental/). En ese blog hice la distinción entre salud mental y bienestar mental. Una cosa es evitar enfermarte y otra cosa es vivir de manera preventiva conociendo e identificando las señales que pueden quitarle poder y fuerza a tu mente. Exploremos un poco más.

Desde que entré en mi crisis existencial, algo que he comenzado a examinar con más auto-empatía, ternura y cariño, es la manera en que me aproximo a tener conversaciones de muchos aspectos. Empezando conmigo mismo. Especialmente las que tienen que ver con la mente, las emociones, el descanso, la productividad, las expectativas y el desconocimiento. Mucha gente suele asociar estos temas con ciertos juicios, clasificaciones y/o etiquetas. Esto es producto más de la ignorancia y el desconocimiento, que el reconocimiento.

Lo que nos decimos por la programación

Estamos tan programados, condicionados y hasta dogmatizados a «tener que producir», «tienes que hacer», «tienes que demostrar», «a cierta edad debes tener esto o haber logrado aquello», «no puedes mostrar o decir esto», «esto es símbolo de debilidad», etc. Estas frases constantemente que nos decimos no permiten que salga a la superficie lo más importante: qué sientes, qué realmente crees, de quién es ese pensamiento en realidad y lo que realmente quieres hacer. Por querer alcanzar esos estándares, expectativas o símbolos sociales, perdemos contacto con lo más importante: lo que dicen tus indicadores internos, los que más cuentan.

Una de las primeras cosas que me dije cuando comencé a entrar en este periodo de reflexión profunda fue: «quiero descansar. Si eso implica desconectarme del mundo por lo menos por un año en muchos aspectos lo haré. No importa lo que tenga que detener, decir no, hacer un alto o simplemente dejar pasar en este momento. No quiero estrés negativo en mi vida». Enfatizo negativo, ya que el estrés es inevitable en la vida. Tu puedes elegir el tipo de estrés al que deseas enfrentar. No es lo mismo vivir con estrés de cumplir con una serie de responsabilidades haciendo algo que no te gusta o disfrutas hacer, que cumplir con un compromiso que te inspira, emociona y eleva tus habilidades.

Las conversaciones comienzan contigo

Lo primero que he tenido que estar dispuesto a hacer, es mirar aspectos de mi mente y mis emociones que tal vez en el pasado abordaba de manera superficial, racial, ignorante, arrogante y sin mucha profundidad. Ahora comienzo con preguntar-me. Realmente mirar, escuchar, aceptar y sostener estas conversaciones conmigo. Y tenerlas abiertamente con otros. Si algo ha mostrado esta Pandemia es que la salud y el bienestar mental no puede ser un tabú. Basta ya de no hablar de un tema donde radica mucho de lo que somos. En la mente comienza todo. Y, más importante, impacta todo.

Si algo quiero dejarte hoy es la pregunta: ¿qué tipo de conversaciones estás teniendo contigo mismo sobre tu bienestar mental o los diferentes aspectos que impactan la calidad de tu vida? ¿Con quien te estás dando permiso de platicar sobre tu mente, tus emociones, tu calidad de descanso, el manejo de estrés o la ansiedad o si no te sientes pleno con tu vida? El punto no es concluir si estoy bien o no de la cabeza, como decían muchos en el pasado.

El objetivo es: ¿cómo puedes mejorar la calidad de tu vida, elevar tu bienestar mental y otros indicadores que dicen más cómo te sientes contigo mismo mientras vives la vida? Por estar tan ocupados con alcanzar los símbolos sociales o las metas que queremos, no tomamos en cuenta lo más importante: la condición de la persona mientras lo está haciendo. ¿De qué te sirve llegar a la meta y descubrir que estás roto por dentro?

La condición física del futuro incluye la mente, las emociones y la espiritualidad.

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: