fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
La Alquimia Y La Oración

La alquimia y la oración

Este fin de semana descubrí algo muy significativo. No se orar. Si, algo que parece tan simple y una costumbre tan antigua como la historia del hombre, me percaté que no tenía los elementos puestos en el orden correcto para que fuera eficaz y pudiera producir valor.

No tengo la menor duda de que las palabras tienen poder. Estoy claro que tienen poder porque son una expresión de la energía y del espacio que vive en cada uno de nosotros y en todo el Universo. Es más, son la forma primaria en que podemos comenzar a relacionarnos con todo.

Tu sabes cuando dices algo por decirlo. Cuando de tu boca sale algo y no esta conectado con tu corazón o con tu esencia. Cuando tus palabras quieren convencer pero carecen del poder de la autenticidad o de la convicción para realmente penetrar al corazón del que las escucha.

Yo puedo darme cuenta cuando mis palabras no son auténticas. Cuando no son genuinas o no cargan el peso de la emoción para que rompan el velo de la duda o tengan la credibilidad para generar la acción adecuada en el otro lado.

Pues este fin de semana pude comprender que orar es como una especie de ecualización interna contigo mismo. Si tu quieres ser escuchado, requieres alinear tu mente, tu corazón, tu energía y tus palabras en una misma melodía.

No es lo mismo pedir desde la carencia que desde la fe o la certeza de que abunda lo que quieres. No es lo mismo pedir desde la súplica, la conmiseración o la súplica que pedir desde la afirmación, la claridad y la convicción que el Universo (o la forma en que denominas a tu Ser Supremo) te dará lo que quieres.

Yo había aprendido a orar por lo que me habían enseñado mis padres y mi primera formación católica cuando daba mis primeros pasos en mi camino hacia una espiritualidad. Esa formación es más parte de un hábito, de un ritual y de repetir en automático una serie de oraciones. Orar no es un acto ocasional para una situación particular, sino una consciencia consciente en un acto consistente para una vida extraordinaria.

El problema no son las oraciones, sino la mentalidad con las que las llevas a cabo. Si no trabajas con ella, las oraciones carecen de poder, de fuerza. De fe. Son plegarias o pedidos que pueden hacerse desconectadas de tu ser, de tu corazón y de lo más importante: lo que realmente quieres. Por eso no son escuchadas.

¿Qué es la oración?

Aprendí una definición de oración que se quedará conmigo por el resto de mi eternidad. «La oración es pensamiento creativo de alto nivel cuando oramos de manera efectiva. Cuando se trata de oración constructiva y positiva».

«Pensamiento creativo de alto nivel», es la frase que procuro grabar en todas las mentes que tengo: consciente, inconsciente y/o supraconsciente. Es recordar que la palabra tiene poder y cuando ese poder es dirigido de manera ecualizada, entiéndase pedir lo que quiero (no lo que deseo), uniendo la mente, el corazón, mi ser, mi energía y lo creo firmemente (con FE y convicción), te será dado.

El problema, por lo menos para mi, de no saber orar es que no importa lo bonito que sean las palabras o lo importante que pueda ser la intención, si no hay conexión en todos los sentidos, no es escuchada. Si yo pido por lo que no tengo (la carencia), pero no cambio mi mente con respecto a ella, mis oraciones no van a ser escuchadas.

Hasta que no cambies tu mente, tus oraciones no van a ser escuchadas.

Cambia tu mente, cambia todo. Transforma tu vida, cambiando tu mente. Cambia tu relación con el poder que tienen las palabras (especialmente en forma de pensamientos), verás el poder que tendrás en tu vida. Si renuevas tus pensamientos, tu mente se altera. Una mente alterada, ve, piensa, ora y pide de otra manera.

Cuando pides porque mereces, porque crees en que serás escuchado y porque crees que hay suficiente para todos, tus oraciones serían concedidas.

Si crees que te hablo desde una perspectiva religiosa, dogmática o inclinada hacia dirigirte a algo, te invito a que dejes de leer este escrito y hazte un favor. Busca el impacto que la ciencia ha descubierto que posee la energía, el poder del pensamiento y el lenguaje en la realidad de todo ser humano y verás porqué hoy escribo esto.

Personalmente, estoy claro que si no desarrollo mi lado espiritual, ¿de qué me sirve todo el conocimiento? Si no puedo ver el mundo desde una perspectiva «más allá de lo físico» no puedo descubrir respuestas. Es más, todo lo que hoy veo en el mundo físico, hubo una vez que no era más que energía, espacio en formas sutiles y estas comenzaron a tomar forma.

La oración es la pieza que comienza el proceso de la alquimia. Creer en la palabra. En el poder que posee la palabra. El que vive en tus pensamientos. El poder de la mente. Creer en lo que puede crear la palabra cuando se alinea la mente, el corazón y la energía en un pedido.

Sí, este fin de semana aprendí a orar. Qué bueno que lo aprendí a tiempo. Puedo accesar muchos aspectos de quién soy, y quien quiero ser, en ponerlos al servicio. Fue una lección que me sirve para seguir viendo las brechas que existen en mi mente, en mi espiritualidad y en mi camino de vida para ser un ser humano mucho más completo y apto para servir. Mañana compartiré sobre la importancia de cómo pedir en la oración. ¿Qué vas a hacer tú al respecto de tu manera de orar?

human hand
La oración es «pensamiento creativo de alto nivel».

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
A %d blogueros les gusta esto: