fbpx
Saltear al contenido principal
+52 (55) 1139-2095 contacto@jorgemelendez.com.mx
Juzgar O Amar: Elige Sabiamente

Juzgar o amar: elige sabiamente

En mi país hay un dicho que dice: «palo si bogas y palo si no bogas». Si hablas puede ser malo y si no hablas puede ser peor. «Prefiero no abrir la boca, porque cuando lo hago, suelo ofender a la gente y, muchas veces, no lo hago de la mejor manera», me dice mucha gente en talleres y sesiones de coaching. «En estos tiempos, hay que tener cuidado dónde, cuándo y con quién abres la boca porque te puedes meter en problemas», dicen muchos.

Vivimos en tiempos desafiantes. En algunos lugares más que en otros. Opinar te puede costar mucho. No hablar te puede costar más, aunque aparentemente luzcas protegido y a salvo. Hay gente que prefiere evitar la confrontación o los conflictos. Hay gente que vive de ello. Lo cierto es que hoy todos tenemos una forma de pensar y de expresar (o no) eso que pensamos.

Somos creadores de contenido en todo momento. No importa si estás en las redes sociales o no. Todos pensamos, opinamos, debatimos, criticamos, juzgamos, pensamos y tenemos algo que decir sobre muchas cosas que pasan a nuestro alrededor. El punto es: ¿qué plataforma utilizas para ser escuchado? Cuando me refiero a plataforma, no sólo quiero implicar a los jugadores principales: radio, prensa, televisión y redes sociales, sino el alcance que tiene lo que dices.

En mi caso en particular, tuve que aprender una lección muy dura en carne propia. Cuando era periodista de música, mi función era dar a conocer mi opinión sobre el trabajo de diferentes artistas. Ya fueran sus grabaciones, sus conciertos y la manera en que su arte pudiera impactar a la comunidad. Ahora, cuando comenzaba a conocer el ser humano detrás de la plataforma del artista, tenía que ver sus imperfecciones, sus incongruencias, sus falencias, sus adicciones, sus carencias, sus temores y mucho más. Reconozco que en algunas ocasiones terminaba desilusionado del artista y del ser humano.

En otras ocasiones, aprendía cosas que me llevaban a ver el ser humano detrás del artista de forma mucho más honesta, clara y admirable, que me elevaban el sentido de admiración, respeto y empatía por su trabajo y su vida. En fin, era aprender a ver la gente por lo que son, no por lo que yo creo que son. Además, una cosa es ver el artista y lo que dice y otra cosa es el ser humano y su proceso de vida.

Eso nos incluye a todos, y me incluyo. Como dice muchas veces el propio Seth Godin, uno de mis mentores: «somos hipócritas. Tenemos una plataforma para expresar cosas y la gente lo cree y lo consume (o no), pero en realidad no somos perfectos». Personalmente, he vivido muchas imperfecciones en mi vida. Desde divorcios, mentiras, engaños y miedos. Muchos los he superado, otros sigo en proceso de aprender y crecer de ellos. Yo no vendo perfección, sino aprender y compartir el espejo humano que todos somos.

Todos tenemos algo que decir. Puede ser personal. Puede ser una injusticia. Puede ser un llamado. Puede ser un talento. Puede ser algo que deseas aportar. Puede ser ficción. Puede ser real. El punto es decirlo. No decirlo puede quitarte. Puede restarte. Puede matarte. El punto es la forma en que eliges decirlo para ser escuchado y que pueda aportar valor a la mayor cantidad de personas.

Por ejemplo, el 9 de marzo hay un Paro Nacional en México llamado «UN DIA SIN NOSOTRAS» por la manera en que las mujeres dicen basta a los feminicidios, al abuso, a las injusticias y la desigualdad ante la mujer. Ese día se pide que ninguna mujer esté en ningún lugar público, sino en su casa. Una forma de manifestación pacífica para mostrar el poder, la fuerza, la presencia y la importancia que tiene la mujer en la sociedad. Otros pueden pensar que lo mejor es salir a la calle (aunque ahí es dónde desaparecen).

En Puerto Rico, el país está todavía alarmado por la manera tan denigrante, abusiva y violente en que mataron a una mujer transgénero llamada Alexa. Así hay cientos de casos diario en el mundo que pasan inadvertidos y nadie lo sabe. Cuántos niños, jóvenes y adultos son atacados con bullying, agredidos y hasta asesinados por tener una preferencia sexual diferente o porque son parte de la comunidad transgénero. Eso también se extiende a otros grupos, como las condiciones mentales y la depresión.

Ahora mismo René Pérez, fundador del grupo Calle 13, actualmente le dicen Residente, acaba de lanzar al mercado una canción titulada «René». Dicha canción, que es un testimonio personal de los demonios personales que ha vivido René a lo largo de su vida (entre ellos la depresión, el insomnio, el estrés, el abuso del alcohol y mucho más), está siendo vista por algunos sectores como «una manera de llamar la atención» por el artista y muchos no ven el mensaje que tiene para todos.

Como René ha sido muy vocal con sus posturas políticas y sociales, mucha gente ahora juzga, demerita o invalida el mensaje por sus posturas personales y no ven qué valor puede tener para muchos. (Ni comencemos por decir la manera en que es un reflejo de lo que vivimos como país, comunidad o en el mundo). Mi blog no es un endoso a las posturas políticas de René, sino una manera de que miremos el mensaje, aunque algunos quieran matar al mensajero.

Aquí la dicotomía del asunto. Queremos que la gente hable, por los muchos que no lo hacen. Queremos que la gente no hable, por la manera en que lo dicen. ¿Cuántos ya han muerto por no hablar? Si lo miramos desde el punto de vista artístico, podemos señalar figuras como Heath Ledger, Seymour Phillip Hoffman, Robin Williams, Michael Jackson, George Michael y Whitney Houston, por mencionar algunos. Personas con grandes plataformas, pero con demonios que no podían decir o liberar. Imagínate los que no tienen una plataforma y los que tienen cerca no captan las señales, no escuchan su dolor o no logran conectarse con su esencia. Ahí René puede estar abriendo un canal para muchos que no se atreven, especialmente en tiempos donde hay que ser macho y «los machos no lloran».

Cada persona, sea artista o no, tiene derecho a expresarse y decir lo que piensa o lo que prefiere. Lo digamos públicamente o no, nuestras preferencias, creencias o posturas traen una consecuencia. Siempre vamos a pagar un precio, sea buena o no la decisión. Triste es ver como muchos mueren y no vemos las señales. El punto es que ahora mismo puedes tener cerca de ti alguien que desea ser escuchado, alguien que requiere un poco de empatía de tu parte y que tal vez lo más importante es sentirse escuchado. Tal vez esa persona eres tú. Yo estoy dispuesto a escucharte, si no encuentras a alguien cerca o no te atreves a hacerlo.

Llegó la oportunidad de soltar las posturas o posiciones. Es momento de conectar con el ser humano que tenemos al lado y/o darnos el permiso de humanizarnos por un momento y soltar las apariencias, soltar las armaduras, soltar el qué dirán y darnos el permiso de liberar lo que venimos cargando que ya no nos sirve. Podrías salvarle la vida a alguien. Tal vez la tuya.

¡Gracias por sacar de tu tiempo y leer este blog!

#crecimientopersonal #mentalidad #saludmental #aceptación #renépérez #residente #blogger #anquiro #comunicación #undíasinnosotras

Jorge Meléndez

Jorge Meléndez, es un Coach Certificado de John Maxwell y tiene un Diplomado de Coaching Ontológico de la UNAM.

Con más de 23 años de experiencia, como generador de abundancia y diseñador de propósitos personales y empresariales, ha logrado que, más de 200 mil personas en más de 30 países del mundo, descubran y alcancen su grandeza a través de talleres y mentorías que cambian la manera de pensar para alcanzar metas y sueños.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Participa de la conversación dejando un comentario

Volver arriba
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.
Suscríbete para recibir GRATIS mi eBook «¿EMPRENDER después de los 40?»
Recibirás también, cada domingo el Boletín Exclusivo «Domingos de Descubrimiento» y te avisaremos cuando publiquemos contenido nuevo en el blog y en les redes sociales de Jorge Meléndez.